Borja Valle presenta su candidatura a primer espada

0

El doblete de Borja Valle fue uno de los pocos aspectos positivos que dejó el último partido de la temporada en Riazor. Tras una primera parte desastrosa a nivel defensivo, la segunda mitad sirvió para que el Deportivo hallase el orgullo para competir y meterse en el encuentro. Borja Valle representó la fe del cuadro coruñés: se movió con sentido, se ofreció constantemente al espacio y se mostró eficaz de cara a portería. El de Ponferrada anotó el 1-3 tras un saque de esquina en el que se lanzó con todo para rematar un balón colocado por Lucas Pérez, y cerca de las postrimerías del partido hizo el segundo en una jugada en la que se anticipó a la defensa del Villarreal.

La campaña del castellano-leonés no ha sido demasiado prolífica, pues se pasó más de la mitad de la temporada en el ostracismo. No fue hasta hace poco más de un mes cuando Clarence Seedorf comenzó a introducirle en la rotación, y sus notables actuaciones, así como su buen entendimiento con Lucas, Adrián o Çolak, le han servido para acumular un par de titularidades y convertirse en un jugador importante para el equipo deportivista. Con los dos goles que anotó ayer en Riazor, suma tres en todo el año, una cifra nada despreciable si tenemos en cuenta que ni siquiera alcanza los 400 minutos disputados.

El propio Seedorf explicó ayer que, cuando llegó, veía a Borja con la moral baja por la falta de minutos. “En el momento que ha tenido la oportunidad ha empezado a trabajar dentro del campo de manera espectacular y cuando se ha puesto a entrenar a ese nivel, empecé a utilizarlo y está que se sale”, indicó.

Tras el descenso a Segunda División, se espera un verano de reconstrucción en A Coruña. Gran parte de la actual plantilla herculina buscará un nuevo destino en el próximo período de fichajes, y en el apartado ofensivo habrá varias bajas. Lucas Pérez, Adrián López y Zakaria Bakkali terminan sus respectivas cesiones, y todo apunta a que Florin Andone, cuya cláusula se reducirá a seis millones de euros, también abandonará el conjunto blanquiazul. Por su parte, Borja Valle tiene contrato y probablemente el Deportivo quiera que sea una de las piezas fundamentales de su nuevo proyecto. Su versatilidad le permite jugar en varios puestos del frente de ataque, y tiene experiencia en la categorías tras jugar una temporada en el Oviedo y media en el Elche. Preguntado sobre su futuro, el futbolista ponferradino se ha mostrado cauto y comentó que tendrá que “sentarse y ver las cosas”. Aunque apenas ha tenido minutos, no sería descartable que su buen tramo final haya servido para que algún club de Primera pusiese sus ojos en él. Si permanece en el Deportivo, será un activo importante en la próxima campaña.

Sobre el Autor