Uno por uno: Getafe – Deportivo

0

El Deportivo parece dispuesto a seguir poniendo a prueba la capacidad de sufrimiento de una afición cuyo aguante amenaza con tocar a su fin en cualquier momento. En Getafe el equipo volvió a exhibir su peor versión, la de un conjunto frágil y con errores defensivos que rozan lo esperpéntico, y plano y sin ideas en la creación que le impidieron mostrar cualquier síntoma de reacción. Con estos ingredientes el desenlace resultó ser el mismo de tantas y tantas veces a lo largo de esta temporada, una nueva goleada a domicilio (3-0) y con el equipo totalmente a merced del rival durante muchos minutos, algo que hace pensar que lo vivido días atrás ante el Espanyol fue un simple espejismo.

Rubén: 2,8. Desquiciado. Poco o nada pudo hacer en las acciones de los tres tantos recibidos ya que en todos ellos quedó totalmente a merced del rival. Evitó que la goleada fuese aún más abultada con varias intervenciones de mérito, pero pese a ello no transmitió seguridad al resto del equipo y acabó siendo el blanco de las críticas de la afición blanquiazul presente en el Coliseum.
Nota de los usuarios: 2,1

Juanfran: 2,7. Desbordado. Sufrió una barbaridad para hacer frente a la velocidad de Amath, cuyas esporádicas apariciones por banda casi siempre se saldaron a favor del africano. Pese a ello las acciones de más peligro casi nunca llegaron por su costado y su mayor error se produjo al desentenderse de la marca de Ángel en la jugada del primer tanto azulón. Intrascendente en ataque.
Nota de los usuarios: 1,6

Schär: 3,5. De más a menos. El suizo arrancó bien pero según avanzó el encuentro empezó a padecer la movilidad de los dos puntas rivales y sufrió mucho con los desmarques a su espalda como el que dio origen al primer tanto del partido. Tampoco destacó en la salida del balón ni en el juego aéreo.
Nota de los usuarios: 2,2

Bóveda: 1,7. Noche para olvidar la vivida por el vasco en tierras madrileñas. Al igual que su compañero en el eje de la zaga sufrió con la movilidad de los delanteros hasta el punto de acabar convirtiéndose en el protagonista involuntario del choque. Fue el autor del segundo tanto del Getafe y puso en bandeja el tercero a Jorge Molina con su error clamoroso en un intento de cesión al portero.
Nota de los usuarios: 0,6

Luisinho: 2,5. Superado. El portugués confirmó el bajón experimentado en las últimas semanas con otra pobre actuación, especialmente en el ámbito defensivo. Portillo le ganó la partida una y otra vez y por ahí llegaron las acciones de mayor peligro para el cuadro herculino, entre ellas los dos primeros goles. Vio una amarilla al poco del inicio por una dura e innecesaria entrada. Lo único rescatable fueron sus contadas apariciones en ataque.
Nota de los usuarios: 2,3

Krohn Dehli: 0,7. Horrible. Su sorprendente regreso al once solo sirvió para justificar su presencia en la grada la anterior jornada. No tuvo presencia alguna en el doble pivote, se mostró nulo en la contención y fue un auténtico desastre con el esférico en los pies. Imperdonable la pérdida de balón que trajo consigo el segundo tanto de los madrileños. Se quedó en el vestuario tras el descanso.
Nota de los usuarios: 0,6

Mosquera: 3,7. Desubicado. En otra de las sorprendentes variantes puestas en práctica por Seedorf el holandés optó por adelantar su posición y situarlo como mediapunta, algo que afectó muy negativamente al rendimiento del coruñés, muy incómodo en todo momento en esa labor de enganche y en la que tan solo aportó un par de buenos envíos en largo a la espalda de la zaga azulona. Pasó a ocupar su posición natural tras el descanso pero ya con el equipo roto y el encuentro prácticamente decidido. Vio la quinta cartulina amarilla de la temporada y causará baja frente al Eibar.
Nota de los usuarios: 2,2

