Los sistemas de Vázquez

111

El técnico probó en el entrenamiento de ayer con un 4-3-2-1 que significaría el cuarto sistema distinto utilizado de inicio en lo que va de Liga.

El Deportivo no está dando con la tecla del buen juego en este inicio de temporada, y como muestra de ellos están las distintas formaciones que ha ido disponiendo Fernando Vázquez en la búsqueda de un equipo que consiga dominar los partidos. Así, el de Castrofeito ha utilizado ya el 4-1-4-1, el 4-2-3-1 y el 4-4-2, a los que habría que sumar el 4-3-2-1 si finalmente es el sistema elegido para este fin de semana ante el Castilla. Además, los blanquiazules también han formado con defensa de cinco en varios de sus partidos, ya fuese para aguantar un resultado o para buscar la remontada.

En el debut liguero, ante la UD Las Palmas, salió el cuadro gallego con un 4-1-4-1 en el que Juan Domínguez y Culio actuaban por delante de Álex Bergantiños, pero el preparador decidió a los pocos minutos retrasar al 10 deportivista y pasar al 4-2-3-1. Dicho sistema fue también el utilizado en los próximos encuentros ante Córdoba, Sabadell, Murcia y Sporting.

Tras sumar tan solo 3 puntos de 12 ante dichos rivales, y mostrar una preocupante falta de claridad en los metros finales, decidió Vázquez optar por el 4-4-2, en el que Arizmendi pasaría a actuar como delantero junto a Borja Bastón mientras que Juan Carlos y Culio se repartían las bandas. Con esta formación consiguió el Dépor su única victoria en Riazor hasta la fecha, ante el Alcorcón, y venció también en su visita al Hércules. Pero ante el Mirandés volvió el bloqueo: 0-0 y otra vez muestras de impotencia para generar ocasiones.

Así que para la visita al Mini Estadi, y pese a haber sumado 7 de 9 con el 4-4-2, el entrenador de 59 años decidió volver al 4-1-4-1. Aunque el juego fue discreto, los herculinos lograron una nueva victoria y repitieron sistema ante el Real Zaragoza. Pese al empate, cuajaron los herculinos su mejor actuación como locales. Parecía haber encontrado el dibujo el técnico gallego, y pese a las bajas de Culio y Arizmendi lo volvió a usar en Tenerife, pero entonces firmó el Deportivo su peor partido de la temporada.

Insatisfecho con el juego de su equipo y en la búsqueda de mejorar la circulación y creación en el centro del campo, podría optar ahora Vázquez por un 4-3-2-1 en el que Wilk actuaría como mediocentro acompañado por dos hombres de perfil creativo como Juan Domínguez y Paulo Teles. Por delante de ellos, Rudy y Culio enlazarían con Borja Bastón.

Por otro lado, también hay que señalar que los coruñeses han utilizado la línea de 5 atrás hasta en cuatro encuentros, aunque en todos ellos ha sido en la recta final y nunca como formación de inicio.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.