Mateo Pardo, el deportivista más ilusionado con el regreso de Lucas Pérez

300

“Si puedes volver, vuelve”. Deportivista desde la cuna, a sus 7 años, Mateo tiene un deseo que podría cumplirse en las próximas horas: el regreso de Lucas Pérez. Este joven seguidor blanquiazul empezó hace unos meses una cuenta en Twitter en la que todos sus mensajes terminaban pidiendo el regreso del 7 blanquiazul. Una resolución que cada vez está más cerca.

Mientras muchos aficionados del Deportivo han llegado al hastío por el tema Lucas Pérez, Mateo está tranquilo en las últimas horas del mercado de fichajes aunque “nervioso porque no queda nada”. De hecho, no sabe qué haría en cuanto vea el anuncio del regreso del 7 a Coruña. “No sé cómo lo celebraría. Sí me pondría super contento que Lucas vuelva, pero aún no está. Cuando lo vea… no sé, será genial”.

Para el que no lo conozca, Mateo Pardo es un niño coruñés de 7 años que hace unos meses abrió una cuenta en Twitter -lógicamente supervisada por sus padres- para hacerle llegar sus mensajes de ánimo a su ídolo: Lucas Pérez. De hecho, aunque tiene la camiseta del Arsenal, no ha dudado ni un instante en pedirle al coruñés que vuelva a la que ha sido su casa. En una época en la que lo fácil es llevar prendas de Messi o Cristiano Ronaldo, el joven Mateo proclama su deportivismo en Twitter tras cumplirse la promesa que le hizo su padre. Si aprobaba todo, podría abrirse una cuenta.

Además de ser seguidor de Lucas Pérez, si tuviera que elegir sus favoritos en la actual plantilla, se queda con “Celso Borges y Emre Çolak”. Aunque del coruñés se queda con “su forma de jugar. Es muy bueno y además es de aquí”.

Mientras Mateo es seguidor de Lucas Pérez, su padre lo es de Valerón. “Vemos muchos vídeos juntos porque me gusta mucho el fútbol. Él me cuenta que es su ídolo no solo por lo bien que jugaba, también por lo bien que se comportaba, como era con los rivales y con la gente”. Los importancia de los valores, como reza una de las camisetas de los Riazor Blues: ‘de pai a fillo’.

Ahora, Mateo Pardo cuenta los minutos esperando que se haga oficial el regreso de Lucas Pérez para que el ‘7’ luzca en la camiseta que le regaló su abuela hace pocos días, como él mismo enseñó en su cuenta de Twitter. En cuanto pueda verlo, tiene claro el mensaje que le diría al delantero: “Gracias por volver Lucas, ya estás en casa”.

“Fue un palo explicarle que Lucas se marchaba del Dépor”

La historia de Mateo ha llegado a todas partes gracias a lo que suponen las redes sociales hoy en día. Su propio padre nos cuenta como surgió la idea de crearle una cuenta de Twitter. “Mateo se interesó más por el fútbol al empezar a jugar él, coincidió con esta época que estamos viviendo en el Dépor, que a pesar de no ser la mejor deportivamente a nivel de afición nos ha dado un “extraño” empujón para llenar un campo. Fue un palo tener que explicarle que Lucas se marchaba después de haberlo disfrutado como símbolo del Dépor. Lo entendió, aunque le costó, y se propuso escribirle cuando empezó a saber algo de lo que eran las redes sociales. Le dije que si aprobaba todo le dejaría hacerlo, y así fue”.

Unos mensajes que son supervisados en todo momento por su padre. “Es un niño de 7 años y no está preparado para vivir con un móvil, ni mucho menos. Mateo piensa en la foto y en el texto y yo trato de plasmar lo que dice. Solo queríamos llegar a Lucas Pérez aunque fuera con un solo “me gusta” como dice Mateo. No esperábamos esta repercusión”.

Justamente, esa repercusión la gestionan en casa. “Intentamos no darle importancia ni alimentarlo más de lo necesario. Es un niño y lo realmente importante es su ilusión por Lucas y por el Dépor. Le hace ilusión, pero como niño que es, enseguida se pone a otra cosa”.

De hecho, Lucas Pérez fue clave en la gran afición de Mateo al Deportivo. “Un ídolo de aquí, jugando en el equipo de su ciudad hizo que la pasión de Mateo se desbordase. Lucas acercó mucho a los niños y niñas de Coruña al Dépor. Los padres y madres deportivistas hacemos lo que podemos para que no todo sea Madrid, Barça, Ronaldo y Messi. es difícil a día de hoy”.

Y como indicábamos anteriormente, el favorito del padre de Mateo es Valerón. “Un ídolo para muchos de nosotros, como futbolista y como pesona. Por su forma de entender el fútbol, el respeto a los rivales. Es un claro ejemplo de qué enseñar a los niños, de qué es practicar un deporte. Hoy en día un Valerón en el fútbol moderno es casi imposible, pero Lucas representa la ilusión, la lucha, el darlo todo por jugar en el equipo de tu ciudad y triunfar. Creo que su vuelta sería un gran empujón futbolístico y emocional. Lucas ‘é un dos nosos'”.

En cuanto llegue Lucas, el objetivo está claro, que Mateo se haga una foto con su ídolo. “Verlo correr en Riazor y conseguir disfrutar en casa y salir en más partidos celebrando que ganamos también sería genial para Mateo. Es duro mantener la afición para un niño de 7 años. Como él dice, “hay que aprender a perder, pero ganar mola”.

Sobre el Autor

Al frente del proyecto desde hace más de una década, además de informático hice la carrera de periodismo en la Universidad de La Rioja. Además de hablar de fútbol, también lo hago de tecnología en tuexperto.com.