Uno por uno: Deportivo 2017/2018

0

El curso 2017/2018 tocó a su fin para el Deportivo con una nueva derrota que supuso el colofón a un año para olvidar y que pasará a la historia como el segundo peor de la entidad herculina en Primera División. El desenlace a una temporada en la que se erró estrepitosamente en la planificación y configuración de la plantilla pronto apuntó a la posibilidad de un descenso que se acabó consumando a falta de varias jornadas. El fracaso colectivo deja a muchos futbolistas señalados por su bajo rendimiento, y son muy pocos los que se salvan de la quema y alimentan la esperanza de convertirse en piezas clave del nuevo proyecto cuyo único objetivo será lograr el ascenso.

Rubén: 2,6. Partió como titular y fue el encargado de anticipar lo que a la postre sería un año horrible para la portería al cometer un grave error en el primer disparo a puerta recibido. Una lesión le tuvo apartado de los terrenos de juego durante varios meses, pero aunque recuperó la titularidad y dejó alguna actuación destacada, acumuló innumerables errores impropios de un portero de Primera División. Los 58 goles encajados en 28 encuentros disputados hablan por sí solos.
Nota de los usuarios: 1,7

Tyton: 0. Su única titularidad en Liga se saldó con cuatro tantos en contra, y repitió cifra en Copa. Dos actuaciones desastrosas que lo condenaron al ostracismo durante el resto de la temporada y lo relegaron al papel de tercer portero. Ni eso ni la oportunidad de disputar el Mundial con Polonia le hicieron replantearse su situación y se negó por completo a abandonar el club en el mercado invernal.
Nota de los usuarios: 0,6

Pantilimon: 1,7. Llegó el último día de mercado estival y abandonó A Coruña en enero. Su participación se limitó a seis partidos de Liga y uno de Copa, una breve estancia de cuatro meses en los que el internacional rumano, lejos de aportar estabilidad y seguridad a la portería herculina, contribuyó a acrecentar aún más el problema con un amplio abanico de errores, varios de ellos con incidencia directa en el resultado.
Nota de los usuarios: 0,9

Koval: 0,7. El ucraniano llegó a mediados de enero como un completo desconocido para la afición, un movimiento sorprendente e inesperado que también resultó fallido. Su estreno frente al Eibar resultó ser todo un cúmulo de despropósitos a la altura del esperpento de temporada vivido en la portería blanquiazul. Un error clamoroso y una expulsión que rozó lo surrealista en poco más de media hora de juego le condenaron a la suplencia.
Nota de los usuarios: 1,4

Francis: 5. El carrusel de errores vivido en la portería propició que Pepe Mel le diese la alternativa y el nigeriano, aunque no brilló, tampoco desentonó lo más mínimo y cumplió en los dos partidos de los que dispuso. Un estreno que a sus 18 años quizás le llegó demasiado pronto pero que ayudó a situarlo en el escaparate para ir al Mundial y lo confirma como un futbolista con un gran futuro por delante.
Nota de los usuarios: 5

Francis

Juanfran: 2,8. Fue el jugador más utilizado y el único que superó los 3.000 minutos, pero en cuanto a rendimiento firmó la peor de sus cuatro temporadas en el Deportivo. Sus prestaciones defensivas dejaron más sombras que luces y su producción ofensiva cayó en picado hasta el punto de sumar una única asistencia. Su actuación y polémica expulsión en Copa lo dejaron señalado.
Nota de los usuarios: 2,3

Gerard Valentín: 1,1. Su fichaje venía avalado por su juventud y buen hacer en Segunda y tenía como finalidad fomentar la competitividad y disputarle el puesto a Juanfran. Sin embargo el resultado fue todo lo contrario y se convirtió en un habitual descarte. El catalán apenas dispuso de minutos y en sus escasas apariciones no demostró estar al nivel esperado.
Nota de los usuarios: 2

Eneko Bóveda: 3,1. El vasco llegó en el mercado invernal para paliar las carencias en el lateral derecho y las circunstancias hicieron que acabase ejerciendo también de central. Aunque muy penalizado por el mal momento del equipo, no convenció en ninguno de los dos puestos antes de caer gravemente lesionado.
Nota de los usuarios: 2

Sidnei: 4,8. Irregular. Arrancó el curso muy por debajo de su nivel, con varios errores y despistes que pasaron factura al equipo. Fue a más con el paso de las jornadas e incluso recuperó su mejor versión, recordando por momentos al mejor Sidnei, pero justo ahí los problemas musculares se cruzaron en su camino.
Nota de los usuarios: 3,3

Schär: 4,4. El suizo fue una de las grandes apuestas del pasado verano y sus primeros encuentros dispararon el optimismo en torno a su figura. Su elegancia, buen manejo de balón y la más que evidente capacidad ofensiva se vio penalizada por su falta de contundencia atrás y algún que otro error en la marca.
Nota de los usuarios: 4,1

