Fernando Vázquez: “Tenemos la esperanza de que Peru juegue en Tenerife”

0

Más allá de dejarse dos nuevos puntos, esta vez tras remontar y en el descuento, una de las noticias más preocupantes que había dejado el Deportivo vs Rayo había sido la lesión de Peru Nolaskoain. Por la caída y los gestos de dolor mientras se retiraba en camilla, todo hacía indicar que el vasco había dicho adiós a la temporada, pero afortunadamente no ha sido así. Se ha quedado en un esguince de tobillo y, como apunta Fernando Vázquez, bastante leve: “Cualquier lesión ahora… tres partidos te los vas a perder. Es menos grave de lo que parecía y tenemos esperanza. Tenemos la esperanza de que pueda jugar en Tenerife (martes de la semana que viene), eso como muy pronto. Serían dos partidos. Es menos importante y estamos contentos”.

El técnico no está encontrado demasiada explicación a los malos inicios de partido, aunque señala que el cambio en la intención del equipo puede ser un factor: “Nosotros planteamos los partidos de una forma diferente de lo que veníamos haciendo. Intentamos ser, y no quiere decir que seamos, un equipo que se imponga con su fútbol. Y por lo tanto puedes estar un poco más abierto y dar más facilidades. El cambio de chip que estamos intentando, pasar de ser un equipo que espera a uno proactivo, no es fácil”.

Sabe, además, que el Elche los pondrá a prueba con sus rápidas transiciones: “Es un equipo con jugadores muy rápidos. Un equipo que intenta imponer su fútbol desde el principio y lo hace muy bien. Por eso está donde está. Un equipo bien entrenado, bien trabajado por Pacheta y con futbolistas con bastante gol. Nos va a poner en problemas y poner a pruebas nuestra solvencia defensiva”.

Muy exigentes, pero con el objetivo claro

Fernando Vázquez volvió a insistir en que no tiene ningún problema con la crítica ni con la exigencia del entorno. Eso sí, teniendo siempre bien enfocado por lo que pelea el Dépor este año: “Quien se pone el listón alto soy yo. Quizá caiga en ese error. Pienso que debemos autoexigirnos más y eso no es negativo. Soy exigente y cuanto más lo eres, más te decepcionas. Puedo caer en ese error y me parece normal que la gente también pueda. Lo que hago para remediarlo es ver al Real Madrid contra la Real. O al Barça en Sevilla. Lo miro y me comparo. Empiezas a ver ocasiones, llegadas… y ves que no es un pasacalles para el Barça ni el Madrid. Y son grandes equipos. Esa comparación, esa exigencia con la que creemos que nuestro equipo tiene que arrollar y crear ocasiones continuamente… el fútbol no es así. Me parece bien que la gente sea exigente, pero hay que ser conscientes del objetivo: la permanencia. No hay otro. Permanencia y salvación“.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.