Bakkali: 2,8. Más de lo mismo. Inicia los partidos muy enchufado, con ganas y creando mucho peligro por banda, pero sus apariciones se pueden calificar como meros fuegos de artificio. En Getafe no fue una excepción y cayó en los mismos errores de siempre a la hora de finalizar las jugadas, no tardó en desaparecer por completo y acabó dejando su lugar a Fede Cartabia.
Nota de los usuarios: 2,2

Adrián: 2,5. Intrascendente. Aunque el estado del terreno de juego tampoco jugó a su favor se ofreció y no se cansó de intentarlo con sus ya típicas arrancadas hacia dentro partiendo desde el costado izquierdo, pero más allá de algún que otro detalle sus esfuerzos no dieron fruto alguno. El equipo necesita que recupere su mejor versión cuanto antes.
Nota de los usuarios: 1,9

Lucas: 2,5. Aislado. Ejerció de punta de referencia pero la soledad y la falta de apoyos a la que fue sometido por el resto de sus compañeros le empujó a batirse en solitario contra los dos centrales rivales en batallas en las que siempre partía con todas las de perder. Un par de buenos desmarques a la espalda de los zagueros y un disparo desviado en los compases finales fue lo más destacado de su actuación.
Nota de los usuarios: 1,3

SUPLENTES

Borges: 2,5. Saltó al campo tras el descanso en lugar de un paupérrimo Krohn Dehli con el objetivo de recomponer la medular y dar consistencia al equipo en búsqueda de una posible reacción, y no logró ni una cosa ni otra. El tico apenas dejó constancia de su presencia, primero como enganche ni en el tramo final ya en el doble pivote.
Nota de los usuarios: 1,2

Andone: 2,6. Su entrada al terreno de juego se produjo con el partido visto para sentencia y con el equipo totalmente roto. Pese a ello el rumano intentó revitalizar el ataque y dar mayor presencia ofensiva, aunque no gozó de ninguna ocasión y su contribución se limitó a su habitual pelea y espíritu de lucha.
Nota de los usuarios: 2,5

Fede Cartabia: s.c. Dispuso de poco más de diez minutos en los que su escasa participación no tuvo trascendencia alguna en el devenir del partido.
Nota de los usuarios: 1,9

EL ENTRENADOR

Clarence Seedorf: 2. Sorprendió a propios y extraños con un once con varias novedades y ausencias notables como la de Andone, sobre todo tras la marcada linea continuista por la que había apostado desde su llegada. Difícilmente explicable resulta la absoluta revolución planeada en la medular, donde la dupla Guilherme – Mosquera que tan buenas prestaciones había ofrecido días atrás ante el Espanyol dejó paso a la pareja formada por Muntari y Krohn Dehli, con Mosquera ejerciendo de mediapunta dentro del también novedoso 4-2-3-1 propuesto. El experimento resultó un fiasco y echó por tierra gran parte de las posibilidades de sacar algo positivo en tierras madrileñas, algo que quedó en evidencia cuando el holandés sustituyó a ambos futbolistas en un intento por reconducir el partido a todas luces tardío e ineficaz.
Nota de los usuarios: 1

EL MEJOR

Muntari

Muntari: 5,3. El pequeño y único motivo para la esperanza de cara al futuro. El ghanés fue de lo poco salvable dentro del desconcierto general gracias a su buen arranque de partido en el que se le pudo ver casi siempre bien posicionado y muy acertado en la distribución del balón. Sin embargo, el estado de forma sigue estando muy alejado del que se le exige a cualquier futbolista de élite y buena prueba de ello fue que la gasolina apenas le duró para media hora. Fue sustituido recién cumplida la hora de partido.

Nota de los usuarios: 4,1

Para nuestros usuarios, el mejor ha sido Muntari con un 4,1

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor