fbpx

Dani Cancela desde su (semi) burbuja: Borges y la estrategia

0

Nueva edición de la columna de Dani Cancela, ex del Depor y coruñés, enrolado en las filas del Kitchee de Hong Kong desde hace una década. En su serial titulado ‘Desde la (semi) burbuja’, nos cuenta las sensaciones que le dejó la victoria contra el Numancia, con titularidad y gol de Celso Borges.

Cuando, en los oscuros días de diciembre nadie encontraba sentido a que Borges siguiera en el once inicial, muchos pensábamos que el entrenador estaba invirtiendo en un jugador que debía ser protagonista y clave en primavera cuando de verdad empezase la lucha por el ascenso.

Desgraciadamente, la posibilidad de pelear por eso se esfumó demasiado rápido, como se esfumó también la paciencia y la confianza en que Borges pudiese ser la piedra angular del equipo. Y el equipo (casualidad o no) mejoró cuando, por lesión, dejó de estar en el once.

Tampoco a estas alturas confiábamos en que la estrategia ofensiva nos fuese a dar réditos en forma de puntos. Aquel gol de Héctor, de aquella manera, y ya. Pobre bagaje para un equipo de tantos centímetros y en teoría con buenos lanzadores, que podría haber visto aliviada su carencia de gol marcando de vez en cuando a balón parado.

Pero ni una cosa ni otra son suficientes para marcar tendencia. Ni el Dépor es ahora temible en estrategia ni Celso el eje del equipo. Ese papel lo ostenta sin duda Villares, el último en llegar y que sin embargo se antoja imprescindible. Le falta, que no es poco, acabar las jugadas con precisión, pero calidad, carácter y capacidad de entender el juego le sobran, y sin duda está aportando muchas de las cosas que esperábamos fuese tarea del tico.

Sorprendió por eso su titularidad. Rubén podía volver a su once preferido para quitar el mal sabor de boca de Langreo, pero otra vez decidió menear el árbol. Puede que trate de tener a todos activos para que no se le caigan, o puede que no acabe de ver a sus jugadores como hace un mes, pero lo cierto es que esa alineación que todos teníamos clara ya pocas veces se repite. Y creo que si Derik no se hubiese lesionado, se caería del once alguno más.

El Deportivo está espeso en esta segunda fase. Por los motivos que sea, ese pico de forma que alcanzó tras ganar al Pontevedra ya no lo tiene, pero la estructura de equipo es mucho más robusta que antes, y pese a que los jugadores no estén brillantes, el equipo se mantiene sólido.

Si el Numancia hubiera visitado Riazor hace un par de meses, difícilmente se hubiera llevado el partido, pero este Dépor compite mejor, hace mejor las cosas y, sobre todo, confía más en sí mismo. El gol del empate (otra deficiente defensa en un centro lateral) no hizo que el equipo se viniese abajo. Y aunque el segundo gol es producto de un penalti de esos que no se deberían pitar con independencia de que la regla diga otra cosa, viene precedido de buenas acciones combinativas de un equipo que demuestra que quiere ganar. Con sus carencias, con su falta de gol, pero creyendo en sí mismo.

Eneko y Keko se entienden muy bien y a partir de ahí el equipo genera situaciones, que serían mucho más peligrosas si Bóveda tuviese una calidad equiparable a su capacidad de interpretación del juego. Él sabe lo que hay que hacer en cada momento, y elige casi siempre bien, pero en demasiadas ocasiones la ejecución técnica no le acompaña. Por la izquierda, sin embargo, se genera poco. Héctor no aparece tanto en ataque como antes, y ni Lara ni Raí parecen encontrar esa regularidad, y el juego ofensivo del equipo se resiente.

Con todo, se solventó un partido que hubiese puesto al equipo en una situación peligrosa. El Marino parece menos equipo ahora que cuando jugó en Riazor. Si se hacen los deberes, podremos pensar ya en dejar atrás una temporada para olvidar y centrarnos en construir el futuro. Ojalá.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Bloqueador de publicidad detectado

Hemos detectado que estás usando extensiones para bloquear los anuncios. Esta página web se financia gracias a los anuncios de publicidad, con lo que te rogamos que los desactives para que podamos seguir trabajando de forma diaria.

Recargar