Lío en la taquilla

30

La velocidad con la que se despacharon las entradas para el derbi entre el CD Lugo y Deportivo y la poca antelación con que se avisó para adquirirlas, ha generado una ola de protestas entre los aficionados.

Eran las 16:17 horas de ayer y el Real Club Deportivo anunció que las entradas para el derbi gallego del próximo 3 de mayo en el Anxo Carro se pondrían a la venta esa misma tarde a las 17:00 horas. Los aficionados ya esperaban este comunicado después de que el club dijera el pasado lunes que próximamente se podrían adquirir. Lo que no se imaginaban era la poca antelación de la que dispondrían para acercarse a las taquillas.

Ante la multitud que se empezó a agolpar en los aledaños de Riazor, la entidad blanquiazul decidió abrir diez minutos antes de lo previsto. Cada abonado podría retirar dos entradas como máximo -a un precio de 20 y 30 euros- presentando el carnet de socio. En muy poco tiempo, la longitud de la cola alcanzaba ya la Avenida de la Habana y, a las 17:10 horas, un empleado de seguridad avisó de que quienes se unieran a partir de ese momento ya no dispondrían de localidades.

17:25 horas. Se agotan las entradas y los encargados de las taquillas bajan la persiana. Decenas de seguidores deportivistas que todavía formaban fila se marchan indignados y, a partir de ahí, las redes sociales se convierten en un hervidero de comentarios de protesta. El motivo principal de las quejas fue el escaso margen de tiempo que se ha dado a muchos aficionados de las afueras de la ciudad, incluso de otras provincias, que pretendían venir a por ellas cuando se pusieran a la venta.

La rapidez con la que se despacharon también suscitó reproches. Al mismo tiempo que el Deportivo comunicó que ponía a la venta las localidades, informó que debido al aforo limitado “las 825 localidades recibidas incluyen también las entradas de cortesía que se intercambian todos los clubes en cada encuentro y las de la única solicitud realizada en toda la temporada por la agrupación Riazor Blues”. De ahí que el público empezara a dudar sobre el número real de entradas disponibles.

Tercer motivo de queja. La diferencia en el reparto. Se sucedieron comentarios sobre el elevado número de localidades -2500- con las que cuenta la Federación de Peñas, aludiendo a que hay casos en los que los peñistas no son socios del Deportivo y sin embargo tienen el privilegio de tener el acceso asegurado antes que los que disponen de un asiento fijo en Riazor.

Con la venta de estas 825 entradas más las 2500 de las peñas federadas, se espera que una marea de 3300 almas blanquiazules recale en tierras lucenses el próximo sábado para animar a su equipo en la recta final de temporada.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.