Albentosa: 3,2. Sus apariciones fueron un cúmulo de despropósitos con pifias de todo tipo que le hicieron rozar el ridículo en más de una ocasión y lo pusieron en el punto de mira de la afición. Con Seedorf gozó de continuidad y ganó en confianza, algo que trajo consigo una evidente mejoría en sus prestaciones.
Nota de los usuarios: 3,2

Arribas: 3,4. Partía como suplente y esperó a que llegase su momento. Cumplió en sus dos primeros encuentros pero cavó su propia tumba con una actuación calamitosa frente al Espanyol y semanas después puso rumbo a México.
Nota de los usuarios: 2,5

One: s.c. Tras debutar con éxito en Copa las bajas le abrieron la puerta para hacer lo propio en Liga, nada más y nada menos que en el Bernabéu. Pese a la goleada encajada y la mala imagen ofrecida por el equipo fue de los pocos que mantuvo el tipo con dignidad.
Nota de los usuarios: 4,4

Mujaid: s.c. Aún en edad juvenil, tuvo la ocasión de debutar con el primer equipo en los dos últimos encuentros de la temporada y dejó buen sabor de boca. Un paso más en el crecimiento de un futbolista que apunta maneras y en el que hay depositadas muchas esperanzas.
Nota de los usuarios: 5,5

Luisinho: 4,1. Titular indiscutible, solo un par de lesiones musculares le impidieron batir su récord de minutos con la camiseta blanquiazul. Atrás alternó buenos partidos con otros en los que quedaron patentes sus limitaciones, mientras que fue notable su aportación en ataque, en la que destaca el tanto de la victoria anotado ante el Alavés.
Nota de los usuarios: 3,8

Navarro: 3. Perdió peso y protagonismo con respecto a años anteriores y todas sus apariciones tuvieron como denominador común las numerosas bajas en defensa. Repartió minutos entre el lateral y el eje de la zaga con un rendimiento bastante pobre en ambos puestos.
Nota de los usuarios: 2,2

Sidnei

Mosquera: 3,8. Otro de los que rindió muy por debajo de lo esperado. Una lesión le apartó de la titularidad, lo que unido a su bajo rendimiento, hizo que pasase a desempeñar un papel secundario. Recuperó protagonismo con la llegada de Seedorf y su mejor versión vino con su regreso al puesto de cinco, coincidiendo a su vez con el mejor momento del equipo. Los constantes e inexplicables cambios de posición a los que se vio sometido por el holandés le impidieron asentarse.
Nota de los usuarios: 3,5

Guilherme: 2. Un fiasco. El club ejecutó la opción de compra pese al discreto rendimiento del pasado curso, convirtiéndose así en el fichaje más caro de los últimos tiempos. El brasileño, un fijo durante toda la temporada, puso de manifiesto su incapacidad para generar fútbol y llevar la manija del equipo y demostró una indolencia casi insultante en labores de contención.
Nota de los usuarios: 1,6

Borges: 4,3. De los más regulares de la plantilla e igual de sacrificado que siempre, pero mucho más discreto que en años anteriores y con algunas fases en las que pasó casi desapercibido. Su aportación ofensiva se limitó a tres goles, todos ellos en el primer tramo de la temporada.
Nota de los usuarios: 3,4

Fede Valverde: 3,8. Llegó avalado por su condición de estrella en ciernes y tras ser nombrado Balón de Plata del Mundial Sub-20 pero se vio penalizado por la mala trayectoria del equipo. No gozó de la continuidad deseada y apenas jugó en su posición natural, por lo que tan solo dejó entrever algunas pinceladas de su fútbol.
Nota de los usuarios: 3,4

Edu Expósito: s.c. El mediocentro catalán tuvo cabida en varias convocatorias e incluso llegó a entrar en la rotación del equipo de la mano de Cristóbal Parralo, pero su participación se limitó a tres encuentros como suplente en los que no desentonó. Con la llegada de Seedorf regresó al Fabril.
Nota de los usuarios: 4,5

Muntari: 1,8. Llegó con el mercado invernal ya cerrado y totalmente fuera de forma tras muchos meses sin equipo. Pese a ello, Seedorf confió en él y le dio minutos a las primeras de cambio pero la mejoría física no vino acompañada de una mejora en sus prestaciones.
Nota de los usuarios: 2,1

Krohn Dehli: 2,6. El danés fue otro de los fichajes llegados en el mercado invernal y tampoco aportó soluciones a los muchos problemas que arrastraba el equipo. Aunque se fue entonando con el paso de los minutos tan solo dejó algún que otro destello de su calidad en los 11 encuentros disputados.
Nota de los usuarios: 2,3

Emre Çolak: 4,7. Sin lugar a dudas el hombre con más fútbol en sus botas, pero capaz de lo mejor y lo peor. Cuando sacó a relucir su calidad manejó los partidos a su antojo, algo que sucedió muchas menos veces de las deseadas. Su anarquía y particular carácter volvió a traerle problemas, el más grave de ellos la expulsión de un entrenamiento que a punto estuvo de desembocar en su salida del club a mitad de temporada.
Nota de los usuarios: 4,7

