Uno por uno: Real Sociedad – Deportivo

839

Humillante, vergonzoso, patético, bochornoso… todos los adjetivos se quedan incluso cortos para describir lo vivido en Anoeta. Lo que debería ser un equipo serio, intenso e incluso enrabietado en búsqueda de un triunfo que supusiese el punto de inflexión hacia la permanencia acabó dejando síntomas evidentes de tratarse de un conjunto sin alma, sin ideas, en pleno proceso de descomposición y que camina con paso firme hacia un nuevo descenso a Segunda. El esperpento terminó con una goleada (5-0) que recuerda a la situación vivida hace justo un año en Butarque y que trajo consigo medidas drásticas como la destitución de Gaizka Garitano.

Rubén: 0,4. Lamentable. Sepultó toda opción de los blanquiazules para seguir vivos en el encuentro encajando un gol impropio de un guardameta de primer nivel. Si existían dudas sobre su continuidad en el once su actuación en Anoeta terminó de disiparlas y puso la alfombra roja para el estreno de Maksym Koval.
Nota de los usuarios: 0

Bóveda: 1. Empezó bien y seguro en el lateral, pero su doble error en el primer tanto txuri urdin rompiendo el fuera de juego y después dejando solo a su par marcó el inicio de su debacle. Perdió la marca de Elustondo y acabó resbalando en el cuarto, y un mal control previo seguido de un pase atrás que dejó solo a un rival supuso el quinto y definitivo gol del partido.
Nota de los usuarios: 0

Schär: 1,8. Desesperado. Fue de lo más potable dentro del desconcierto general vivido tanto en defensa como en ataque. Correcto en el juego aéreo, se vio impotente ante el cúmulo de despropósitos del equipo y terminó siendo arrastrado por la inercia del resto de compañeros. No obstante fue de los pocos que dio muestras de orgullo y tuvo arrestos para sumarse al ataque en varias ocasiones e incluso estuvo cerca de lograr un gol que hubiese devuelto cierta esperanza a los herculinos.
Nota de los usuarios: 0

Albentosa: 1. Portó el brazalete pero en ningún momento ejerció de capitán sobre el césped. Dio la sensación de comenzar concentrado e intenso, pero pronto empezó a cometer errores y desajustes en la marca hasta acabar convirtiéndose en un verso suelto dentro de la defensa y dando la sensación de dejarse ir por completo, tal y como él mismo reconoció a la conclusión.
Nota de los usuarios: 0

Luisinho: 0,8. Desbordado. Oyarzábal le hizo la vida imposible desde el pitido inicial, algo a lo que contribuyeron Juanmi y las continuas incorporaciones de Odriozola. La falta absoluta de ayudas tanto de Adrián como del doble pivote acrecentaron aún más las debilidades del luso, al que solo el amor propio le hizo arrojar la toalla algo más tarde que sus compañeros.
Nota de los usuarios: 0

Guilherme: 0,6. Invisible. Nulo en la construcción y desaparecido en la contención, fue de los primeros en bajar los brazos y su imagen sobre el campo describe a la perfección el derrotismo y la falta de orgullo demostradas por el equipo en el tramo final. Debió ser expulsado hasta en dos ocasiones por sendos pisotones que pudieron tener graves consecuencias para dos jugadores rivales.
Nota de los usuarios: 0

Krohn-Dehli: 1,4. Su estreno como titular difícilmente fue el imaginado por él. Muy perdido en todo momento, dio síntomas de acusar la falta de ritmo y apenas tuvo presencia alguna en la medular más allá de una conducción que finalizó con un buen pase a Lucas y un disparo desviado desde la frontal. Fue sustituido en los minutos finales.
Nota de los usuarios: 0

Fede Cartabia: 1,4. Regresó al once tras dos meses lesionado y sus escasas apariciones fueron de lo poco rescatable. Aún sin llegar a crear verdadero peligro el argentino al menos lo intentó por su costado y aportó algo verticalidad. Dejó su lugar a Bakkali en el minuto 74.
Nota de los usuarios: 0

Carles Gil: 0,6. Un fiasco. Repitió de inicio como enganche en la mediapunta con el mismo o peor resultado que ante el Levante. No tuvo presencia ni incidencia alguna en el juego y fue un auténtico juguete en manos de la medular txuri urdin. Fue el primer sacrificado por Cristóbal.
Nota de los usuarios: 0

Adrián: 0,6. Desaparecido. Sin lugar a dudas el peor encuentro del asturiano en lo que va de temporada. Las pocas veces que asomó no aportó absolutamente nada en ataque y no opuso resistencia alguna ante las constantes incorporaciones de un Odriozola que campó a a sus anchas por su banda.
Nota de los usuarios: 0

Lucas: 1. Intrascendente. Acusó la soledad en punta y la más que evidente falta de producción ofensiva del resto del equipo, algo que hizo caer en saco roto su trabajo en la presión y sus intentos por crear problemas a los centrales. Fue uno de los protagonistas del conato de reacción mostrada por los blanquiazules tras encajar el segundo tanto gracias a un disparo cruzado que puso en aprietos a Rulli y un pase de la muerte que Schär no acertó a rematar con todo a su favor.
Nota de los usuarios: 0

SUPLENTES

Emre Çolak: 0,8. Cristóbal dejó a un lado el polémico episodio protagonizado la semana anterior y se encomendó al turco para reactivar al equipo. Salió con ganas pero tras encajar el segundo tanto se fue diluyendo como un azucarillo.
Nota de los usuarios: 0

Bakkali: s.c. Desaparecido. El belga dispuso de minutos después de casi dos meses en el ostracismo, aunque su presencia resultó ser meramente testimonial ya que no aportó absolutamente nada durante el cuarto de hora que permaneció sobre el terreno de juego.
Nota de los usuarios: 0

Valverde: s.c. Entró con el partido totalmente decidido y el equipo a la deriva, por lo que no tuvo incidencia alguna.
Nota de los usuarios: 0

EL ENTRENADOR

Cristóbal Parralo: 0,4. Las bajas de varios hombres clave como Andone, Borges o Sidnei condicionaba y mucho su posible once, y el cordobés optó por dar entrada de inicio a los dos hombres de campo recién incorporados en este mercado invernal y apostando por dar paso a un 4-2-3-1 como esquema de partida. Pero su planteamiento resultó nefasto, ya que en lugar de ver a un equipo dominador y con intención de llevar el peso del juego, la imagen transmitida fue la de un conjunto contemplativo, falto de ambición y a merced en todo momento de la Real Sociedad. Los cambios tampoco aportaron solución alguna y sus palabras en sala de prensa no dejan lugar a dudas de que puede estar ante sus últimas horas como técnico blanquiazul.
Nota de los usuarios: 0

*La nota media de los jugadores del Deportivo es el resultado de las puntuaciones de toda la redacción de Riazor.org.

Sobre el Autor