Tino Fernández: “Ojalá Pepe Mel se consolide. Pero si tenemos que cambiar, seguiremos cambiando”

34

Como no podía ser de otra manera, Tino Fernández no solo analizó la situación actual que atraviesa el Deportivo en el plano social, sino que también dedicó gran parte de su comparecencia en el III Foro Radio Coruña a hablar sobre distintos temas relacionados con el ámbito meramente deportivo. Los últimos movimientos llevados a cabo en el mercado estival, la cantera, el cambio de modelo experimentado por el fútbol europeo o la inestabilidad vivida en el banquillo blanquiazul en los últimos años fueron algunos de los temas tratados por el máximo mandatario de la entidad herculina.

Precisamente la falta de estabilidad en el banquillo del primer equipo fue uno de los temas sobre los que Tino Fernández habló con mayor claridad. “No hemos tenido suerte en que se haya podido consolidar ninguno. Ojalá sea Pepe Mel. Pero si tenemos que cambiar, seguiremos cambiando”, aseguró al mismo tiempo que quiso restar trascendencia a este tipo de decisiones. “No lo veo como un drama. No hay que tener ningún miedo. Si hay que cambiar, se cambia”.

Durante lo que va de mandato son ya cuatro los entrenadores destituidos por el actual consejo de administración, pero todos ellos en circunstancias muy distintas. “El único ultimátum fue a Víctor Fernández antes del partido con el Córdoba”, recordó un Tino Fernández que reconoció que la decisión más difícil de tomar había sido la de prescindir de los servicios de Gaizka Garitano. “Nos dolió mucho el cese de Gaizka. El 4-0 con el Leganés fue un partido en que se desmontó todo”.

Otro de los asuntos tratados durante el acto fue la gran limitación económica con la que se ha visto obligada a trabajar la dirección deportiva y los últimos movimientos llevados a cabo en el reciente mercado estival. “En los últimos tres años y medio la inversión neta en la compra de futbolistas es de menos de ocho millones de euros gracias a las ventas de Lucas y Pablo Insua”. Es por ello que no desaprovechó la oportunidad de ensalzar la labor de la secretaría técnica al tiempo que desvelaba algunos detalles sobre la llegada de los dos últimos refuerzos de este verano. “Por Lucas no podíamos pagar más así que tuvimos que cambiar de persona y de formas, y lo del portero fue una gestión espectacular de Richard gracias a su relación con Gino Pozzo, porque para nada teníamos acceso a un portero del nivel de Pantilimon”, admitió el máximo mandatario del Deportivo.

Las estrecheces económicas del Deportivo contrastan con el nuevo modelo futbolístico que se ha apoderado del fútbol europeo, un modelo que despierta dudas en un Tino Fernández que puso como ejemplo al PSG. “Mientras que se genere no tiene que haber problema, pero es que en el caso del PSG se trata de dinero de un Estado. Ya veremos cuál es ese esfuerzo si no obtienen resultados. Nadie pone dinero a cambio de nada. La gente que invierte intenta rentabilizar el dinero”.

Pese a la actual coyuntura, en opinión del presidente blanquiazul “el club es viable con el modelo actual”, aunque admitió que “vamos a contracorriente y todo va a depender de la evolución del propio fútbol”. Esas diferencias de presupuestos acaban reflejándose en el terreno de juego, algo de lo que se lamentó. “Es muy difícil que teniendo 120 millones le ganes a equipos con 400 o 500”.

Pese al mal arranque de temporada, se mostró muy optimista. “Le digo a la gente que esté animada y tranquila, porque tenemos muy buen equipo. Estoy absolutamente seguro de que el Deportivo no va a bajar” fueron sus palabras antes de fijarse como objetivo que “este equipo tiene que luchar por ser el 10 o 11”. Sin embargo, fue muy crítico con la imagen ofrecida el pasado domingo ante la Real Sociedad, algo que espera no vuelva a repetirse. “Nos cogieron en las patatas. Tiene que haber mucha más tensión, nos llegan muy fácil. El cuarto gol de la Real es de risa”.

En otro orden de cosas, también salieron a relucir las consecuencias que pueden acarrear los comportamiento de algunos jugadores y su actividad en las redes sociales. Sobre esto último reconoció haber hablado con Fede Cartabia y Bakkali tras la polémica surgida días atrás, aunque quitó hierro al asunto. “Es tan facilito que pones el dedo y ya es como si fuese una declaración. Son muy jóvenes y cometen errores”. Mucho más duro fue al recordar lo sucedido el pasado año con Joselu. “Se acabó echando a perder por las tonterías que hizo. Deja las orejitas, que lo único que vas a hacer es cabrear a la gente”, afirmó el regidor blanquiazul.

Por último, tuvo unas palabras para la cantera, uno de los pilares sobre los que el actual consejo de administración pretende cimentar el futuro de la entidad. Para ello, intentará que no se repitan casos como el de Pape Cheikh, que “pudo recalar en el Deportivo por 60.000 euros, se lo acabó llevando el Celta y ahora lo vendió por 13 millones”. Adelantó que “el año que viene habrá una cuota de dos o tres plazas impuestas para jugadores que vengan del Fabril, porque si no no vale la pena el esfuerzo que estamos haciendo” y confirmó el fichaje del delantero internacional panameño Ismael Díaz, cuya incorporación al Fabril está a la espera de que “arregle los papeles” para poder venirse a España.

Por otro lado, al ser preguntado por la posibilidad de superar al Celta de Vigo en la tabla, el mandatario reconoció que su equipo “aspiraba a eso”. “Nosotros aspiramos a eso. Este año tampoco descarto Europa. Europa puedes andar rozándolo, tercero es imposible. Pero séptimo, sexto, ganar la Copa… nosotros tenemos que ir con la máxima ilusión. Dicen que el Betis es mejor equipo que nosotros. ¡Pero si el Betis nos ha querido fichar a varios jugadores! Tenemos que ser mejores que ellos, ahora hay que demostrarlo”.

Sobre el Autor