Uno por uno: Deportivo – Celta

55

Una derrota siempre resulta dolorosa, y si ésta se produce ante el eterno rival más aún. Eso fue lo que le tocó vivir al Deportivo en #onosoderbi, un partido rodeado por un ambiente propio de las grandes citas, con unas aficiones entregadas a su equipo, pero en el que el fútbol brilló por su ausencia y las ocasiones llegaron a cuentagotas. Cuando todo hacía pensar en un reparto de puntos el Celta supo aprovechar un grave despiste en la zaga herculina para anotar un gol que acabó por desequilibrar la balanza a favor de los vigueses. Punto y final a la mejor racha de resultados de la temporada para los herculinos, y punto y final también a la imbatibilidad de Pepe Mel desde que éste tomara las riendas del vestuario blanquiazul.

Lux: 5. En un partido en el que las ocasiones escasearon y en el que ambos equipos apenas pisaron el área rival el argentino solo precisó entrar en juego en momentos muy puntuales y ante acciones de escaso peligro que no le obligaron a emplearse a fondo. Poco o nada pudo hacer en el único gol del partido, una acción en la que Aspas remata a placer.
Nota de los usuarios: 5,4

Juanfran: 5,6. Uno de los futbolistas que mejor sensación dejó en el cómputo de los noventa minutos. Correcto en defensa, se sumó al ataque con cierta asiduidad dando lugar a algunas de las acciones más peligrosas de los herculinos. Su principal punto débil recayó en algunas pérdidas e imprecisiones a la hora de jugar el balón.
Nota de los usuarios: 6,2

Albentosa: 2,8. Su rendimiento cada vez se aleja más de las expectativas depositadas en su fichaje. Pese a imponerse en la mayor parte de los duelos, la movilidad de los puntas celestes puso de manifiesto algunas de sus carencias. Difícilmente justificable resulta su incapacidad para sacar el balón con cierto criterio desde la defensa, pero menos aún su error garrafal en la marca de Iago Aspas en la acción del único gol del encuentro.
Nota de los usuarios: 4,3

Luisinho: 4,9. Al portugués le tocó verse las caras con Aspas, quien pasó prácticamente desapercibido gracias a su labor en defensa. A cambio, renunció casi por completo a su faceta ofensiva y apenas se prodigó en ataque. La amarilla vista poco después de la reanudación le convierte en baja para el próximo compromiso de los blanquiazules.
Nota de los usuarios: 5,4

Álex Bergantiños: 5,7. Su gran partido ante el Barcelona le sirvió para repetir en el once de Pepe Mel y el capitán, que siempre cumple, cumplió con creces también ante el eterno rival. Su trabajo en la contención resultó vital a la hora de impedir que los visitantes combinasen con fluidez en zonas próximas al área defendida por Lux. En ataque protagonizó una de las llegadas al área más peligrosas llevadas a cabo por los blanquiazules, pero pecó de generoso y buscó el pase de la muerte en lugar de disparar a puerta.
Nota de los usuarios: 5,9

Mosquera: 4,7. Recuperó su puesto en el once tras cumplir sanción ante el Barcelona pero su rendimiento fue muy inferior al de sus últimos partidos. Aunque no tuvo errores importantes no estuvo del todo fino en las labores de contención y recuperación de balones y no fue capaz de dar fluidez y criterio en la circulación de balón.
Nota de los usuarios: 5,2

Bruno Gama: 5,1. De más a menos. El portugués repitió en el once y fue uno de los jugadores más activos durante un primer tiempo en el que por momentos quiso recordar ese futbolista vertical y desequilibrante que encandiló a la afición en su primera etapa como deportivista. Con el paso de los minutos fue desapareciendo y acabó dejando su sitio a Carles Gil cuando se iba cumplir la hora de juego.
Nota de los usuarios: 4,9

Borges: 5,9. El tico adelantó su habitual posición en el doble pivote para ejercer de mediapunta. Trabajó a destajo para evitar que los olívicos sacaran el balón cómodamente desde la defensa y se fajó con la zaga rival para bajar todos y cada uno de los múltiples balones aéreos que le llegaron. Providencial evitando la peligrosa incursión de Guidetti en los primeros minutos del encuentro, no estuvo igual de acertado de cara a la puerta rival a la vuelta de vestuarios en la que fue la mejor ocasión del partido.
Nota de los usuarios: 5,3

Fayçal Fajr: 4,9. Mostró el mismo ímpetu y esfuerzo de siempre pero su trabajo no resultó igual de efectivo que en encuentros anteriores. Fue incapaz de aportar clarividencia al juego del equipo, penalizado en gran medida por sus múltiples imprecisiones a la hora de combinar con sus compañeros, y acabó siendo sustituido a falta de un cuarto de hora de partido.
Nota de los usuarios: 4,7

Joselu: 4,4. Fue otro de los que repitió en el once tras su buen papel en el triunfo ante los culés, aunque su actuación distó mucho de la de ese día. Acusó el poco juego ofensivo de su equipo y se perdió en batallas estériles de las que apenas sacó rédito alguno. En su única ocasión clara de gol estuvo demasiado lento y no fue capaz de aprovechar el rechace del mano a mano errado por Borges nada más comenzar el segundo período.
Nota de los usuarios: 4,7

SUPLENTES

Carles Gil: 6. Entró en lugar de un Bruno Gama venido a menos y a falta de media hora para la conclusión. Su entrada dio otro aire al equipo gracias a su verticalidad y buen hacer cada vez que el balón llegaba a sus pies. Fue de los pocos que se atrevió a probar fortuna con un disparo desde la frontal.
Nota de los usuarios: 5,6

Andone: 5. Su suplencia fue una de las sorpresas en el once de Pepe Mel. El máximo goleador blanquiazul saltó al terreno de juego mediado el segundo tiempo pero su entrega y esfuerzo en la presión resultó en vano, ya que no dispuso de ocasión alguna de cara a gol.
Nota de los usuarios: 5

Emre Çolak: 4,8. Después de algún que otro sobresalto en el calentamiento el turco acabó entrando al campo. Pero con el marcador ya a favor de los vigueses y el partido decantado a su favor, el otomano apenas entró en contacto con el esférico y acabó pagando su frustración con una patada a destiempo que le costó una amarilla.
Nota de los usuarios: 4,9

EL ENTRENADOR

Pepe Mel: 3,4. La imbatibilidad del madrileño tocó a su fin en el peor momento posible, al menos desde el punto de vista sentimental y de la afición. Su aparente conformismo con el empate inicial acabó transformándose en derrota. El técnico planteó un partido en el que primaba la intención de maniatar a su rival y relegaba a un segundo plano la vertiente ofensiva del equipo confiando en que los vigueses acabarían acusando el esfuerzo con el paso de los minutos. Pese a las evidentes muestras de que ese no parecía ser el mejor camino para doblegar a los de Berizzo, e incluso ya con el marcador en contra, insistió en su plan inicial y no modificó lo más mínimo su esquema ni tan siquiera con la entrada de jugadores como Emre Çolak y Andone.
Nota de los usuarios: 4,3

EL MEJOR

Alejandro Arribas

Arribas: 6,6. Su sobriedad y concentración en defensa fue un seguro para los blanquiazules. Tal y como ocurrió ante el Barcelona, el madrileño tan sólo cometió un error de cierta importancia durante el partido y lo hizo en los compases iniciales del choque. A partir de entonces cuajó una notable actuación, con varias incursiones en ataque que generaron problemas al cuadro celeste. Tiró de casta en los compases finales, y pese acabar el partido renqueante, se sumó al ataque en búsqueda de una igualada que finalmente no llegó.
Nota de los usuarios: 6,6

Para nuestros usuarios, el mejor ha sido Arribas con un 6,6

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

LAS NOTAS DE LOS USUARIOS DE RIAZOR.ORG

[resultados id=”2″][/resultados]

Sobre el Autor