Un Villarreal en cuadro para recibir al Deportivo

88

El Villarreal llega al encuentro ante el Deportivo después de perder su primer partido de este año, ante el Leganés en Copa del Rey. Además, no podrá contar con varios jugadores para el duelo contra los gallegos, teniendo un total de hasta ocho bajas.

El conjunto entrenado por Javi Calleja ya tiene la mente puesta en el cuadro blanquiazul para afrontar su primer compromiso liguero de este 2018. Pese a ello, no podrá contar con varios jugadores para este fin de semana. Trigueros, fundamental en el juego de su equipo, será baja segura para medirse al Deportivo, después de acabar expulsado la jornada anterior en la que se midió al Valencia. Tampoco estará Rubén Fernández, baja hasta marzo, al igual que Bonera, Sansone y Nélson Semedo, los cuales esperan volver a disfrutar de minutos a lo largo del mes. Otro que tampoco estará es Bruno Soriano, quien todavía no ha podido debutar esta temporada con la elástica amarilla debido a una tuberosidad en la tibia derecha, manteniéndolo lejos de los terreno de juego durante los últimos seis meses. Quienes se han unido recientemente a la lista de lesionados son Jaume Costa y Roberto Soriano, que no han podido participar en el compromiso copero de ayer y que serán duda de cara al enfrentamiento contra el Deportivo.

Aparte de las bajas por lesión, el Villarreal no podrá contar con Cédric Bakambu. El delantero congoleño está a la espera de cerrar su salida del club valenciano para unirse al Beijing Guoan, por aproximadamente 40 millones.

Un equipo necesitado de una victoria

Pese a que el Deportivo prepara su duelo de este fin de semana con la idea de lograr tres puntos que lo saquen del descenso, lo cierto es que su rival también se encuentra necesitado, sobre todo de una victoria que despeje las dudas de forma definitiva.

Actualmente, el Villarreal ocupa la sexta plaza en la tabla clasificatoria, aunque con solo tres puntos de ventaja sobre su inmeditado perseguidor: el Eibar. Pese a que los amarillos han conseguido sumar los tres puntos en las últimas dos jornadas, el equipo de Javi Calleja acumuló anteriormente tres derrotas consecutivas y seis partidos en los solo logró un triunfo. Tras el derbi ante el Valencia, el equipo parecía revertir su mala dinámica pero la reciente derrota ante el Leganés en Copa del Rey aviva de nuevo las dudas.

Ante el Deportivo tratarán de volver a la senda de la victoria en busca de ser un equipo fiable y dejar atrás la “línea regular” (como calificó Marchena su trayectoria) que está marcando la temporada del Villarreal. No será una tarea sencilla debido a las numerosas bajas que arrastran, y porque enfrente tendrán un conjunto que también suspira por tres puntos que le den un poco de aire.

Sobre el Autor