fbpx

El ‘sólido’ registro que comparten Deportivo, Fabril y Dépor ABANCA

0

Deportivo, Fabril y Dépor ABANCA coinciden cada mañana en Abegondo en sus horarios de entrenamiento. Mientras los equipos masculinos saltan al césped a las 10h30, el femenino lo hace una hora más tarde, a las 11h30. Los tres tienen en común, además, que son equipos reconocibles y que se sitúan en la parte alta de la tabla de Primera RFEF, Tercera RFEF y Reto Iberdrola, respectivamente. Pero las coincidencias no terminan ahí: son también los equipos menos goleados de sus categorías.

Un líder camaleónico

Nadie encaja menos en la Primera RFEF que el Deportivo de Borja Jiménez. ¿Cómo son los números? 5 goles recibidos en 11 jornadas (2 de Unionistas, 1 de la SD Logroñés y 2 del Real Unión). O lo que es lo mismo, suma 8 porterías a cero. Hasta esta jornada, estaba empatado con el Villarreal B, del grupo 2, pero un gol del exfabrilista Jona -ahora en el Alcoyano- (0-1) ha provocado que el Dépor lidere la tabla en solitario.

Aunque la buena labor defensiva es una cuestión colectiva, hay varios nombres propios que explican este buen rendimiento del Deportivo, que apenas concede ocasiones. Empezando por la portería, con Ian Mackay, que ya fue decisivo en la tercera jornada y es diferencial en esta liga. Por delante suya, como pareja de centrales, se han asentado dos diestros, Adrián Lapeña y Jaime Sánchez, dos futbolistas que se complementan bien y que son muy sólidos tanto en la defensa del área como lejos de ella, anticipando. En los laterales, Borja está apostando por dos perfiles ofensivos como los de Víctor García y Héctor Hernández, con gasolina para subir y bajar la banda constantemente. Y justo en la siguiente línea, aparecen Álex Bergantiños, Villares, Juergen o Rafa de Vicente.

El de la Sagrada Familia, dentro de ese Dépor camaleónico, es el que le permite a Borja cambiar de esquema y alternar entre central y mediocentro casi sin inmutarse. En el caso de los otros tres, por sus virtudes, por ser futbolistas de buen pie, merece mención aparte el despliegue defensivo que están exhibiendo. Solo así, solo con esa solidaridad del colectivo se explica la solidez de este Dépor.

Un Fabril de autor. Foto: Fernando Fernández

Formar compitiendo

De los 18 grupos de la Tercera RFEF, nadie recibe menos goles que el Fabril. Solo el Cirbonero navarro es capaz de igualar a los de Óscar Gilsanz (2 goles recibidos en 10 jornadas). Con su habitual 1-4-2-3-1, el filial blanquiazul está completando un inicio soñado. Justo en el verano que cambió su modelo y apostó por una plantilla 100% sub-23, es el equipo más solvente de la categoría.

Bajo palos, Alberto Sánchez (2001), habitual en los entrenamientos del primer equipo, está a un nivel altísimo. Muy ágil y con buenos reflejos, ha sostenido al filial en duelos directos como el de O Couto contra el Ourense CF. En el eje de la zaga, David Suárez aporta la veteranía y Dani Barcia (2003) la juventud. El central de Cabana de Bergantiños, que aúna buena salida de balón y mucho poderío en el juego aéreo y a la hora de corregir, no para de crecer. En los costados, el capitán Iván Guerrero es un fijo en la derecha. Y en la izquierda alternan Juan Rodríguez y Currás.

En el mediocampo aparecen nombres como los de Brais Val, Barba, Fabio y Sanmartín, con poderío físico y destacados en el juego sin balón. En punta manda Davo (2000), el pichichi, un delantero de mucho sacrificio en la presión. El primero en defender para que los de Óscar Gilsanz no encajen.

Fidelidad a una idea

A Fabril y Deportivo hay que añadir el Dépor ABANCA. El equipo femenino marcha segundo en la liga de Reto Iberdrola y es el menos goleado de los 2 grupos, con solo 5 tantos recibidos. Ordenado también en 1-4-2-3-1, el equipo de Miguel Llorente es fiel a su idea de tener el balón. Y sin él, activar muy bien la presión: en salida de balón del rival y tras pérdida. Eso es innegociable.

Para entender esa solidez, hay que hablar de Ana Valles, fiable bajo palos y fundamental en los envíos en largo a la espalda de la zaga blanquiazul. También de las dos centrales, Inés Altamira y Raquel García, que lo han jugado todo en liga y copa. O de la lateral diestra Cris Martínez, solo sustituida en el descuento contra el AEM. La capitana es pieza clave en la presión adelantada.

En el lateral izquierdo se han repartido los minutos Goretti y Patri López -y en el último partido cambió de banda la propia Cris-. Por delante, Paula Gutiérrez y Jone Ibáñez formaban el doble pivote hasta la lesión de la vasca. Para sustituirla, ha aparecido Carlota Sánchez (2002). La coruñesa, acostumbrada al desequilibrio y desborde en banda, sobresalió contra el Athletic B por sus recuperaciones -una de ellas originó el 2-0-. Solo con esa buena labor coral se explican los números. Nadie encaja menos que Deportivo, Fabril y Dépor ABANCA. Un cerrojo fraguado en las mañanas de Abegondo.

Sobre el Autor

En Xogo (TVG) y Galicia en Goles (Radio Galega). Aquí, juntando letras sin que suenen mal. O intentándolo.