Uno por uno: Celta – Deportivo

0

Celta y Deportivo se vieron las caras en el derbi más descafeinado e intrascendente de los últimos años. Con los locales con opciones remotas de meterse en puestos europeos y los blanquiazules ya descendidos matemáticamente el de Balaídos apuntaba a un partido insulso con tintes de escarnio público hacia los de Clarence Seedorf desde la grada. Y así fue. El enésimo despropósito defensivo a los pocos minutos del comienzo, en esta ocasión con Rubén como protagonista, ayudó a ello e hizo temer por un auténtico descalabro en el feudo del eterno rival. Sin embargo no fue así, el encuentro fue quemando los minutos sin pena ni gloria hasta que un gol de Lucas en tiempo de prolongación llevó la igualada al marcador y al menos salvó el honor de los herculinos.

Rubén: 2,3. Inexplicable e injustificable su clamoroso error en la acción del único tanto del conjunto olívico, uno más en la lista interminable de despropósitos vividos esta temporada en la portería blanquiazul. Ni tan siquiera el mano a mano que evitó que Maxi Gómez anotase el segundo y alguna que otra buena intervención posterior sirvieron para maquillar su tremenda pifia en el arranque del partido.
Nota de los usuarios: 1,7

Juanfran: 3,3. Fue poco menos que un juguete en manos de Pione Sisto. El danés le hizo sufrir lo indecible y lo superó una y otra vez en el uno contra uno hasta el punto de convertirse en el mejor jugador del partido. Sus numerosos intentos por incorporarse al ataque terminaron una y otra vez en pérdidas de balón o erráticos envíos al área sin precisión alguna.
Nota de los usuarios: 2,6

Schär: 6,5. Muy serio el partido firmado por el helvético en el que fue su mejor actuación en los últimos meses. Se complementó bien con Albentosa en el eje de la zaga y se mostró más contundente de lo habitual. Se jugó el tipo en más de una ocasión y su rápida reacción en la última jugada de ataque de los vigueses resultó providencial para evitar la derrota.
Nota de los usuarios: 5

Luisinho: 4,8. Más sombras que luces las que dejó el portugués en un choque en el que fue el destinatario de muchos de los cánticos proferidos desde la grada. Demasiado revolucionado en unos compases iniciales en los que sufrió con las internadas de Mallo y Wass y vio una más que merecida amonestación. Poco a poco se fue asentando y mejoró sus prestaciones, aunque cometió algún error que pudo traer graves consecuencias y no tuvo excesiva presencia en ataque.
Nota de los usuarios: 4,5

Guilherme: 3,8. En su linea habitual, indolente en defensa e inoperante en la construcción. Dejó nuevamente constancia de su pasmosa facilidad para desconectarse del juego y el equipo volvió a acusar la falta de consistencia y ayudas desde la medular. Con el balón en los pies recurrió una y otra vez al pase de seguridad y no fue capaz de dinamizar el juego del equipo en ningún momento. Su mayor aportación llegó poco antes del descanso con un gran disparo desde la frontal que obligó al guardameta local a emplearse a fondo.
Nota de los usuarios: 3,1

Borges: 5. Desubicado. La obligación de jugar caído a banda y aún por encima a pie cambiado hace que el juego del tico pierda enteros, algo que quedó de manifiesto a lo largo de todo el encuentro. Sacrificado, intenso y solidario en labores defensivas, la falta de velocidad limitó sus intentos de incorporarse al ataque.
Nota de los usuarios: 3,4

Krohn Dehli: 5,3. Voluntarioso. En el regreso al que fue su campo durante varias temporadas intentó aportar trabajo y solidez a la medular basándose en un buen posicionamiento y lectura del partido. Sus apariciones con el balón sirvieron para dotar de cierto criterio al juego del equipo e incluso dejó varios detalles de calidad, pero le faltó continuidad y acabó siendo sustituido a falta de un cuarto de hora para el final.
Nota de los usuarios: 3,7

Emre Çolak: 3,5. Mal partido para el otomano. Bien vigilado por la medular del cuadro celtista, no logró encontrar huecos para poder recibir y desplegar su fútbol, viéndose obligado a bajar a recibir a posiciones muy retrasadas en las que arriesgó demasiado y cometió varios errores en la entrega que a punto estuvieron de costar muy caro, entre ellas un balón que dejó a Maxi Gómez solo ante Rubén. Los problemas físicos pusieron fin a su actuación tras el descanso.
Nota de los usuarios: 3,4

Adrián: 3,8. Desaparecido. El asturiano volvía al once una vez superadas las molestias físicas de las últimas semanas pero muy lejos de su mejor versión. Apenas se hizo notar y sus contadas apariciones no tuvieron trascendencia alguna en el devenir del encuentro, más allá de un par de internadas arrancando por banda izquierda. Dejó su lugar a Borja Valle a la hora de partido.
Nota de los usuarios: 3,9

Lucas: 6,5. Decisivo. El de Monelos esperó a Balaídos para dar un giro completo a lo que ha sido su temporada ya que esta vez pasó prácticamente desapercibido durante gran parte del encuentro pero aprovechó la única ocasión de la que dispuso para establecer la igualada. Su celebración no sentó nada bien a la grada de Balaídos y fue objeto de críticas por parte de alguno de los jugadores celestes.
Nota de los usuarios: 5,5

SUPLENTES

Fede Valverde: 5,5. Entró al campo tras el descanso en lugar del lesionado Emre Çolak y se situó como interior derecho. Puso un punto más de intensidad en la medular pero sin llegar a destacar en el plan individual ni protagonizar acciones de especial mérito.
Nota de los usuarios: 5,1

Borja Valle: 5. Se hizo notar en la media hora de la que dispuso, fundamentalmente por su actitud y esfuerzo en la punta de ataque, aunque no estuvo acertado de cara a gol y desaprovechó una clara ocasión de gol.
Nota de los usuarios: 5

Andone: 5,8. Fue el último cambio de Seedorf en su búsqueda por revitalizar el ataque herculino y lograr la igualada, y el rumano cumplió a la perfección con su cometido. Creó problemas a la zaga olívica con su presencia en el área y asistió a Lucas en el tanto del empate.
Nota de los usuarios: 4,6

EL ENTRENADOR

Clarence Seedorf: 4,8. Adrián en lugar de Borja Valle, esa fue la única novedad en el once dispuesto por el holandés, que apostó nuevamente por una medular que no carbura y carece de equilibrio y solidez para asumir el mando del partido. Su insistencia desde la banda para que el equipo intentase salir con el balón jugado desde atrás pese a los constantes problemas y situaciones de peligro que generaba la presión avanzada del rival no pareció lo más apropiado y pudo dejar el encuentro visto para sentencia antes del descanso. Los cambios no modificaron en gran modo la dinámica del partido aunque si que mejoraron la imagen del equipo y sirvieron para oxigenar y revitalizar el ataque blanquiazul en los últimos minutos.
Nota de los usuarios: 3,7

EL MEJOR

Raúl Albentosa

Albentosa: 6,8. Seguro. Su final de curso está dejando ver a un central cumplidor y solvente, una versión hasta el momento totalmente desconocida para la afición deportivista, y en Balaídos volvió a dar muestra de ello. Mantuvo a raya a Maxi Gómez, no cometió errores ni en la marca ni en la salida de balón y se dejó ver en las acciones de estrategia. En definitiva, un partido muy completo el del valenciano que tuvo sus más y sus menos con Lucas Boyé en el tramo final del choque.

Nota de los usuarios: 4,8

Para nuestros usuarios, el mejor ha sido Lucas Pérez con un 5,5

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor