Uno por uno: Las notas del Deportivo vs Málaga

0

Nueva debacle blanquiazul. El Deportivo cayó frente al Málaga en Riazor, en el enésimo esperpento futbolístico de los últimos tiempos. Tras un primer tiempo nefasto, los locales parecieron reaccionar tras el descanso, pero apenas lograron incomodar la meta de Munir. Poco o nada salvable en un partido que demuestra que Luis César Sampedro tiene mucho trabajo por delante.

Dani Giménez: 4,5. Salvó las opciones del Dépor con dos paradones justo después de la reanudación, ambos a disparos de Cristo Romero. Mediado el segundo acto, evitó el tanto de Renato con una gran palomita. Su gran actuación se empañó con una salida mal calculada que dejó el balón franco para que Sadiku hiciese el tanto que finiquitó el partido. Erró varios envíos en largo.

Eneko Bóveda: 3. Sufrió igual que el resto de la defensa. En su haber, el llegar al corte para evitar el peligro tras un córner pésimamente ejecutado. Serio en defensa durante el primer acto, no dudó en subir tras el descanso, especialmente en los minutos en los que el Dépor dominó el juego. Puso varios centros, aunque casi siempre repelidos por la zaga del Málaga.

Peru Nolaskoain: 2,6. Teórico mediocentro, su labor en la pareja de centrales debería ser la de sacar el balón. Sin embargo, recurrió con demasiada frecuencia a los pases hacia Dani Giménez, lo que llegó a desesperar al público. Sigue sin estar cómodo en el centro de la zaga.

Montero: 1. Mal con el balón en los pies y muy inocente cuando le encararon los rivales. Se complica demasiado cuando trata de avanzar y regaló varios balones peligrosos. En dos errores, casi consecutivos, Sadiku robó y encaró solo a Dani Giménez, pero fue incapaz batir al meta gallego. En su haber, un balón que sacó bajo palos para evitar lo que pudo ser el 0-2. Se desconectó en varios tramos del partido tras sus errores.

Salva Ruiz: 3. En el gol del Mikel Villanueva, se limitó a ver cómo el jugador de rosa llegaba para cabecear a placer. Después mejoró en defensa y, como Bóveda, apareció en posiciones defensivas con bastante frecuencia y escasa precisión.

Álex Bergantiños: 3,9. De nuevo, superado. Intenta darle sentido al juego del Deportivo cuando esa no es su labor. Es de los pocos que se ofrece y de los que intenta pases en diagonal o más adelantados. Estuvo al mismo nivel que el resto del equipo.

Gaku Shibasaki: 2,9. Participativo y preciso en los primeros compases, pero nunca desequilibrante. Fue desapareciendo con el paso de los minutos y Luis César lo sustituyó a falta de 20 minutos. Sigue sin aparecer el jugador que fue en el Getafe y que creyó fichar Carmelo del Pozo.

Borja Valle: 4,3.  Diluido en la banda, buscó en varias ocasiones romper hacia dentro para buscar el disparo. Pero en un partido en el que el ataque apenas inquietó a Munir, el berciano tampoco estuvo excesivamente acertado. Todavía no ha encontrado ese compañero con el que asociarse.

Aketxe: 3. Probablemente su peor partido como deportivista. Asumió la responsabilidad de casi todos los balones parados. Sin embargo, ni uno solo de sus centros o faltas sirvió para crear peligro. Trató de participar también con el balón en juego, de nuevo con inexistentes resultados.

Mollejo: 4,4. Muy participativo, aunque en los primeros minutos incurrió con frecuencia en fuera de juego. Buscó siempre que pudo la meta de Munir, rematando varias veces de cabeza, aunque nunca desde posiciones ventajosas. Fue objeto de muchas faltas y el míster lo envío al banquillo en el 70′.

Samuele Longo: 1,7. En constante movimiento, cayendo a banda e incluso apareciendo en el centro del campo para facilitar la salida del balón del equipo. En esas posiciones, por fin demostró algo su capacidad de regate. Pero donde el Dépor le necesitaba, en la punta del ataque, no aportó casi nada. Saltó sin convicción a por los balones aéreos y desperdició la mejor ocasión del partido, rematando desviado un gran centro desde la izquierda.

SUPLENTES

Christian Santos: 3. Veinte minutos para el venezolano, que sigue sin recuperar esa versión de revulsivo que destacó en las primeras jornadas. Trató de combinar con Longo, sin éxito, y creó algunos espacios para el italiano.

Jovanovic: 1,6. Inexistente. El equipo no notó en absoluto la entrada del serbio, que de momento es una de las muchas decepciones del mercado de fichajes.

Koné: sc. Entró por Longo en el 83′. Nada más pisar el césped, provocó la amonestación de Keidi Baré. No hubo un segundo balón para él y hasta ahí pudo llegar su aportación

EL ENTRENADOR

Luis César: 1,4. No encuentra la tecla. Como él mismo reconoció en rueda de prensa, no queda otra que seguir trabajando. Apostó por darle continuidad al trabajo hecho por Anquela, y el resultado han sido dos derrotas consecutivas y un equipo desdibujado sobre el terreno de juego. Mucho por hacer para Luis César.

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.