8 apuntes del Deportivo – Real Sociedad

53

1. Dolorosa derrota del Deportivo frente a la Real Sociedad, seguramente más dolorosa que otras por cómo llegó. El equipo empezó el partido lastimosamente mal, recibiendo dos goles en los primeros cuatro minutos de juego. Pero supo rehacerse, supo sufrir para levantar el resultado, reaccionó para poner contra las cuerdas a un rival con mucho oficio. Sin embargo, después de hacer lo más difícil, cedió de nuevo el ritmo a un oponente que lo aprovechó para volver a alejarse en el marcador. Duele más perder así, lo reconocían los jugadores blanquiazules al finalizar el encuentro.

2. Dudo que el problema que tuvo el Dépor en los primeros y en los últimos minutos del encuentro ante la Real Sociedad, que fueron cuando llegaron sus cuatro goles, haya sido de actitud. Me pareció un tema más de concentración que de actitud. Los jugadores no limitaron sus esfuerzos en esos minutos pero no permanecieron alerta en todo momento. El primer tanto llega de una falta en la izquierda que saca rápido Odriozola. En la presión al cometer la falta demuestran actitud, pero carecen de una concentración plena cuando el joven lateral ejecuta la acción.

3. Hablaba mucho en el post partido Pepe Mel del balón parado. Así llegaron el primer y el tercer gol txuri-urdin, una ofrenda excesivamente grande para un equipo como la Real Sociedad. No defendieron bien los blanquiazules las acciones de estrategia. Ya no fueron solo los remates de Juanmi y de Diego Llorente, los de Eusebio pudieron hacer más sangre a balón parado pero fallaron en el último toque.

4. Lo positivo que se puede rescatar de este partido es la reacción del equipo de Pepe Mel con el adverso 0-2 en la tablilla. El equipo tiró de casta y también de fútbol para remontar el partido. Se adueñó del balón, cogieron protagonismo Fede Cartabia y Adrián, empezó a asomarse Luisinho por la izquierda y tomó riesgos Fabian Schär para salir limpio de atrás. Durante más de media hora dominó y encerró en su campo a la Real. Cuando empató Andone, el cable se desenchufó.

5. Para que ese cable se desenchufase colaboró bastante Eusebio Sacristán desde el banquillo. Al ver que el Dépor estaba empezando a mandar sobre el césped dio entrada a dos jugadores como Carlos Vela y Sergio Canales que hicieron a la Real recuperar el timón del partido. Dos futbolistas que partían desde la banda pero que acababan en zonas interiores para crear superioridades junto a los Illarra, Zurutuza y Xabi Prieto. Por ahí empezó a perder el partido el Dépor.

6. Analicemos ahora los cambios de Pepe Mel durante el partido, unas permutas que causaron bastante controversia entre la afición a raíz de unas desafortunadas declaraciones del técnico madrileño en rueda de prensa. El Dépor inició el encuentro con un claro 4-4-2 con Adrián López y Florin Andone en punta, pero en la segunda parte con la entrada de Lucas, Valverde y Bakkali el dibujo fue cambiando constantemente.

4-4-2 inicial.

4-4-2 a partir del 49′ (con la entrada de Lucas Pérez por Bruno Gama). Con el cambio del coruñés busca Pepe Mel un revulsivo anímico en el campo después de acercarse en el marcador y vaya si lo consiguió. Un minuto después de que el ‘7’ compareciese sobre el verde, Andone igualó el partido.

4-2-3-1 a partir del 64′ (con la entrada de Valverde por Cartabia). Ésta fue, quizás, la permuta más controvertida por modificar también el dibujo. Con la entrada de Valverde, el uruguayo se situó de mediapunta en un 4-2-3-1 con Adrián López y Lucas Pérez acompañándole en la línea de tres.

4-4-2 a partir del 71′ (con la entrada de Bakkali por Andone). Pepe Mel se dio cuenta de que con Canales la Real ganaba dominio en le centro del campo y que a Adrián y a Lucas les costaba acompañar a los laterales visitantes. Por tanto volvió a mover el dibujo dando entrada a Bakkali y situando en el costado derecho a Valverde como volante.

7. Fue un jugador determinante y por eso conviene destacarlo. Asier Illarramendi fue el corazón y el timón de juego de la Real Sociedad en Riazor. El mediocentro vasco está, desde hace año y medio, a un nivel mayúsculo. El barómetro del conjunto donostiarra se destapó además como goleador, el segundo de ellos sorteando con facilidad a cualquier rival que se le acercó.

8. En lo individual, me quedo con el partido de Adrián López y de Fabian Schär. El asturiano regresó a Riazor destilando clase; calidad en la conducción y calidad en el remate. Golazo el suyo marcando los tiempos ante un balón de más de 40 metros y orientándolo con precisión al palo largo. Precisamente la asistencia fue del central suizo, que se ha destapado como el mejor defensor blanquiazul en estos tres partidos y también como el mayor generador de juego.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.