Un seguro bajo los palos

213

Alfonso Núñez nos trae una semana un artículo de su sección ‘Desde la tele’, dedicado esta vez a la figura de Daniel Aranzubia.

En esta impresionante racha de victorias del Depor, los elogios suelen ir dirigidos hacia la gente de arriba: los goleadores. También se destaca a los jugadores encargados de dar el último pase, e incluso a los centrocampistas cuya misión es dedicarse a presionar y correr durante los noventa minutos.

Hoy quiero ensalzar la figura de Dani Aranzubia. Llegó al Depor sin hacer mucho ruido, en el año 2008, y con la misión de emular a sus predecesores. A lo largo de la época dorada del club, la portería blanquiazul siempre ha estado bien cubierta. Es imposible olvidar las actuaciones de Liaño, Songo´o o José Molina, guardametas que siempre gozaron del cariño y admiración de la afición.

Aranzubia llegó gratis. Descartado por Caparrós, en el Athletic Club de Bilbao, se instaló en Coruña y año tras año se ha convertido en un seguro bajo los palos. Dani no pudo evitar el descenso del equipo, pero pasará a la historia por su gol ante el Almería, en una de las imágenes más impactantes de la temporada pasada.

Tras un verano lleno de rumores ante una posible salida del riojano, Lendoiro zanjó los comentarios y aseguró que Aranzubia sería el portero del equipo en Segunda. Una categoría que se queda muy pequeña para el que, sin duda, es el mejor portero de la división de plata del fútbol español.

Aranzubia sigue cuajando grandes actuaciones esta temporada. El otro día en Alicante salvó al equipo en el momento más delicado del encuentro. Siempre suma y su compromiso está fuera de toda duda. Riazor vive tranquilo con un arquero de la categoría de Dani Aranzubia.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.