Si algo fallaba, no era en ataque

26

Tres entrenadores diferentes y otros tantos jugadores inamovibles en la zona ofensiva herculina. Pizzi, Bruno Gama y Riki se han vuelto a consolidar como los futbolistas con más partidos del equipo.

Al margen de la mejoría anímica que supuso la reciente llegada de Fernando Vázquez al Deportivo de La Coruña, nadie duda que los resultados no son los que hubiese firmado la hinchada blanquiazul tras la victoria por 2-0 en la primera jornada liguera frente a Osasuna. Muchas cosas han cambiado desde entonces, tanto en el banquillo como en prácticamente todas las zonas del campo, portería incluida. Sin embargo, donde ninguno de los tres preparadores que ha tenido la escuadra coruñesa ha dudado ha sido en el triángulo ofensivo titular. Arrancaron la campaña Bruno Gama, Pizzi e Iván Sánchez Rico ‘Riki’ y, 28 duelos después, todos ellos se mantienen inamovibles del once titular.

De hecho, sin ir más lejos, son los tres futbolistas que más partidos han disputado en lo que va de curso futbolístico con la casaca deportivista, con 28, 26 y 27 encuentros respectivamente. El resucitado olfato goleador de Riki ha coincidido con la desaparición de sus repetidas molestias físicas. Además, la alternativa del portugués Nelson Oliveira no ha sido tan eficaz como se presuponía, por lo que el ariete madrileño solamente se ha perdido un partido, y por prevención para poder alcanzar los decisivos choques ante Celta, Mallorca y Zaragoza en plenitud de condiciones.

Si el de Aranjuez mira hacia ambos lados, encontrará la dupla habitual compuesta por Bruno y Pizzi. El primero ya demostró sus virtudes el año anterior al convertirse en uno de los puntales del retorno coruñés a Primera División, mientras que el segundo se ha erigido como el fichaje más rentable, de todos los que llegaron al combinado presidido por Augusto César Lendoiro este verano. El jugador cedido por el Atlético de Madrid ha aportado cuatro asistencias y siete goles, a lo que hay que añadir el mérito de haberse convertido en el indiscutible lanzador de golpes francos del equipo.

Con el recuperado Diogo Salomão como alternativa en el banquillo de suplentes y el acompañamiento de Juan Carlos Valerón en la mediapunta, parece claro que las esperanzas de salvación del Deportivo pasan por el acierto que tengan estos futbolistas en la decena de partidos que restan del campeonato doméstico.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.