Cruce de comunicados entre RC Deportivo y Eibar por lo sucedido en Ipurua

31

Después de las quejas recibidas por parte de muchos de los aficionados que viajaron a Ipurua para el partido del pasado domingo entre Eibar y Deportivo, el conjunto herculino ha publicado un comunicado en el que confirman la existencia de “cacheos desmesurados” y la “poca predisposición” a la solución de lo sucedido en el estadio armero.

De hecho, ese mismo día el Área Social del Deportivo estuvo en contacto con varios de los aficionados desplazados que les hicieron llegar de primera mano las quejas. Algo que también hizo Anita Guerra en Radio Marca Coruña, cuyas declaraciones recogimos en este artículo.

Este ha sido el comunicado del Deportivo al respecto de lo sucedido en Ipurua:

– El Oficial de Enlace con la Afición del Real Club Deportivo confirma y denuncia la realización de cacheos desmesurados, la poca predisposición a la solución del problema, las incidencias manifestadas por los aficionados y la escasez de recursos humanos para atender correctamente la puerta visitante del Estadio de Ipurua, lo que ocasionó un retraso de casi media hora para completar el acceso a la grada visitante.

– Desde el Área Social del Club se realizaron llamadas personales a los socios desplazados para confirmar los hechos relatados, recibiendo denuncias, además, de una situación de persecución y acoso, con represión y cacheos desmesurados en los accesos. Algunas de estas denuncias también fueron recibidas en el Club de manera formal por correo electrónico. El Deportivo invita a todos los aficionados que a nivel individual se hayan sentido ofendidos a que formalicen estas denuncias ante las autoridades competentes.

– El Real Club Deportivo cumplió con la reglamentación vigente, enviando el listado nominal de los aficionados desplazados en tiempo y forma para que las fuerzas y cuerpos de seguridad realizasen las comprobaciones oportunas previas a cualquier desplazamiento, pero en ningún momento se le comunicó al área de seguridad la normativa de acceso ni los medios de animación prohibidos. Tampoco se recibió llamada alguna reportando lo que estaba ocurriendo en el momento de los hechos por parte del Club anfitrión.

– La normativa de seguridad especifica que las entradas visitantes deben ser identificadas con el DNI del titular. La afición deportivista, acostumbrada a esta pauta, no protestó en ningún momento de la comprobación del listado ni de las medidas tomadas ante posibles inexactitudes. Su queja viene derivada de la poca organización, ya que para esa labor solo había dos auxiliares que ralentizaron la comprobación, lo que ocasionó que todos los aficionados que llegaron con una hora de antelación al encuentro no pudieron acceder antes del comienzo del partido.

– En cuanto al material de animación la normativa especifica que las pancartas de gran tamaño deben ser ignífugas pero no prohíbe pequeñas banderas de grupos de aficionados legalmente inscritos en el Libro de Registro. En cualquier caso se les impidió su introducción y se procedió a su retirada.

– En lo referente a la intervención de bengalas, éstas fueron encontradas en los aledaños del Estadio donde previamente se habían encendido algunas, abriéndose un atestado por un hecho por el que el Real Club Deportivo quiere mostrar nuevamente su firme compromiso con el fiel cumplimiento de las disposiciones normativas que regulan las obligaciones de los clubes de fútbol en materia de prevención y erradicación de la violencia.

– Ante la situación creada, muchos de los deportivistas solicitaron hojas de reclamaciones. Éstas no estaban a disposición en ninguna de las puertas de acceso por lo que no se pudieron realizar las debidas reclamaciones a consumo.

Por todo ello, el Real Club Deportivo, siempre al servicio de sus dueños y abonados, ha puesto en marcha desde el primer momento todos los mecanismos a su disposición para aclarar estas incidencias, denunciarlas públicamente y solicitar que no se vuelvan a producir en otros campos de LaLiga en los que nuestra afición solo tiene una voluntad: apoyar y animar al equipo cumpliendo todas las exigencias de la normativa legal vigente.

Además, el Real Club Deportivo, quiere agradecer a la Ertzaintza su trato exquisito en todo momento con el personal del Club desplazado, así como la hospitalidad de todos los aficionados armeros con el deportivismo presente este fin de semana en su tierra.

La respuesta del Eibar

El Eibar, por su parte, ya había emitido un primer comunicado justamente el domingo por la noche. Ahora, después del texto publicado desde A Coruña, han vuelto a responder. Según apuntan, las “medidas excepcionales de Seguridad” se tomaron “debido a la presencia de aficionados de Riazor Blues en las inmediaciones del estadio”. Agregando que existe “una orden expresa por parte de LaLiga para que se prohíba el acceso de aficionados de Riazor Blues a los estadios de Primera División”.

Por otro lado, hablan también de aficionados que portaban desde “bengalas” a “armas blancas”. Pero a su vez, insta a todo aquel que haya sentido sus derechos vulnerados a que ponga una denuncia ante los servicios competentes.

Este es el comunicado íntegro del Eibar:

– La labor desarrollada por el personal de Seguridad de SD Eibar en la puerta de acceso de los aficionados visitantes se hizo de acuerdo con las indicaciones dadas tanto desde las Fuerzas de Seguridad como desde LaLiga.

– Se adoptaron medidas excepcionales de Seguridad debido a la presencia de aficionados de Riazor Blues en las inmediaciones del estadio.

– La Brigada Móvil de la Ertzaintza identificó a una serie de componentes de Riazor Blues que lanzaron bengalas y petardos. Algunos de ellos portaban armas blancas.

– Estos aficionados de Riazor Blues tenían entradas suministradas por el RC Deportivo para la zona destinada a la afición visitante y estaban junto con otros aficionados deportivistas, por lo que el Coordinador General de Seguridad planteó la conveniencia de llevar a cabo cacheos exhaustivos en el transcurso de los cuales se procedió a requisar más bengalas y petardos.

– Existe una orden expresa por parte de LaLiga para que se prohíba el acceso de aficionados de Riazor Blues a los estadios de Primera División.

– Adicionalmente, con anterioridad al partido y con vigencia para el resto de la temporada, el Coordinador de LaLiga, a través de la Unidad Especial de Policía, exigió la verificación de que las entradas nominativas correspondieran a las personas que las portaban por lo que se procedió a la identificación mediante DNI, para lo que se solicitó presencia policial. En el transcurso de esta verificación, quedó constancia de que gran parte de los aficionados con entrada legal no se encontraban en el listado proporcionado por el RC Deportivo.

– El RC Deportivo no envió al departamento de Seguridad de SD Eibar la preceptiva comunicación sobre las banderas y pancartas que portaban los aficionados de su equipo, con los correspondientes certificados.

– SD Eibar insta a los aficionados del Deportivo que consideren que fueron vulnerados sus derechos a que recurran a las instancias oportunas y presenten las correspondientes denuncias.

– Agradecemos a la gran mayoría de aficionados deportivistas su comportamiento ejemplar, al tiempo que lamentamos las molestias ocasionadas, ajenas a SD Eibar.

Sobre el Autor