Uno por uno: Las notas del Girona vs Deportivo

0

El Deportivo sigue deambulando por la categoría y la última parada en su penosa travesía tuvo lugar en Montilivi. El guión del primer período fue un calco de lo vivido una y otra vez en lo que va de temporada y dejó el encuentro prácticamente sentenciado. Ya casi a la desesperada, los herculinos tiraron de orgullo tras la reanudación, y fruto de ese ímpetu redujeron distancias con un gran gol obra de Borja Valle. Una especie de espejismo que duró lo que tardó el Girona en aprovechar el enésimo error defensivo de un Deportivo que se queda a un paso del farolillo rojo.

Dani Giménez: 3,6. La viva imagen de la impotencia. Muy inseguro e impreciso con el balón en los pies y muy lejos de ser el salvador de su equipo como en otras ocasiones. Una buena intervención que evitó el tercero antes del descanso y poco más.

Eneko Bóveda: 3,6. Descolocado e igual de perdido que el resto del equipo durante el primer acto, aunque sin responsabilidad directa en ninguno de los tantos recibidos. Mejoró tras el descanso, especialmente en ataque, con llegadas por banda y varios centros precisos.

Lampropoulos: 0,2. Terrible. El griego regaló el primer tanto del encuentro con una mala entrega en el centro del campo, y repitió error, más grosero aún si cabe, en el tercero de los locales. Asumió sus errores y pidió perdón tanto a los aficionados presentes en Montilivi como posteriormente en zona mixta, algo que le honra.

Montero: 3. Fuera de sitio y muy inseguro. Vio una amarilla tan tempranera como innecesaria que en cierto modo pudo condicionarle, pero que no puede servir como excusa a su mal partido. Pese a ello demostró casta y orgullo en algunas acciones como la que dio origen al gol herculino.

Salva Ruiz: 4. El menos malo de la zaga deportivista en una nueva noche para olvidar. Sufrió, y mucho, con las continuas subidas de Aday Benítez y la movilidad de Marc Gual, quienes crearon mucho peligro por su costado. Se prodigó en ataque en los compases finales y dispuso de dos ocasiones muy claras de gol.

Álex Bergantiños: 3,8. El capitán se vio superado e incapaz de poner orden en medio del desconcierto generalizado. Aún así fue de los pocos que mantuvo el tipo e intentó tirar del equipo. Dejó varios pases precisos a la espalda de la defensa rival que los puntas no supieron aprovechar.

Peru Nolaskoain: 3,2. La esperada entrada en el once del futbolista vasco se tornó en una nueva decepción. Asumió galones en los primeros minutos del encuentro, pero se fue diluyendo como un azucarillo según avanzó el choque. Aún sin ser el máximo responsable en ninguno de ellos, no estuvo acertado en las acciones decisivas. Retrasó su posición al eje de la zaga en la recta final.

Mollejo: 4. El internacional sub-19 no escatimó esfuerzos y se vació tanto en ataque como en defensa, pero le faltó pausa y acierto en los últimos metros. Cambió de banda constantemente y suya fue la primera ocasión de los blanquiazules, aunque su cabezazo fue directo a las manos del portero.

Aketxe: 3,4. Desaparecido. Salvo en acciones puntuales en el segundo tiempo, dejó huérfano y sin un referente ofensivo a su equipo durante gran parte del encuentro. Tampoco estuvo acertado en las acciones a balón parado, lo que había sido hasta ahora la única tabla de salvación para los de Anquela.

Jovanovic: 0,4. Paupérrima actuación la firmada por el serbio. Entró con muchas ganas en el encuentro y con buena predisposición a la hora de tirar la presión. Pero terminó con un auténtico festival de despropósitos cada vez que entró en contacto con el balón. El peor de todos, al desperdiciar un gran pase de Bergantiños que le dejó solo ante el portero. Acto seguido fue sustituido.

Longo: 2,4. Amargo y decepcionante estreno del italiano como titular. Se fagó en el cuerpo a cuerpo con los centrales catalanes en busca de balones con los que crear espacios y permitir la incorporación de sus compañeros, pero sin éxito alguno. Fue reemplazado por Christian Santos.

SUPLENTES

Christian Santos: 4,2. Fue el elegido por Anquela para buscar la igualada, pero el venezolano no dispuso de ninguna ocasión para ello. Su contribución se limitó a pelear balones divididos, aunque con muy poca fortuna.

Vicente: s.c. Intrascendente. Saltó al césped con el partido ya resuelto.

EL ENTRENADOR

Juan Antonio Anquela: 0,4. Tocado y puede que hundido. Introdujo tres cambios en el once, algo que no sirvió para enderezar el rumbo de un equipo que se parece a todo menos a un equipo. Los blanquiazules cayeron por enésima vez en los mismos errores y no dieron síntoma alguno de mejora ni en ataque ni en defensa. Una imagen desalentadora que resulta aún más alarmante ante la falta de autocrítica mostrada por el jienense en sala de prensa.

EL MEJOR

Borja Valle: 6,2. Entró al campo en lugar de un desafortunado Jovanovic y fue el único capaz de dar alas al equipo, en gran parte gracias a un gol que él mismo supo fabricarse tras una gran acción individual. Creó mucho peligro partiendo desde la banda izquierda y resultó digno de elogio su trabajo en la faceta defensiva, con varios repliegues en los que fue vital para abortar alguna de las peligrosas contras de los locales

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor