Álex Bergantiños, capitán desde el primer día

0

Como es habitual a estas alturas de la temporada, el Deportivo todavía sigue inmerso en la búsqueda de su once tipo. Así, los dos primeros partidos han servido para vislumbrar las certezas e incertezas de Natxo González. En Extremadura quiso dar continuidad a la línea defensiva de Albacete, pero  en otras demarcaciones el vitoriano parece tener más dudas, como en la posición de enganche. Algo similar sucede en el centro del campo, en el que ya ha probado a los seis jugadores disponibles.

Álex Bergantiños, Edu Expósito y Michael Krohn-Dehli partieron como titulares en el Carlos Belmonte, en la jornada inaugural. En Almendralejo se cayeron los dos últimos —en el caso del danés, por sanción— para dar entrada a Pedro Mosquera y Vicente Gómez. Por su parte, Didier Moreno entró en la segunda mitad.

De este modo, Bergantiños ha sido, hasta el momento, el único elemento invariable de la medular deportivista. Ha sido titular en ambos encuentros, ha completado los 180 minutos de juego y ha rendido a un nivel notable. El canterano ha ejercido de capitán, y no solo por haber sido el portador del brazalete: contra el Extremadura lideró la resistencia del Dépor ante las acometidas locales en el tramo final del encuentro, cuando los de Juan Sabas se volcaron en busca del empate. El coruñés, presente en los dos últimos ascensos del club, hizo gala de sus cualidades habituales: buen posicionamiento, inteligencia y generosidad en las coberturas e intensidad a la hora de presionar y achicar espacios.

En la primera jornada le tocó ejercer de ‘cinco’, con un rol más estático del que está acostumbrado y un mayor peso en la distribución y organización del Dépor. En la segunda, la entrada de Mosquera lo desplazó al interior derecho, donde pudo exhibir en mayor medida su capacidad para abarcar campo. No obstante, también bajó a ayudar en salida, y en ciertas ocasiones el conjunto herculino llegó a formar con una especie de 3-4-3, en el que era Álex y no Mosquera el centrocampista que pasaba a integrar la línea defensiva para facilitar la proyección de los laterales.

El Deportivo necesitará tiempo, como lo necesita cualquier proceso de cambio, para convertirse en el equipo que quiere ser. La plantilla atesora la suficiente calidad para ser uno de los clubes punteros de la categoría, si bien es cierto que en Segunda División hace falta más que eso. Por eso mismo, Álex Bergantiños, por carácter y capacidad de liderazgo, se antoja fundamental para Natxo González.

Sobre el Autor