UD Las Palmas y Celta desatan la locura en la Liga Santander

70

Este pasado fin de semana tuvo lugar la décima jornada del curso en la Liga Santander. Una cita que tuvo como noticias destacadas los pinchazos de Sevilla y Villarreal en su lucha por acechar las primeras plazas y la espectacular remontada firmada por la UD Las Palmas ante el Celta de Vigo. En la zona baja, el Granada sumó un nuevo encuentro sin conocer la victoria y se mantiene como el único equipo que no lo ha conseguido hasta el momento.

Leganés y Real Sociedad fueron esta vez los encargados de inaugurar la jornada el viernes (0-2). Un duelo de dinámicas opuestas en el que un solvente conjunto vasco sumó su segunda victoria consecutiva ante el Leganés, que no levanta cabeza y amplió a cuatro el número de partidos seguidos con derrota.

Ya en sábado, un Sevilla que tuvo el control tropezó ante el Sporting de Gijón (1-1), que también tuvo sus opciones para alcanzar una cota mayor en el encuentro. Uno de los beneficiados de este resultado fue el Real Madrid, que remontó el tanto inicial del Alavés (1-4) y terminó imponiendose gracias a tres goles de Cristiano Ronaldo, que se desquitó de su flojo arranque de temporada.

Ante este resultado de los merengues, Atlético de Madrid y Barcelona no podían fallar para seguir su estela en la tabla clasificatoria, y no lo hicieron. Los de Simeone superaron en un partido loco al Málaga (4-2), que jugó buena parte del segundo acto con un jugador más y tuvo opciones de arañar, al menos, un empate. Por su parte, una chilena de Rafinha (1-0) dio la victoria a un conjunto culé ramplón ante el Granada, que con esta acumula diez jornadas sin conocer la victoria.

El domingo fue un día de grandes emociones para los espectadores, que comenzó con el Eibar dándole la vuelta a su partido con el Villarreal (2-1). El submarino dominó el encuentro pero los armeros tuvieron fe y remontaron con dos goles en los últimos 10′ minutos el tanto de penalti de Bruno. En la misma línea, el Osasuna puso toda la carne en el asador para rascar (1-1) un valioso punto ante el Athletic Club, que jugaba como local.

Por su parte, un Espanyol en franca progresión superó al Betis (0-1) que sigue ofreciendo muchas dudas a sus aficionados en este comienzo de temporada. A continuación llegó el partido más surrealista de la jornada, en el Estadio de Gran Canaria. Cuando parecía que el Celta lo tenía todo a su favor para llevarse los tres puntos, la UD Las Palmas consiguió empatar (3-3) un encuentro que perdía por 0-3 cuando el árbitro señaló el tiempo de descanso.

En la clausura de la jornada, el lunes por la noche, el Deportivo de la Coruña volvió a ser incapaz de ganar un partido que tenía dominado y cedió en una jugada absurda el empate ante el Valencia (1-1). Un reparto de puntos que no deja buen sabor de boca en ninguno de los dos conjuntos, que permanecen ubicados en la zona baja de la clasificación.

Sobre el Autor