Emre Çolak

Fede Cartabia: 4,1. Respondió a las expectativas creadas con su regreso a A Coruña con un arranque de temporada en el que rayó a gran altura y fue uno de los más destacados. Velocidad, desequilibrio y capacidad de desborde desde la banda que se apagaron muy pronto debido a una lesión que le obligó a pasar por el quirófano. Desde entonces apenas volvió a contar con minutos y pasó prácticamente desapercibido.
Nota de los usuarios: 4,2

Bakkali: 1,6. La precipitación y el individualismo fueron las señas de identidad de su juego. Sus carreras por banda prometían mucho pero nunca acabaron en buen puerto debido a la falta de pausa y acierto en la toma de decisiones.
Nota de los usuarios: 1,4

Carles Gil: 2,7. Un año para olvidar el suyo. Empezó con una operación de pubis que le hizo perderse los primeros meses de competición y terminó condenado al ostracismo por Clarence Seedorf. Entre medias, apenas una decena de partidos en los que no tuvo demasiada incidencia en el juego.
Nota de los usuarios: 1,9

Borja Valle: 5,6. Inédito durante gran parte del curso, no solo aprovechó la oportunidad de reivindicarse sino que acabó convirtiéndose en una de las pocas noticias positivas del final de temporada. Tres goles y dos asistencias en menos de 500 minutos de juego y un doblete en Copa son números que invitan a pensar en el berciano como un hombre importante de cara al próximo año.
Nota de los usuarios: 6,1

Bruno Gama: 2. Pepe Mel le asignó un papel de revulsivo que nunca llevó a cabo con éxito. No tardó en convertirse en un descarte habitual en las convocatorias y el club optó por rescindir su contrato en el mercado de invierno.
Nota de los usuarios: 1,6

Adrián

Adrián: 6,2. El futbolista más destacado y casi el único cuyo rendimiento fue el esperado o incluso mejor de lo previsto, aunque con importantes altibajos a lo largo del curso. Acabó ejerciendo de capitán y firmó 9 tantos y 6 asistencias, unos registros que lo convierten al mismo tiempo en el máximo realizador y asistente del equipo.
Nota de los usuarios: 6,1

Lucas: 4,1. Puso todo de su parte pero no cumplió con las expectativas generadas con su regreso. Los múltiples cambios de dibujo llevados a cabo por los distintos entrenadores le obligaron a jugar muchos partidos caído a banda y eso, unido a su falta de efectividad de cara a puerta, lastró su rendimiento. Su buen final de temporada le sirvió para maquillar sus números, 8 goles y 6 asistencias, la mitad que en su último año como blanquiazul.
Nota de los usuarios: 3,9

Andone: 3,1. El rumano fue otra de las grandes decepciones de la temporada. No mezcló bien con ninguno de los otros puntas de la plantilla y eso le hizo ir perdiendo protagonismo, un rol secundario que no aceptó de buen agrado y que derivó en algún que otro conflicto dentro del vestuario. Tan solo vio puerta en seis ocasiones.
Nota de los usuarios: 3,7

LOS ENTRENADORES

Pepe Mel

Pepe Mel: 3,4. Arrancó el curso cuestionado desde dentro del propio club y, como era previsible, su cabeza terminó rodando a las primeras de cambio. Pese a disponer de una pretemporada para moldear el equipo a su gusto fue incapaz de implantar un estilo de juego definido y pagó muy caro la fragilidad defensiva. Abandonó el cargo tras nueve jornadas en las que tan solo sumó 8 puntos pero con los blanquiazules fuera de los puestos de descenso.
Nota de los usuarios: 2,1

Cristóbal Parralo: 3,2. Su gran labor al frente de un Fabril recién ascendido y líder del Grupo I de Segunda B propiciaron su salto al banquillo del primer equipo, una especie de regalo envenenado que se volvió en su contra. Intentó reconducir la trayectoria de los herculinos fortaleciendo la medular y jugando con dos extremos abiertos y un único punta, un planteamiento que inicialmente pareció dar sus frutos pero al que los resultados acabaron dándole la espalda. Cuestionado dentro del vestuario, dos goleadas consecutivas a domicilio fueron la puntilla para el técnico andaluz, que puso fin a su andadura tras lograr solo 2 victorias en 13 partidos y con el equipo a 3 puntos de la salvación.
Nota de los usuarios: 2,6

Clarence Seedorf: 1,4. Asumió las riendas del cuadro blanquiazul en un movimiento cuanto menos sorprendente llevado a cabo por parte del consejo de administración presidido por Tino Fernández. Su desconocimiento tanto de la plantilla como de la propia competición quedaron de manifiesto con constantes tumbos tanto en las alineaciones como en los esquemas empleados. La falta de resultados hizo que su discurso basado en el optimismo terminase por volverse en su contra. La reacción experimentada por el equipo resultó tardía e insuficiente. El holandés cerró su etapa como entrenador blanquiazul con solo 2 triunfos en 16 partidos y a 14 puntos de la salvación, unos registros muy pobres que no dejan en buen lugar su labor.
Nota de los usuarios: 2,4

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor