Los intocables de Natxo González

0

El descenso del Deportivo a la Liga 1|2|3 trajo consigo una más que previsible revolución en la parcela deportiva del club herculino. Carmelo del Pozo tomó las riendas de la secretaría técnica y su primera decisión fue la de apostar por Natxo González para el banquillo. Ese fue el pistoletazo de salida a un verano frenético en cuanto a movimiento de futbolistas y que tocó a su fin con la confección de una plantilla totalmente renovada.

Con estas premisas, el principal desafío para Natxo González estaba en lograr implantar su filosofía de juego, con la dificultad añadida de tener que lograrlo al mismo tiempo que emprendía la búsqueda de un once titular sin apenas vestigio alguno del pasado curso, es decir, partiendo prácticamente desde cero. Siete jornadas después el técnico vasco va camino de lograr ambas. La evidente mejora de las prestaciones del conjunto blanquiazul se ha visto refrendada a base de buenos resultados, mientras que el once inicial cada vez resulta más reconocible para la afición.

Las múltiples combinaciones puestas en liza por el técnico, muchas de ellas a causa de las lesiones y las sanciones, le han llevado a utilizar ya a 20 de los 24 integrantes de la actual plantilla, pero tan solo dos de ellos han sido de la partida en los siete encuentros ligueros disputados y han jugado todos los minutos, Dani Giménez y David Simón.

Dani Giménez fue el primer fichaje confirmado para el nuevo proyecto blanquiazul. El veterano guardameta llegó a A Coruña avalado por su gran profesionalidad y sus dotes de liderazgo dentro del vestuario, pero su edad y la falta de continuidad en las últimas temporadas hicieron que su incorporación generase ciertas dudas entre el deportivismo. Pese a ello y la posterior llegada de Adrián Ortolá, Natxo González optó por darle la titularidad bajo palos al vigués, y este está respondiendo a la perfección. Al igual que sucede con David Simón, acumula 630 minutos de juego en los que ha encajado seis goles y ha dado buena muestra de su valía con varias paradas de mérito. Su único lunar hasta el momento, el error que privó a los blanquiazules de la victoria ante el Tenerife.

Más sencillo resultó el camino hacia la titularidad para David Simón. Su fichaje por el Deportivo se produjo con la pretemporada ya en marcha, pero coincidió con los problemas físicos de Gerard Valentín, el otro lateral derecho de la plantilla. Así las cosas, el canario se encontró las puertas del once inicial abiertas de par en par y no desaprovechó la oportunidad. Tras unos primeros partidos más que discretos, especialmente en tareas defensivas, el rendimiento del ex futbolista de la UD Las Palmas ha experimentado una notable mejoría en las últimas jornadas, en las que su aportación ofensiva por el costado diestro ha resultado decisiva.

Así pues, Natxo González parece haber encontrado en Dani Giménez y David Simón la solución a dos de las posiciones que mayor quebradero de cabeza habían supuesto a sus antecesores en el cargo, la portería y el lateral derecho. Dos intocables para el preparador blanquiazul que, en caso de ser respetados por las lesiones, todo hace pensar que seguirán gozando de esa condición y prolongarán esa pleno de minutos disputados.

Sobre el Autor