El Deportivo, Tarragona y un agónico partido con final feliz

0

Este fin de semana, Deportivo y Nàstic de Tarragona se volverán a ver las caras después de seis temporadas, en un partido que Albentosa deberá ver desde la grada por la cláusula del miedo. A lo largo de los años, ambos conjuntos se han enfrentado en multitud de ocasiones, con resultados de todos los colores, sin importar demasiado la dinámica o la diferencia de calidad entre ambas plantillas.

El enfrentamiento de más trascendencia entre gallegos y catalanes es el último disputado, el cual todavía recuerdan en A Coruña. Con el Celta y el Valladolid pisándole los talones, los blanquiazules sumaron una importantísima victoria en el Nou Estadi, permitiéndole depender de sí mismos para certificar el ascenso en la siguiente jornada. El Deportivo comenzó flojo el partido, acusando el esfuerzo realizado durante toda la temporada. Esto propició que los locales se adelantaran en el marcador por medio de Longás.

Los de Oltra comenzaron a carburar, lo que dio sus frutos en el 30′, subiendo el 1-1 al luminoso gracias a un buen tiro de Bruno Gama. Se llegaría con este marcador a los minutos finales. El Dépor estaba volcado sobre el área contraria, gozando de ocasiones, al igual que el Nàstic, que se enfrentaba a una defensa muy poco poblada y a un Aranzubia que se erigió como salvador en varias acciones. En el último minuto, cuando el marcador parecía definitivo, apareció Xisco, marcando el segundo y provocando la locura en el banquillo coruñés y en la grada visitante. Un estallido de júbilo que finalizaría en una semana, cuando se logró el ascenso.

Para encontrar el anterior choque entre ambos conjuntos hay que remontarse hasta la 2006/07, en la que hubo reparto de puntos después de que ninguno fuera capaz de marcar. Este es uno de los tres partidos ante el cuadro catalán jugados en Primera División. El primero sucedió en el año 1949, con un fenomenal Deportivo que avasalló a su rival, finalizando el partido con un 1-4. En la temporada siguiente, los tarraconenses se llevaron los tres puntos, venciendo por 3-2 a los herculinos.

Aún así, para la primera visita de los gallegos al campo del Nàsic hay que remontarse hasta la temporada 45/46, partido que se selló con clara victoria local por 2-0. Idéntico resultado al de la campaña 73/74, mientras que en la 75/76 y en la 79/80, los blanquiazules cayeron de nuevo derrotados, aunque en estas ocasiones por 1-0 y 3-2 respectivamente.

Dos victorias, un empate y cinco derrotas. Estas son las cifras del Deportivo en el Nou Estadi, campo del que la afición coruñesa guarda un gran recuerdo por su último resultado, logrado en un agónico partido, aunque atendiendo a otros años, cualquier cosa podría pasar.

Sobre el Autor