El Malte-Riazor.org muestra el camino al Dépor

4

Fútbol no es solo Messi, Cristiano o Diego Costa. Fútbol también son los partidos a las 10.00 de la mañana en Carnoedo bajo un diluvio universal.

A algunos les puede parecer raro, pero el fútbol no es solo lo que se ve por la televisión. Fútbol no es solo Messi o Cristiano. Fútbol no es solo Diego Costa o David Silva. Fútbol también es el que se juega cada fin de semana en campos de tierra, campos embarrados y otros -con suerte- de hierba artificial. Sin cámaras, ni jugadores mediáticos.

Fútbol no es solo los partidos por la tarde o por la noche, en prime time. También los hay por la mañana. A las 10.00 en Tabeaio o en Culleredo, bajo una incesante lluvia fría que te deja congelados los huesos. A las 12.00 en Carnoedo, en verano, sufriendo el calor que te asfixia a medida que avanza el partido. Eso también es fútbol.

Esta historia que os voy a contar es una más de esas que no tienen cabida en las noticias. Carecen de interés, dicen.

FUNDACIÓN

Todo empezó hace cuatro años. En alguna discoteca coruñesa se juntaron un grupo de chavales con ilusión y unas ganas locas de jugar al fútbol. Con ganas de competir, de mejorar juntos y con la idea primordial de pasarlo bien. Eso era fundamental, había que divertirse. Querían hacerlo federados. Con su vestimenta, todos uniformados de la misma manera, su escudo, su clasificación en SiguetuLiga y su partido cada fin de semana.

Pero necesitaban una ayuda, un empujón para entrar de lleno en ese mundo amateur. El sostén lo pusieron los que a día de hoy siguen llevando su nombre impreso en las camisetas y aportando el nombre al equipo. Por un lado la Cervecería Malte, con Juan Fernández a los mandos, y por otro Riazor.org, con Víctor Losada a la cabeza. Nacía así el Malte Riazor.org.

PRIMERAS TEMPORADAS

5067694867_a108494532_z

Sus primeras temporadas fueron de adaptación. El equipo vagó por la categoría, siendo un fijo entre los equipos que año a año quedaban en mitad de tabla. Siempre es difícil juntar a 14 o 15 personas cada fin de semana para tener un once de garantías. A veces no puede el portero, otras el equipo se queda sin delanteros y llega el día en el que todos los centrales están lesionados. No son excusas, son circunstancias de todo tipo.

Y básicamente es un fútbol excesivamente arcaico. De balonazo arriba, de lucha y pelea constante. Lo dominan aquellos que fortalecen las dos áreas, la propia y la ajena. Escasea rasear el balón, muchas veces porque no te lo permiten las diferentes condiciones (atmosféricas, del terreno de juego…). Otras porque no te lo permite el rival, siempre duro, siempre al bulto. Si dominas las áreas, tienes el control. Y ya si tienes jugadores de cierta calidad en posiciones específicas solo se puede crecer.

ASCENSO

Este año el Malte-Riazor.org juntó todos esos ingredientes. Un portero de garantías, una serie de defensas contundentes y con calidad para sacar el balón con criterio, centrocampistas de muchísimo nivel y delanteros con gol a raudales. Fue este el año del ascenso. 26 partidos jugados: 19 victorias, tres empates y cuatro derrotas. 76 goles a favor y 26 en contra. Segundo clasificado empatado a puntos con el primero. Estuvieron muy cerca de conseguir ganar la Liga. Tanto como que se quedó a un minuto de ser campeón. Su rival por el primer puesto logró marcar en el último minuto del último partido de la temporada para empatar heroicamente su encuentro y sumar un punto de oro.

Da igual. Primero, segundo o tercero ascienden directamente.

Hasta aquí llegó la historia. Pero la que os cuento, no la del equipo. Ahora el Malte-Riazor.org intentará hacer un gran papel en la Copa y, ya en su nueva categoría, no ponerse límites y divertirse. Como hicieron al principio, como hicieron este año.

Sobre el Autor

Periodista. 1986. 10 años en Riazor.org. Ahora, en BeIN Sports y GOL.

Comentarios están cerrados.