Guilherme y Sidnei, dos salidas cocinadas a fuego lento

0

La nueva realidad a la que se ha tenido que adaptar el Deportivo para preparar la temporada 2018-19 requería que el club actuase con rapidez. La plantilla iba a sufrir modificaciones sustanciales y la prioridad de Carmelo del Pozo ha sido dejar salir a los futbolistas que no quisiesen jugar en Segunda División. Así, cuando el mercado de fichajes enfila el paso por su ecuador, el conjunto herculino ya acumula más de una decena de bajas, entre jugadores que estaban cedidos, los que terminaban contrato y los que han sido traspasados. Algunas operaciones se han realizado con facilidad, pero otras salidas se han enquistado más de lo previsto.

Dos de los casos más destacados son los de Guilherme y Sidnei. Tras la consumación del descenso, ambos parecían dos de los principales candidatos a abandonar el conjunto coruñés. Así lo veía el club y así lo veían ellos. Los dos gozan de buen cartel, especialmente en el extranjero, y el Dépor aspiraba a recuperar buena parte del dinero invertido en ellos, pero hasta la fecha, los dos futbolistas brasileños siguen siendo blanquiazules.

En el caso de Sidnei, la situación ha pasado por varias etapas. El interés inicial de algunos clubes de LaLiga, como el Betis o el Villarreal, no llegó a concretarse. Luego apareció en escena el Krasnodar, que llegó a un acuerdo con el Deportivo para realizar el traspaso, e incluso hizo oficial el fichaje antes de descartarlo por las altas exigencias salariales del defensa.

La situación de Guilherme es diferente. En mayo trascendió que un club de Emiratos Árabes estaba preparando una cuantiosa oferta por él. No se supo nada más hasta finales de junio, cuando parecía que el Al-Jazira estaba cerca de cerrar la contratación del centrocampista brasileño. Pero ya ha pasado un mes desde entonces y Guilherme todavía es jugador del Deportivo.

El propio Natxo González reconoció en rueda de prensa que su “percepción” es que “no van a continuar”. De todos modos, el técnico vitoriano ha contado con ellos en el último partido de pretemporada, ante el Bergantiños, en el que Guilherme incluso anotó un gol. Lo lógico sería que ambos abandonasen el Deportivo más pronto que tarde, pero todo depende de que las ofertas que lleguen sean del agrado de los jugadores. El conjunto coruñés no puede hacer mucho más que esperar acontecimientos.

Sobre el Autor