Los otros duelos del Oviedo en A Coruña

0

El 21 de diciembre del 2000, el Real Oviedo visitó el Estadio de Riazor en partido oficial. Y cayó derrotado por 3-0, exhibición de Djalminha incluida. Sin embargo, aquel partido quedó grabado por otro motivo: fue el último de los carbayones en Riazor hasta el día de hoy. En estos últimos 18 años, los asturianos vivieron varios años complicados entre Tercera y Segunda B. Un hecho que, sumado a los años del Deportivo en Primera, propiciaron que coruñeses y ovetenses no volvieran a reencontrarse en A Coruña a lo largo de todos estos años.

Ese 3-0 fue el único partido que el Oviedo ha jugado contra el Dépor este siglo, pero no el único en la periferia herculina. El primero de ellos data del 21 de junio del año 2004. Los carbayones llegaban a Ponte dos Brozos (Arteixo) con la papeleta de favoritos, pero el destino le tenía guardada una no muy grata sorpresa. Era el partido de ida de la fase de ascenso a Segunda B. Y, tras una segunda parte magnífica del equipo local, saltó la sorpresa: Carlocho envió el balón a la red tras un cabezazo impoluto a la salida de un córner. Un gol que a la postre le daría la victoria al Atlético Arteixo y tendría mucho valor en la eliminatoria.

No en vano, el Oviedo nunca se recuperó de ese tanto. En la vuelta, en el Carlos Tartiere, lograron imponerse por 3-2. Sin embargo, el valor doble de los goles, dejó fuera a los asturianos y le dio el pase a la siguiente ronda al Arteixo. Sin duda, una de las derrotas que aún hoy en día más escuecen a la afición azulona.

El segundo partido, el más reciente, es el que les enfrentó al ya difunto Montañeros, en la jornada 34 de la temporada 2011-2012. Fue en el grupo uno de la Segunda B. Los asturianos llegaban, una vez más, con el favoritismo de su lado… Y, nuevamente, volvió a repetirse el guion. El Monta, necesitado de puntos, fue superior y se impuso por 2-1. Los goles de Iván Pérez y de Quique Cubas dieron la victoria al conjunto coruñés.

Aquel partido no consiguió salvar al Montañeros de la quema, ya que terminó descendiendo como 18º clasificado, y poco después comenzó su particular calvario económico. Por el lado asturiano, aquella derrota contribuyó a que disminuyeran todavía más las opciones de jugar un play-off de ascenso a Segunda División del que, finalmente, terminaron por quedarse a tres puntos.

Este sábado, seis años después de aquel partido, el Real Oviedo vuelve a A Coruña. Y, esta vez sí, lo hace para reencontrarse con el Estadio de Riazor en partido oficial. A partir de las 20:30 horas, los de Anquela, se enfrentarán al Deportivo.

Sobre el Autor