Así es Pablo Marí, el nuevo central del Deportivo

0

Todos los fichajes del Deportivo hasta el momento se están caracterizando por su veteranía y el perfil bajo de sus protagonistas, sin que ninguno llegue con categoría de estrella. Carmelo del Pozo ha priorizado la experiencia en sus primeras incorporaciones, por lo que una de las más sorprendentes ha sido la de Pablo Marí.

El central valenciano, que cumplirá 25 años este verano, es una de las apuestas del nuevo director deportivo para el centro de la zaga. Llega cedido por el Manchester City con una opción de compra y tras su paso por el Nàstic y el Girona, aterriza en A Coruña acreditando una prometedora etapa en el NAC Breda holandés. Marc Bernad, periodista del Diario AS en Cataluña, nos analiza las cualidades del nuevo central deportivista:

Perfil de Pablo Marí

Durante su etapa en el Nàstic era de lo mejor del equipo. Un central joven, con mucha proyección y que fue siempre indiscutible para Vicente Moreno (técnico que ha ascendido con el Mallorca). Se trata de un defensor alto, aunque no muy corpulento. Es un arma importante a balón parado y tiene una gran salida de balón. Era el elegido para jugar la pelota desde atrás, tanto en corto como con buenos desplazamientos en largo para superar la primera línea de presión.

En Segunda B le llovían las ofertas y después de un año en Segunda lo fichó el Manchester City para cederlo al Girona. Empezó jugando porque ofrecía buenas prestaciones, pero Pablo Machín lo sentenció y acabó desapareciendo del equipo y las convocatorias. No es que cometiera ningún error grave, pinta más a las típicas filias y fobias de entrenador. Aunque tampoco se puede le reprochar mucho porque acabaron ascendiendo.

Al año siguiente se marchó a Holanda y volvió a verse al mejor Pablo. Se convirtió en indiscutible e incluso acabó llevando el brazalete del NAC Breda pese a ser un recién llegado. Lo jugó prácticamente todo y recuperó ese rol de líder de la zaga, asumiendo también la responsabilidad en la salida de balón.

Su único punto débil es que quizá le falte un poco de velocidad en campo abierto, pero lo contrarresta con una gran colocación e instinto para salir al corte. Pese a su juventud da gran fiabilidad en el eje de la defensa. El Dépor firma un gran central que con continuidad será de lo mejor de Segunda, sin duda.

Sobre el Autor