Albert Gil: “Sería la ilusión de todos que Francis pueda ser el portero importante del Deportivo en Segunda”

0

En el día de ayer, Albert Gil, coordinador de fútbol base en el Deportivo, se pasó por los micrófonos de Galicia en Goles para comentar la actualidad de la cantera deportivista, repasando con más detenimiento la situación de los internacionales del Fabril.

En primer lugar, quiso congratularse por el gran nivel exhibido por el Alevín A en LaLiga Promises, en donde el cuadro blanquiazul obtuvo un meritorio cuarto puesto. También tuvo palabras para Mujaid, zaguero del juvenil que ya ha debutado con el primer equipo esta temporada y que disputará con España sub-18 los Juegos del Mediterráneo: “Para nosotros es un orgullo que lleguen jugadores a la selección. Al final van los mejores de todo el territorio español”, indicó Albert sobre la convocatoria del central deportivista.

A lo largo de su intervención, cabe destacar las palabras sobre Francis Uzoho, quien disputará el próximo Mundial de Rusia con su combinado nacional: “Hemos tenido la suerte de tener dos jugadores que van a ser mundialistas, como son Francis e Ismael. Para nosotros es un orgullo”, explicó, halagando también al extremo panameño. Prosiguiendo, quiso comentar que el arquero africano tiene posibilidades de optar a un puesto en el primer equipo, algo que llenaría de satisfacción a la coordinación de fútbol base del club: “Parece, según los últimos partidos que ha disputado Nigeria, que va a ser el portero titular. ¿Por qué no podría estar en el primer equipo? Sería la ilusión de todos los que formamos parte de la cantera, que Francis pueda ser el portero importante del Deportivo en Segunda”.

Albert Gil también aprovechó la ocasión para elogiar a uno de los mejores futbolistas del Fabril, Ismael Díaz: “Es un jugador de mucho nivel. Es cierto que ha tenido dificultades de salud durante la temporada pero es un jugador con capacidad para jugar en Segunda sin ninguna duda”.

Un duro inicio para Francis

El medio inglés The Guardian se hizo eco de la convocatoria de Francis con Nigeria, haciendo hincapié en su corta edad. Quisieron repasar sus inicios, explicando las grandes dificultades que tuvo el ahora portero del Fabril para llegar a donde está, a las puertas de una Copa del Mundo.

Con 12 años, Francis tuvo que aceptar que no iba a ser delantero, lo que le abrió la oportunidad de ponerse bajo los palos. Un hecho que no le detuvo, pese a que la posición de portero carece de la misma importancia que otras en el fútbol base nigeriano. Aunque por aquel entonces él deseaba ser atacante, aceptó que no reunía las condiciones idóneas para situarse en la punta de ataque, por lo que guardameta deportivista no bajó los brazos y trabajó duro en su nuevo puesto, lo que lo llevó a ingresar en la Academia Aspire en Qatar, entrando dentro de una selección de 50 jóvenes futbolistas.

Esto le valió para ganarse la aceptación de su padre, que, como se cuenta en el diario inglés, le había prohibido jugar al fútbol, prefiriendo que siguiera su educación sin ningún desvío. Con el paso del tiempo, ya en el 2016, el Deportivo se fijaría en Francis, decidiendo incorporarlo a su cantera. Desde su llegada, el arquero nigeriano vivió un crecimiento fulgurante, pasando del Juvenil a debutar en Primera División, así como a encontrarse a escasos días de iniciar su primera participación en un Mundial. Una trayectoria meteórica y difícilmente imaginable cuando se concretó su incorporación a la entidad coruñesa

Además de su indudable esfuerzo, en su ascenso tuvo la fortuna de su lado, centrándose en su llegada a la selección de su país. Pese a una trayectoria irregular en las categorías inferiores de Nigeria, Francis se ganó una oportunidad en la absoluta después de que el entrenador del combinado africano probase con numerosos porteros. Desde entonces se ha mantenido, afianzándose en un once en el que antes figuraba Carl Ikeme, quien tristemente se ha visto obligado a dejar a un lado los terrenos de juego debido a su leucemia.

Sobre el Autor