Marcos Montes: “Me molesta escuchar que hay que bajar al barro, no buscaremos triquiñuelas para ganar al Deportivo”

0

Marcos Montes es el otro 50% del banquillo del Guijuelo. Él y su hermano Jacobo, comparten el rol de entrenador del próximo rival del Deportivo. Como él mismo explicó a este medio “aunque pueda ser extraño, hacemos un tándem, somos dos primeros entrenadores, con un consenso común”.

En la charla, detalló más esta tarea. “Se está tratando de especializar mucho el fútbol en diferentes parcelas. El primer entrenador necesita un staff completo, y requiere ayuda. A medida que avanzamos categorías hacia arriba, es todo más horizontal y se requiere ayudantes con una capacidad importante”, reconoció.

Un cambio de césped sintético donde no habrá triquiñuelas

“El campo no es diferencial, aunque hay que matizar esto. Llevo muchos años entrenando, va para veinte, y el grueso de mis años como entrenador ha sido más en sintético. Hemos tenido experiencias luego al natural, como en el Bao. En cuanto a la parte diferencial, el jugador se acostumbra a una superficie de juego y le molesta andar cambiando de natural a sintético, y viceversa”, explicó.

“Me molestan los comentarios que he escuchado desde Galicia, y me sabe mal. Entiendo que para el Deportivo es un partido complejo, pero no es un partido trampa. Me molesta escuchar frases como que hay que bajar al barro, parece que vamos a buscar triquiñuelas para ganar al Deportivo y no. Tenemos un campo sintético y nos encantaría tener uno de hierba natural, los que lo sufrimos somos nosotros. La mitad de partidos las jugamos en sintético, entrenamos en él y lógicamente preferiríamos hierba natural pero la capacidad es la que es. No vamos a buscar ninguna ventaja en eso, regamos el campo antes de arrancar, durante el calentamiento y en el descanso para que esté lo más rápido posible”, agregó.

“No es diferencial, pero cuando estás durante un año jugando en una misma superficie sí tienes ventaja, igual que la tiene el Dépor cuando juega en Riazor. A nosotros nos cuesta jugar en campos de hierba natural y grandes. El hecho de entrenar cinco días sobre esa superficie, hace que el jugador sepa cómo bota el balón, como tiene que meter un control…”.

Igual que Fernando Vázquez, no entiende los parones

“Opino como Fernando, no me gustan los parones. Te pueden venir bien si tienes una plaga de lesiones, pero no son buenos. Para paliar esa situación, decidimos la semana pasada buscar un rival de nivel como el Badajoz para no parar y darle minutos a los que han tenido menos. Sobre el tema condicional, estamos ajustando después de la pretemporada y el inicio de Liga con dobles lesiones y entrenamientos largos. El equipo está poco a poco cogiendo el punto que queremos de chispa, esa semana hemos percibido que estamos más cerca de lo que queremos, estamos distantes de lo que esperamos en febrero, pero vemos que hay la chispa que faltaba en partidos anteriores”.

El trabajo antes de la visita del Deportivo

“Lo que sacas de un lado lo quitas de otro. Contra el Deportivo no necesitas el aspecto motivacional, pero hay que tener muchos aspectos tácticos en cuenta. Cualquier error, cualquier desajuste te pasaría factura. Tienes que ajustar mucho tácticamente para poder estar a la altura de un rival tan exigente”.

Su análisis sobre el Deportivo

“Cuando tienes que apretar en bloque alto, como supongo que es la idea del Deportivo, tienes que ajustar muy bien. Cualquier error, distancia entre lineas a lo largo y ancho, si el rival tiene capacidad te puede generar problemas. Hay muchos cambios en la plantilla, hay que ajustar para defender en bloque alto, tienes que hacer las cosas bien, saber el timing y conseguir que once jugadores piensen como uno. Estas dos semanas tuvimos algún desajuste de ese estilo, en el partido de Compostela nos hacen tres, contra el Badajoz cuatro. Si miras los tacos fríamente, los disparos del rival son pocos. Con muy poco nos hacen mucho daño. Esa situación hay que trabajarla bien, o ir a un posicionamiento medio o bajo, donde el equipo está más y no tiene que ir tanto a la presión.

Sobre lo que percibo del Deportivo, es un equipo que en bloque medio está cómodo. Hace unas transiciones bastante rápidas, es capaz de ser veloz y hacer daño en las transiciones. En Unionistas, pudieron correr en diversas situaciones. A balón parado, por lanzadores o cabeceadores, en Unionistas en una genialidad en corto consiguen los tres puntos. Es un equipo que se maneja bien. Tienen solidez defensiva, solo encajaron en la primera jornada, algo muy importante. Un acento donde se pueda mejorar el trabajo, donde hay capacidad para que crezca, es con el balón. Vemos que el Deportivo cuando tiene que llevar el peso del partido, no está cómodo o no es capaz de desestabilizar el juego rival. Intentaremos subir todo esto para ponérselo difícil al rival”.

La previa del Guijuelo vs Deportivo, con la entrevista a Marcos Montes, en nuestro patreon

Guijuelo vs Deportivo, la previa

 

Sobre el Autor

Al frente del proyecto desde hace quince años, además de informático hice la carrera de periodismo en la Universidad de La Rioja. Cuando no escribo en riazor.org, trabajo en otros proyectos relacionados con el marketing digital.