Uno por uno: Deportivo – Barcelona

46

El fútbol es un estado de ánimo. Esa es una de las frases que mejor definen al deporte del balompié y el Deportivo de las últimas semanas es un claro ejemplo de ello. El conjunto herculino ha pasado en poco más de diez días de estar sumido en una crisis que amenazaba seriamente con enviar al equipo al pozo de la Segunda División a tumbar al líder de la Liga Santander, el todopoderoso Barcelona que llegaba a Riazor tras escribir una de las mayores gestas de la historia del fútbol con su remontada ante el PSG en los octavos de final la Champions League. Pepe Mel convenció a los suyos de que no se trataba de una misión imposible, y liderados por la figura de un espléndido Álex Bergantiños acabaron logrando una victoria de las que generan confianza y suponen un auténtico chute de autoestima.

Lux: 9. Providencial. El guardameta argentino puede que esté atravesando su mejor momento en Primera División y lo refrendó ante el que muchos consideran como el mejor ataque del mundo. Tiró de reflejos para desbaratar un remate a bocajarro de Luis Suárez que habría supuesto la igualada y estuvo muy acertado y transmitió seguridad cada vez que el balón se acercó a sus inmediaciones.

Juanfran: 7,4. Extramotivado, el madrileño trabajó hasta la extenuación. Muy bien en defensa, anulando por completo a Arda Turan, y muy activo en ataque con constantes incursiones por su banda, aunque le faltó mayor precisión con el balón en los pies. Acabó extenuado y tuvo que ser reemplazado por Laure a pocos minutos para el final.

Arribas: 8. Extraordinario partido el del central madrileño. Una pérdida en la salida de balón en el arranque del encuentro fue su único lunar en una actuación inmaculada. A partir de entonces tomó las riendas de la zaga hasta convertirse en poco menos que un frontón. Contundente en el marcaje e impecable en el juego aéreo no tuvo concesión alguna con los atacantes barcelonistas. Su espléndido cabezazo en la acción previa al gol de la victoria acabó estrellándose en madera en lo que bien pudo ser el broche de oro a su actuación.

Albentosa: 6,6. Cumplió en el juego aéreo pero cometió varios errores en el marcaje y la salida de balón que a punto estuvieron de costar más de un disgusto. En uno de esos despistes llegó el tanto de la igualada para los visitantes, una acción en la que perdió la marca de Luis Suárez facilitando el remate a quemarropa del uruguayo.

Navarro: 6,7. Sufrió para frenar a un activo Denis Suárez y las constantes subidas de Sergi Roberto, pero su buen hacer y concentración junto a las ayudas de Fajr le permitió salir airoso en la mayor parte de las ocasiones. La cartulina amarilla que vio mediado el primer tiempo le impedirá estar en el derbi del próximo domingo.

Borges: 7,7. Enorme. El costarricense se multiplicó tanto en defensa como en ataque. Fundamental a la hora de contener el juego del rival al que impidió circular el balón con comodidad gracias a sus innumerables robos y pases interceptados. Sus incorporaciones crearon muchos problemas a los visitantes, especialmente en las acciones a balón parado como la que dio origen al primer gol de los herculinos.

Bruno Gama: 6,7. Su partido más completo en lo que va de temporada. El portugués regresó a la titularidad con una actuación en la que primó el trabajo defensivo, pero en el que su aportación ofensiva fue mayor de lo que venía siendo habitual en él. Estuvo más acertado en la toma de decisiones y más preciso en el pase. Fue sustituido por Kakuta mediado el segundo tiempo.

Fayçal Fajr: 6,4. Inmenso el trabajo desplegado por el marroquí durante los noventa minutos. Su aportación está resultando fundamental a la hora de dar consistencia defensiva al equipo y ante el Barcelona su papel cobró mayor importancia aún si cabe. Tuvo en sus botas la oportunidad para sentenciar el partido con un dos para uno ya en el descuento, pero pecó de egoista y acabó fallando ante la desesperación de sus compañeros y del propio Pepe Mel.

Carles Gil: 6,8. Ocupó el lugar de enganche dejado por Emre Çolak, y pese a que no brilló en exceso en labores ofensivas, se ofreció en todo momento a sus compañeros y fue un apoyo fundamental a la hora de aguantar el esférico en campo contrario. Su sacrificio a la hora de dificultar la salida de balón de los culés resultó digno de elogio.

Joselu: 7,4. Sensacional. Dejó a un lado los problemas físicos que lo convirtieron en duda para enfrentarse a los culés y acabó firmando su mejor partido de la temporada. Le costó entrar en juego en los compases iniciales pero con el paso de los minutos fue creciendo hasta el punto de convertirse en una auténtica pesadilla para los catalanes. Avisó con una gran volea justo antes de anotar el primer gol del encuentro. En el segundo tiempo buscó ampliar su cuenta y puso en aprietos a Ter Stegen, pero sobre todo destacó su enorme trabajo y buen hacer en la punta de ataque.

SUPLENTES

Emre Çolak: 6,1. Sustituyó a Carles Gil a falta de media hora para la conclusión, un cambio con el que Pepe Mel buscaba mayor posesión del balón y mayor precisión en el pase a la hora de lanzar posibles contragolpes con los que intentar hacer daño a los blaugranas. El turco cumplió con cierta solvencia su misión, aunque en ocasiones arriesgó en exceso con la salida del balón.

Kakuta: 6,2. Aportó cierta dosis de frescura a un equipo que no renunciaba a la victoria y que encontraría el gol poco después de la entrada en el campo del francés. Colaboró en defensa y tuvo su cuota de protagonismo en varias de las contras y ataques llevados a cabo por el Deportivo en los compases finales.

Laure: 6,1. Ocupó el lugar de un agotado Juanfran y, aunque apenas tuvo tiempo de entrar en contacto con el balón, ayudó a mantener la concentración y solidez defensiva del equipo.

EL ENTRENADOR

Pepe Mel: 8,3. La llegada de Pepe Mel ha cambiado por completo la dinámica del equipo. El Deportivo anodino y endeble que era incapaz de sobreponerse ante el más mínimo contratiempo ha dado paso a un conjunto intenso, concentrado y que confía plenamente en sus posibilidades sea cual sea el rival. Pese al poco tiempo del que dispuso para preparar el encuentro y las notables ausencias de jugadores clave como Sidnei, Mosquera y Andone, el madrileño demostró tener bien estudiado a los blaugranas y le ganó la partida por completo a Luis Enrique. Los dos goles llegados en acciones a balón parado hablan muy bien del trabajo desarrollado por el cuerpo técnico en el poco tiempo que llevan al frente del equipo.

EL MEJOR

Álex Bergantiños

Álex Bergantiños: 9,1. El de La Sagrada completó un partido para enmarcar, de esos que todo futbolista sueña con firmar, y más aún cuando atraviesa un momento tan adverso como el que le ha tocado sufrir al coruñés esta temporada. El rubio mediocentro se rebeló frente al ostracismo al que le había condenado Gaizka Garitano a las primeras de cambio, el día que estrenaba titularidad, y lo hizo con un auténtico partidazo delante de su afición y ante su rival fetiche, el Barcelona. Un partido perfecto que tuvo su guinda con el gol de la victoria, un premio que nadie se merecía tanto como el capitán blanquiazul.

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor