Uno por uno: Alavés – Deportivo

0

El Deportivo escribió un nuevo capítulo de la novela de auténtico terror en la que se ha convertido esta temporada para todo el deportivismo y cuyo único final posible no es otro que el descenso. Los de Clarence Seedorf incidieron en la propuesta de la pasada jornada y cayeron en los mismos errores de todo el curso, agravados por la sensación de ser un equipo totalmente roto, instaurado en la más absoluta confusión y que salta al terreno de juego derrotado de antemano. Un solitario tanto de Munir a la hora de juego fue suficiente para que el Alavés acabara tumbando a los blanquiazules, quienes a partir de entonces no mostraron síntoma alguno de reacción y ni tan siquiera llegaron a disparar a puerta. Esa falta de amor propio y arrestos que rozaron lo intolerable para un conjunto inmerso en esta situación terminaron con la paciencia del medio millar de aficionados deportivistas presentes en las gradas de Mendizorroza, los cuales demostraron su hartazgo y recriminaron su conducta al equipo tras la conclusión.

Rubén: 3. No entró nada bien al encuentro y en las primeras aproximaciones al área dejó entrever su inseguridad en varios balones aéreos y su incapacidad para mandar sobre la defensa. Apenas tuvo que intervenir y su deficiente colocación impidió que pudiese hacer más por evitar el único tanto del encuentro. Dos disparos repelidos por los postes evitaron que encajase una nueva goleada.
Nota de los usuarios: 2

Juanfran: 2,4. Muy flojo. Lejos de dar síntomas de mejora el madrileño va apagándose cada vez más y al mismo ritmo que lo hace el resto del equipo. Prácticamente inédito en ataque durante todo el encuentro, su rendimiento en defensa distó mucho de ser el deseado ya que Pedraza salió victorioso en casi todos sus duelos, una labor para la que tampoco contó con ayudas.
Nota de los usuarios: 1,4

Albentosa: 3. Su inicio fue para echarse a temblar, con continuos desajustes defensivos en los que se limitó a defender con la mirada y que solo la fortuna evitó que tuvieran graves consecuencias en el marcador. Aceptable en el juego aéreo, mejoró levemente con el paso de los minutos e intentó mantener el tipo como buenamente pudo. Horrible en la salida del balón, tuvo en sus botas la oportunidad de adelantar a los blanquiazules en el electrónico.
Nota de los usuarios: 2,1

Bóveda: 3,9. Incómodo. Volvió a sufrir en una posición que no es la suya, especialmente en el uno contra uno con los dos puntas rivales. Empezó muy dubitativo con algún que otro error grave en los despejes y le faltó mayor convicción y contundencia en la marca de Munir en la acción del gol. Tampoco estuvo del todo fino en la salida de balón, pero aún así fue el defensor que mejor cumplió con su tarea.
Nota de los usuarios: 2,6

Luisinho: 2,3. Irreconocible. Su rendimiento ha caído en picado en las últimas jornadas. Pese a no verse demasiado exigido en ningún momento dio sensación de tener controladas las incursiones babazorras por su costado y careció de contundencia a la hora de intentar despejar el peligro de las inmediaciones de su portería. Sus intentos por prodigarse en ataque no dieron fruto alguno.
Nota de los usuarios: 2,3

Guilherme: 1,9. La única novedad en el once pero igual de intrascendente que siempre. Indolente, lento en las coberturas, superado una y otra vez por los rivales y prácticamente nulo en labores de contención. Incapaz y desaparecido a la hora de generar juego, en ningún momento se ofreció a los defensas como solución a los evidentes problemas en la salida del balón que padeció el equipo.
Nota de los usuarios: 0,9

Krohn-Dehli: 1. Decepcionante. El danés disputó su tercer encuentro con la zamarra blanquiazul y lejos de ir asentándose y ganando peso en el equipo su rendimiento va a peor. No aportó absolutamente nada ni en defensa ni en ataque. Vio una cartulina amarilla y fue el primer hombre sustituido por Seedorf nada más verse por debajo en el marcador.
Nota de los usuarios: 1,2

Bakkali: 4,4. De lo poco salvable. Repitió el patrón visto la pasada jornada con un notable inicio de partido en el que tuvo mucho protagonismo, aportó verticalidad al ataque y no descuidó sus obligaciones en defensa. Puso un balón a Andone que el rumano no supo aprovechar y volvió a estrellar un balón en la escuadra que hubiese puesto por delante a su equipo. Sin embargo, con el paso de los minutos se fue diluyendo por completo hasta acabar dejando su lugar en el terreno de juego a Fede Cartabia.
Nota de los usuarios: 3,6

Lucas: 2,3. Partido nefasto el completado por el de Monelos en la capital vasca. Resulta poco comprensible la insistencia del técnico holandés en situarle en una posición como la de extremo derecho en la que volvió a demostrar por enésima ocasión que no es la suya. Pasó totalmente desapercibido en ataque, donde apenas entró en contacto con el esférico y cuando lo hizo fue siempre en posiciones muy alejadas y sin capacidad alguna de generar peligro. Por si eso fuera poco, tampoco pudo contener las peligrosas incursiones en ataque de Rubén Duarte.
Nota de los usuarios: 0,8

Andone: 2,5. Desconocido. El rumano completó uno de sus partidos más grises en lo que va de curso. Igual de voluntarioso que casi siempre pero más errático que nunca, todas sus apariciones en ataque se saldaron con malas entregas a sus compañeros, pérdidas de balón o intentos descontrolados de uno contra uno en los que siempre salió perdedor ante los defensores alavesistas. Tampoco estuvo fino de cara a puerta y ni tan siquiera fue capaz de rematar un servicio de Bakkali cuando contaba con todo a su favor.
Nota de los usuarios: 2,7

SUPLENTES

Mosquera: 2,1. Fue el elegido por Seedorf para dar mayor consistencia a un doble pivote prácticamente inexistente hasta entonces, algo que en ningún momento fue capaz de lograr. Terminó actuando de central y pasando prácticamente inadvertido.
Nota de los usuarios: 1,5

Fede Cartabia: 2. Volvió a ser el recambio de Bakkali con el objetivo de dinamizar el ataque herculino partiendo desde la banda derecha, pero su participación fue prácticamente nula y no logró alterar lo más mínimo el discurrir del encuentro.
Nota de los usuarios: 2,2

Borges: s.c. Casi sin tiempo y en los pocos minutos de los que dispuso no se hizo notar.
Nota de los usuarios: 0,9

EL ENTRENADOR

Clarence Seedorf: 1,3. Decepcionante. Aunque tan solo hayan transcurrido dos jornadas con el holandés al frente del equipo y puede resultar precipitado, por lo visto hasta el momento todo apunta a que a pesar de sus buenas palabras su propuesta de juego carece de consistencia. Pese a la pobre imagen ofrecida en su debut optó por repetir el mismo dibujo y el mismo once, con la única salvedad de Guilherme por el lesionado Fede Valverde, y como no podía ser de otra manera el equipo incidió en los mismos errores, fragilidad defensiva, inconsistencia y falta de ideas en la medular y falta de pegada en ataque. Y lo que resulta aún más descorazonador, sin dar síntoma alguno de mejoría en ninguna de esas facetas. Los cambios, lejos de aportar soluciones terminaron de romper al equipo.
Nota de los usuarios: 1,3

EL MEJOR

Adrián

Adrián: 4,9. El más entonado durante el primer período y uno más tras el paso por vestuarios. El asturiano fue el hombre que mejor supo leer el encuentro y junto a Bakkali el más enchufado de los blanquiazules. Se descolgó una y otra vez para buscar el balón, se movió bien entre lineas y fue partícipe de las mejores acciones ofensivas, entre ellas la contra que finalizó con el disparo a la escuadra del extremo belga. Poco a poco se fue apagando y terminó el encuentro desaparecido.

Nota de los usuarios: 3,4

Para nuestros usuarios, el mejor ha sido Bakkali con un 3,6

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor