El Rayo Vallecano vs Albacete aplazado apunta a reinaugurar la Segunda División

0

Continúan las especulaciones sobre las fechas de vuelta de las competiciones de Primera y Segunda División. Sin haber de momento nada oficial, el día 12 de junio comienza a aparecer en todas las quinielas. Eso sí, la categoría de plata podría adelantarse unos días con la disputa del Rayo Vallecano vs Albacete. Todo hace indicar que la segunda parte de ese encuentro, aplazada en diciembre después de que los jugadores del conjunto manchego se negaran a saltar al campo alegando insultos a Roman Zozulia, será el elegido para reinaugurar la Segunda.

La intención es disputar esos 45 minutos el día 8 o el 9 de junio en un movimiento sensato para, antes de nada, poner al día la competición. Esto afecta directamente al Deportivo, ya que ahora mismo está empatado a puntos con el Albacete en ese último puesto de descenso. El hecho de que el club del Belmonte tenga un partido menos hace que haya dudas en las clasificaciones virtuales, que colocan al Dépor en la zona roja. Una derrota del Albacete (el partido se fue 0-0 al descanso) dejaría un triple empate en el que estaría también el Oviedo, pero en el que el condenado sería ya sin discusión el equipo que dirige Lucas Alcaraz (es el que menos puntos ha sumado en los enfrentamientos entre los tres equipos). Pero aunque el ‘Alba’ gane o empate, el club coruñés también estaría en una posición de ventaja, ya que, de momento, tiene el golaverage particular ganado con el Oviedo tras el 3-2 de Riazor. No hay que olvidar que el segundo partido tras el regreso a la competición será un decisivo Oviedo vs Deportivo.

El Málaga pone en marcha un ERE

Mientras, otro de los rivales del Deportivo por la permanencia sigue haciendo números para cuadrar sus cuentas. El Málaga, que lleva toda la temporada en peligro de descenso administrativo por no cumplir el tope salarial, ha anunciado un ERE con el que despedirá a buena parte de los trabajadores para reestructurar su organigrama. Esto no afecta a jugadores ni tiene que ver con la crisis del COVID-19, pero es un paso más en la adaptación del club andaluz a una realidad económica diferente. De todas formas, esto no resuelve el desfase entre el coste de la plantilla y el techo de gasto que el administrador judicial cifró en 15 millones de euros.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.