El Deportivo vuelve al trabajo con el once ante el Madrid prácticamente decidido

132

El Deportivo regresa mañana al trabajo después de disfrutar del último día de descanso antes del inicio de Liga. Pepe Mel ha preparado una doble sesión en Abegondo en la que comenzará a preparar los diferentes aspectos tácticos para el estreno de la temporada ante el Real Madrid. Para este encuentro el equipo coruñés no podrá contar con Fede Valverde, por contrato al estar cedido por los blancos, ni con Çolak, que cumplirá partido de sanción por acumulación de tarjetas.

Precisamente esas dos bajas y la ausencia de fichajes de última hora, más allá de la incorporación de Adrián, el once que Mel saque ante el Madrid está prácticamente decidido. Mientras se espera la llegada de un guardameta Rubén parece haberle ganado la carrera a Tyton y será el de Coristanco el que ocupe la portería. La línea defensiva también está consolidada, con Juanfran y Luisinho en los laterales y Sidnei compartiendo el eje de la zaga con Schär. El suizo se ha ganado la confianza de Mel desde su llegada y apunta a formar una sólida pareja con el brasileño.

Para el centro del campo el técnico utilizará a sus tres pivotes disponibles. Mosquera y Guilherme, que ya formaron en la medular ante el West Bromwich, serán los encargados de la salida de balón. Su colocación en el campo dependerá de si Mel opta por el 4-2-3-1 que ha utilizado en los últimos encuentros, con Borges actuando más adelantado en la mediapunta, o apuesta por un 4-1-4-1. Con este último sistema la duda estaría en si es el coruñés o el brasileño el que ocupa el puesto de mediocentro.

En la punta del ataque tampoco hay discusión. Andone será el jugador más adelantado e intentará repetir su gol de la temporada pasada contra el Madrid en Riazor. Para acompañar al rumano en los costados también hay dos jugadores que parten con ventaja, como son Fede Cartabia, por la derecha, y Bakkali, por la izquierda. En esta pelea está cerca Bruno Gama, que gracias a su trabajo sin balón y su gran pretemporada tendrá opciones de salir de inicio hasta el último momento en cualquiera de las dos bandas.

Pepe Mel se guardará a Adrián en la recámara

El retraso en la llegada de otro delantero deja a Pepe Mel sin demasiado margen de maniobra en ataque. Eso sí, en la recámara se guardará una bala de plata como la de Adrián. El asturiano, que el pasado lunes realizó su primera sesión de trabajo, no será de la partida, pero tendrá minutos en la segunda parte. Él y Borja Valle, al que el entrenador elogió tras su buen papel este verano, serán los encargados de refrescar la ofensiva blanquiazul a lo largo del encuentro.

Sobre el Autor