El Barcelona, siempre con un ojo puesto en A Coruña

149

Nos levantábamos hoy con el rumor de que el Barça pretendía a Sidnei, ¿pero es la primera vez que se relaciona a un jugador del Dépor con los blaugranas? Desde que, en agosto de 1997, Rivaldo cogiera las maletas rumbo a la ciudad condal, los culés han puesto sus ojos en hasta seis deportivistas.

El caso del delantero brasileño es el fichaje más reciente, el último que fructificó. Y también el más llamativo. Tras marcar el penalti decisivo de los coruñeses, ante el PSV, en un Teresa Herrera, el zurdo se despidió. No tuvo tiempo siquiera a debutar, de manera oficial, en esa temporada. La oferta más alta jamás realizada en el fútbol español, por aquel entonces, se lo llevó al Camp Nou.

Apenas ocho años más tarde, los azulgranas volvieron a la carga, con Albert Luque como objetivo. Formado en la Masia, el Barça pretendía repescar a una de las últimas perlas de su cantera. Con el Atleti también por el medio, Barna parecía el destino preferido por todas las partes. Pero no se dio. El egarense acabaría firmando por el Newcastle, de la Premier League.

No conformes con el resultado, en 2007 tocaron otra vez a la puerta. Jorge Andrade era ahora el elegido. El central portugués, que ya había sonado con anterioridad para el Barça, recibía ahora una oferta en firme. Incluso Txiki Begiristain, secretario técnico del club catalán, se había atrevido a afirmalo. Nada más lejos de la realidad, la historia se terminó ahí. Italia fue, finalmente, la opción elegida por el jugador.

Compañero del lisboeta en la zaga, Fabricio Coloccini sería el siguiente en aparecer en la lista. Corría el verano de 2008, y tras ser incluido en el once ideal de la UEFA para esa temporada, el argentino estaba repleto de novias. Pero no sería el Barça tampoco el que se llevara el gato al agua. Igual que hiciera Albert Luque en 2005, Saint James Park y las urracas, serían su nueva casa.

Pero si hay que hablar del caso más polémico, el de Filipe Luis se lleva la palma. Procedente del Real Madrid -y propiedad de Rentistas-, el lateral zurdo completó unas magníficas temporadas en A Coruña, que se verían recompensadas, en 2008, con su presencia en el equipo revelación de la Liga (según el portal de Internet de la UEFA). Pretendido por Guardiola para su proyecto, Lendoiro impidió su salida. Meses más tarde, llegaría un capítulo conocido por todos: su fractura de peroné, previa a su marcha al Atlético.

No tan lejanas en el tiempo, se encuentran las relaciones con dos futbolistas de la actual plantilla blanquiazul, como Lucas y Sidnei. En el caso del coruñés, por todos es sabida la expectación que han despertado sus buenos números. Más reciente aún, está la noticia sobre el central. Veremos en qué acaban los rumores. Pero hay algo que ya es evidente, y es que el Barcelona está siempre con un ojo puesto A Coruña.

Sobre el Autor

Estudiante de Comunicación Audiovisual (UDC) y futbolista. Juntando letras sin que suenen mal (o intentándolo). Los domingos me dejo ver a través de la otra pantalla en el En Xogo de la TVG.