fbpx

Lo mejor y lo peor del Deportivo – Alavés

46

Analizamos lo mejor y lo peor del partido entre Deportivo y Alavés en un par de líneas. Después del encuentro, nuestros redactores intentarán resumir en pocas palabras lo positivo y lo negativo del último partido del conjunto blanquiazul.

Un solitario tanto de Luisinho, que se estrenó como goleador en Primera, fue suficiente para doblegar al Alavés y sumar la primera victoria de la temporada 17/18. Los de Pepe Mel se quitan un gran peso de encima al sumar tres puntos y quitarse la presión de llevar varias jornadas sin un triunfo.

Pablo Antelo

➕ La sensación de que con Çolak en el campo otro Deportivo es posible. Con el turco sobre el césped, los hombres de arriba dieron una mejor versión y se vio un equipo con más capacidad para retener el balón y hacer daño al rival.

➖ La inseguridad defensiva. Con muy poco, el Alavés pudo e incluso mereció adelantarse en el marcador. Colectivamente, el equipo sufre a la hora de defender acciones que no deberían suponer un peligro real. Además, la portería sigue sin verse como una posición realmente bien cubierta.

Víctor Losada

➕ La luz al final del túnel. Aunque la victoria no debe tapar el partido irregular del Deportivo, ha sido bastante positivo ver que hay jugadores que saben qué hacer con un balón. Como es el caso de Fede Valverde o de Emre Çolak. Y además, cabe destacar la seguridad de Schär en la zaga.

➖ Un equipo sin guion. Durante toda la primera parte, el Deportivo parecía estar a la merced de una individualidad que resolviese el partido. Con un juego a trompicones, Pepe Mel se desesperaba en la banda con cada decisión de sus hombres.

Miguel Sanz

➕ Con Çolak y Valverde juntos, el Deportivo realizó por primera vez en el partido (y prácticamente en la temporada) jugadas combinativas con algo de elaboración. Además, el uruguayo demostró que se atreve a intentarlo desde fuera del área. Si a su potencia de disparo consigue añadirle un punto más de precisión, pronto veremos golazos como el que hizo recientemente con su selección.

➖ En líneas generales, el Deportivo demostró que todavía no tiene una estrategia ni un dibujo definidos. Lo propuesto ayer da para ganarle al Alavés (el peor equipo en este inicio de Liga) y poco más. Toca seguir mejorando, aunque está claro que lo primordial ante los vascos era hacerse con los tres puntos.

Carlos Santamarina

➕ Sumar tres puntos y dejar la portería a cero por vez primera en la temporada. El equipo andaba muy necesitado de un resultado así para ganar confianza y espantar el nerviosismo y la ansiedad. Ahora toca esperar que eso se traduzca en un equipo mejor plantado sobre el terreno de juego y que empiece a desplegar algo de fútbol en las próximas jornadas.

➖ La imagen y la falta de una propuesta futbolística definida. El equipo sigue careciendo de un esquema tipo y esto da lugar a dudas y desajustes en las coberturas y al mismo tiempo dificulta la generación de fútbol. También resulta preocupante el alarmante estado de forma de varios jugadores que, aún así, siguen siendo intocables para el técnico.

Martín Castiñeira

➕ Los puntos y la sensación de mejoría cada vez que Valverde o Çolak tocaron el balón. Sí el Dépor quiere tener claridad con la pelota necesita de ambos y lo mejor sería que el uruguayo entrará en el medio.

➖ La sensación de improvisación en cada ataque que transmitió el equipo en la primera mitad y que reducía sus opciones a pequeños milagros de Cartabia o Lucas regateando a varios rivales.

Jorge Lema

➕ El triunfo. El equipo necesitaba ganar a cualquier precio para liberase. Si hay alguna esperanza de que Pepe Mel encuentre la tecla, todo pasaba por sumar los tres puntos ante el Alavés.

➖ El equipo sigue sin tener un plan. La primera parte fue un calco de los encuentros anteriores, entregados a las individualidades y sin que el centro del campo generase juego.

Rocío Candal

➕ La primera victoria de la temporada; los 3 puntos otorgan a Mel lo más difícil: tiempo. Y la sensación de que con Fede Valverde y Emre Çolak sobre el césped, el Dépor mejora exponencialmente sus prestaciones. Sin jugar siquiera en su puesto, el uruguayo demostró que debe estar en el once.

➖ La falta de ideas con balón y las dificultades a la hora de robarlo. Que los árboles no impidan ver el bosque, ni el resultado el partido. Una jornada más, la propuesta como equipo fue realmente pobre. Además, durante buena parte del partido, al Deportivo le costó un mundo recuperar el balón. Con 4 puntos en el casillero, será mucho más fácil corregir carencias.

Sobre el Autor