Fernando Vázquez, el mejor situado para entrenar al Deportivo

547

Tras la marcha por sorpresa de Domingos Paciência, el club herculino ha decidido apostar un míster gallego. Según ha adelantado la CRTVG, Fernando Vázquez cogerá las riendas del equipo con el objetivo de conseguir la salvación.

Tras un fin de semana muy convulso, que comenzó con la durísima derrota en Riazor a manos del Granada, el respetable dictó sentencia y la unión afición-plantilla empezó a fragmentarse, hasta tal punto que los jugadores tuvieron que salir del estadio en autobús horas después de terminar el choque.

Pese a que tras un primer intento de dimisión, los capitanes y Augusto César Lendoiro consiguieron convencer temporalmente a Domingos Paciência para que siguiese al frente del equipo, finalmente el luso presentó su dimisión la pasada madrugada. Ante tal situación, fue José Ángel Franganillo quien tuvo que dirigir el entreno de hoy lunes.

Teniendo en cuenta el importantísimo partido que el viernes disputarán contra el Sevilla, el club herculino ha movido ficha. Según adelantó CRTVG, Fernando Vázquez es el elegido para conseguir el complicado objetivo ante el que tan pronto se rindió Domingos Paciência: la salvación. El entrenador gallego cumple así uno de sus viejos deseos, entrenar al club coruñés.

Fernando Vázquez empezó su trayectoria como técnico entrenando al Club Deportivo Lalín, en 1986. Racing de Ferrol, Lugo, SD Compostela, Real Oviedo, Mallorca, Betis, UD Las Palmas, Rayo Vallecano, Valladolid y Celta lo siguieron, además de entrenar a la Selección Galega. En la temporada 2006-2007, tras descender con el conjunto vigués, fue destituido. Tras cinco años alejado de la élite, regresa a la banda donde se le podrá volver a ver esprintar en sus famosas celebraciones de gol.

Entre sus mayores logros, consiguió un subcampeonato de invierno con la SD Compostela además del ascenso con el Celta, equipo con el que luego alcanzaría puestos UEFA. Además, en su día Ferguson lo quiso para el Manchester United como segundo entrenador, ofreciéndole el puesto que había dejado Queiroz para irse al Real Madrid. Una oferta que el de Castrofeito rechazó.

En A Coruña se encontrará un vestuario que necesita un cambio de rumbo. Últimos en la clasificación, el Deportivo no se puede permitir más errores para conseguir una complicada hacienda, permanecer un año más en Primera.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.