Bernardo Tapia e Yván Castillo, sancionados con un partido

0

El último partido del Deportivo, ante la UD Las Palmas, se ha vuelto a saldar con dos expulsiones. En esta ocasión, Bernardo Tapia -que hizo las veces de entrenador ya que Natxo cumplía dos partidos de sanción- e Yván Castillo, preparador de porteros, fueron expulsados tras una trifulca en la banda donde también participó Manolo Jiménez.

Reconocía Bernardo Tapia que se dirigió a Manolo Jiménez con la intención de defender a un jugador “porque pensaba que le había dicho algo. Pero no hubo insultos ni nada”. En el acta, Soto Grado explicaba así la tarjeta roja: “Bernardo Tapia fue expulsado por el siguiente motivo: Abandonar el área técnica sin mi autorización y dirigirse al banquillo contrario realizando gestos ofensivos y encarándose con el entrenador adversario“. Será sancionado con un PARTIDO de suspensión, por infracción del artículo 122 CD.

Yván Castillo, preparador de porteros, también fue expulsado y ha sido sancionado también con un partido por infringir el artículo 122 CD. Ninguno de los dos podrá estar en el banquillo donde ya volverá Natxo González.

N’Diaye, sancionado con un partido

La curiosidad de estas sanciones, es la de N’Diaye, jugador del Málaga. Fue expulsado por “encararse con sendos adversarios y dirigirse a un rival en los siguientes términos: ‘Te voy a matar”. Un hecho que guarda cierta similitud con la expulsión de Borja Valle, según el acta se dirigió al árbitro “en los siguientes términos: “Eres un sinvergüenza de mierda”, estando el juego detenido”. Además, agregó que “una vez expulsado y dentro del terreno de juego se dirigió de nuevo a mi en los siguientes términos, mientras sus compañeros le intentaban sujetar y le tapaban la boca: “Eres un sinvergüenza de mierda”, de forma reiterada”.

Así fue como Borja Valle fue sancionado con cuatro partidos, por infringir el artículo 94: “Insultos, ofensas verbales y actitudes injuriosas“. En cambio, N’Diaye sólo se perderá un partido por infringir el artículo 116: “Insultos, amenazas y provocaciones”. La diferencia entre una y otra, es que Borja Valle se dirigió al árbitro mientras que el futbolista del Málaga lo hizo de cara a un rival. La campaña hecha desde Málaga parece haber funcionado.

Por otro lado, han decidido quitarle la segunda amarilla a Blanco Leschuk. El jugador del Málaga había sido expulsado por “infringir persistentemente las reglas del juego”. Su equipo recurrió y además probó que la acción de su tarjeta no era roja, y añadieron que el futbolista hizo 3 faltas en los 74 minutos que estuvo en el terreno de juego. “En la jugada no fui con mala intención, así que esperaba poder estar el domingo”, destacó Leschuk. Además, como explica Isaac Fouto, el Málaga se aprovechó de la mala redacción en el acta.

Consulta aquí el acta de amonestaciones y sanciones de la RFEF.

Sobre el Autor