Así juega el Real Murcia

217

Iturra, Emilio Sánchez y Cristian García son los referentes de un equipo que viene pletórico tras ganar su derbi, con el objetivo de conquistar el campo más complicado de la categoría.

El Real Murcia llega a Riazor con la moral por las nubes tras haber ganado al Cartagena en uno de los derbis más disputados e intensos de todo el fútbol español. Los granas intentarán sorprender a la contra a los de José Luis Oltra y tratarán aprovecharse de las dificultades del Deportivo en las últimas jornadas cuando juega como local.


Contexto. Reforzados tras ganar el derbi. Los de Iñaki Alonso olvidaron su mal momento después de ganar al Cartagena.

El Murcia es el equipo irregular por excelencia de la categoría. Tras regresar el pasado verano a Segunda División, los Pimentoneros iniciaron el presente curso en una gran forma que les permitió llegar a soñar con entrar en playoff de ascenso ya que, por ejemplo, eran octavos cuando se enfrentaron al Deportivo en la primera vuelta. A pesar de todo, con el paso de las jornadas la realidad ha invadido a los futbolistas dirigidos por Iñaki Alonso, que no han sido constantes. Esta situación que los ha llevado a situarse en la 12ª posición, a solo seis puntos de los puestos de descenso. Tras cuatro derrotas consecutivas en el último mes, la victoria en la última jornada ante el Cartagena ha dado a los granas la posibilidad de recuperar la moral, mientras que a su técnico le ha permitido tomar un poco de aire tras varias semanas en la cuerda floja.

La pizarra. El fútbol de toque no es una posibilidad. El conjunto murciano reniega de la posesión y basa gran parte de su poder ofensivo en el balón parado.

El Deportivo se encontrará el domingo a un equipo muy diferente a los que han visitado Riazor en los últimos meses. El Murcia tiene un estilo completamente opuesto al de clubes como el Alcorcón o el Córdoba y, a pesar de las palabras de Iñaki Alonso en las que aseguraba que sus hombres saldrían a robarle el balón a los de Oltra, a los Pimentoneros les gusta mucho ceder la posesión debido a su capacidad para sorprender a la contra con la velocidad de futbolistas como Emilio, Sutil o Albiol. Además, la baja de Richi -el auténtico motor- en el centro del campo hará que el técnico vasco delegue el esférico todavía más en el conjunto herculino. Alonso tampoco podrá contar el preparador con Óscar Sánchez ni con Rubén, por lo que no tendrá ningún lateral zurdo. Por otro lado, su tremendo poderío a balón parado convierte al equipo presidido por Jesús Samper en una amenaza constante tanto en los lanzamientos de falta como en los saques de esquina. El dato más significativo es que Jorge García, central, ha logrado ya cuatro tantos.

Nombres propios. Un centro del campo de primer nivel. El chileno Iturra es sinónimo de equilibrio.

– El ‘muro’: Iturra. Un ‘pulmón’ en la medular. El ex de Universidad de Chile, además de robar infinidad de balones en cada encuentro, tiene claridad a la hora de salir con el balón jugado.

– El ‘cerebro’: Emilio Sánchez. Además de su calidad para dar el último pase, Emilio tiene un guante en su pierna derecha que le convierte en un peligro en todas las acciones a balón parado. Indiscutible.

– El ‘killer’. Cristian García. ‘El Ruso’ es el delantero con más goles de la plantilla, seis. A pesar de que Iñaki Alonso suele contar con Chando como atacante titular, el argentino apunta a la titularidad en Riazor gracias al tanto que marcó en el último partido ante el Cartagena.

– El ‘fiasco’: Luciano. El central fue uno de los pilares del ascenso la temporada pasada y este curso no ha demostrado nada. No cuenta para el entrenador vizcaíno y es más que probable su salida del equipo al final del presente curso.

Horizonte. Mantener la categoría, un objetivo agridulce. Su buen inicio de campaña los hizo soñar con el ascenso.

A pesar de ser una de las sorpresas de la primera parte de la Liga Adelante, los murcianos han bajado el ritmo y no han podido pelear por algo más que por la permanencia, su objetivo real. Los Pimentoneros todavía no tienen asegurada una plaza en la división de plata para la temporada que viene, por lo que es queda mucho trabajo por hacer ya que hay clubes de la zona baja como el Girona o el Huesca que actualmente están en un gran momento de forma.

Un aficionado ilustre. Alejandro Valverde. ‘La bala pimentonera’

Pocos corredores ha visto el ciclismo en toda su historia con las cualidades del murciano Alejandro Valverde. Capaz de superar en un ‘sprint’ a los más rápidos del lugar, de aguantarle un ataque al escalador más duro en una cima mítica o de batirse contra el crono contra los contrarrelojistas más temibles, sus condiciones hacían prever a principios de la década pasada la llegada de una referencia en el ciclismo mundial y en el deporte español. Y confirmó las altísimas expectativas, ganando una Vuelta a España, etapas en el Tour de Francia y todo tipo de Clásicas. Nunca ha dejado de apoyar a su Murcia, y se le ve de vez en cuando en la Nueva Condomina. Incluso ha recibido varios homenajes del club. Pero los engranajes que mueven un deporte cada vez más oscuro le acorralaron contra la lona y acabó pagando las consecuencias con la difusa Operación Puerta. Ahora está de vuelta.

Un lazo blanquiazul. Juanmi García. El portero de Munich.

En verano de 2002, Nuno abandonó el Deportivo en busca de los minutos de juego que le restaba Molina a orillas de la playa de Riazor. Y el conjunto coruñés decidió contratar al murciano Juanmi para ocupar la plaza de portero suplente. Llegaba un portero de 31 primaveras que había sido internacional tan solo dos años atrás, pero que había experimentado un bajón e incluso perdido su puesto en el Real Zaragoza. Llegaba para actor secundario, pero terminó convirtiéndose en el principal, tras la enfermedad de José Francisco Molina que le retiraba momentáneamente de los terrenos de juego. Así fue el portero que más jugó en aquella campaña 2002-2003, participando en partidos históricos del ‘Libro de Oro’ blanquiazul, como las victorias en el Olímpico de Múnich -la primera de un equipo español allí- y San Siro. A final de temporada, y con Molina ya recuperado, Juanmi decidió volver a casa, para jugar en el Murcia. Tan solo estuvo un año, pero su notable rendimiento le guarda cariño entre la hinchada de Riazor.

Adelante. Cara A. https://www.riazor.org/asi-es-el-real-murcia/

 

Comentarios están cerrados.