Gerard Valentín, Eneko Bóveda y el último tren

0

El Deportivo terminó el partido ante Osasuna con tres puntos, el liderato provisional que acabó siendo una segunda plaza y esa sensación de confianza que deja el equipo en Riazor. Pero no todo iba a ser bueno, porque en el otro lado de la balanza quedaron las sanciones de David Simón y Domingos Duarte. Los dos jugadores de campo con más minutos no estarán el domingo contra el Rayo Majadahonda y Natxo González se enfrenta a un puzzle con tres piezas para dos puestos: Gerard Valentín, Eneko Bóveda y Michele Somma.

El descarte del técnico en este escenario quedará tocado de cara al futuro a medio plazo, pero la situación ya sería crítica en el caso de Gerard Valentín o Eneko Bóveda. El lateral catalán está inédito en esta Liga. Y lo peor es que apenas ha entrado en las convocatorias. Su balance se limita a la eliminatoria de Copa del Rey en Zaragoza y el Teresa Herrera de hace una semana contra el Athletic.

Después de un año prácticamente en blanco con Juanfran por delante, este verano parecía que Valentín podría cobrar protagonismo. Su principal competidor había salido y la idea de fútbol de Natxo, que apuesta por laterales ofensivos, le venía como un guante. Unos problemas físicos en pretemporada y la llegada de David Simón lo cambiaron todo. El golpe sería duro si la ausencia del canario no le da la oportunidad en el once, algo que podría llevarlo a plantearse la posibilidad de salir en el mercado de invierno, ya que Bóveda le habría adelantado también en la rotación del lateral derecho.

Precisamente, la situación del vasco es ligeramente mejor que la de su compañero, aunque tampoco deba ser un consuelo. En su caso sí tuvo la oportunidad de demostrar su valía. Natxo le dio la titularidad en el arranque de temporada y lo mantuvo en el equipo tres partidos, pero su rendimiento no fue el esperado. La consolidación de la pareja Marí – Domingos lo mandó al banquillo y cuando el valenciano no estuvo vio cómo Somma le quitaba el rol de tercer central, completando además un gran encuentro ante el Reus.

El técnico blanquiazul declaró en verano que veía al ex del Athletic como central, aunque su polivalencia hace que no se pueda descartar como lateral. El dilema para Bóveda llegará si este domingo no es el elegido en ninguna de las dos posiciones, porque estará recibiendo el mensaje de que no es la primera opción en la recámara cuando fallan los titulares. Descarte habitual, en las últimas semanas sí ha sido convocado y ha estado en el banquillo, pero parece difícil que el vasco se conforme con eso.

Prescindir de Somma, la tercera vía

Da igual quién de los tres se quede fuera, a ninguno le dejará buen sabor de boca. Porque tanto los dos anteriormente mencionados, como el propio Somma, están entre los seis jugadores blanquiazules que menos minutos acumulan en lo que va de Liga. El que parte con cierta ventaja es el italiano, aunque sólo sea por el último precedente. No se sabe si Natxo habrá cambiado de idea, pero en el caso Somma, que llegó este verano y podría considerarse que todavía está en un proceso de adaptación con altibajos, su ausencia sería menos dramática.

Sobre el Autor