Borja Valle asciende a primer revulsivo con Seedorf

0

No ha sido una temporada sencilla para Borja Valle. A pesar de que la campaña del Deportivo ha sido convulsa, de que han pasado tres entrenadores por el banquillo y de que la cantidad de jugadores empleados  ha sido copiosa, el atacante ponferradino apenas ha tenido oportunidades para jugar. En total, Valle acumula 123 minutos en liga divididos en once partidos, a razón de poco más de diez minutos por encuentro.

Hasta hace un par de semanas, además, las estadísticas mostraban que el devenir de los entrenadores había conllevado una reducción de sus oportunidades. 47 minutos con Pepe Mel, 30 con Cristóbal Parralo y 8 con Clarence Seedorf, cifras que evidenciaban su peso absolutamente secundario ya no solo en el equipo sino en las múltiples rotaciones y probaturas ejecutadas. Sí tuvo la oportunidad de ser titular en el partido de vuelta de Copa del Rey ante Las Palmas, en el que anotó dos tantos que no sirvieron para que Cristóbal le otorgase más minutos durante su estancia al frente del conjunto coruñés.

Su situación cambió en el Metropolitano, donde el actual entrenador del Deportivo sorprendió al decantarse por él como primera opción para modificar el transcurso del encuentro, por delante de futbolistas que hasta entonces parecían estar por encima de él, como Florin Andone o Zakaria Bakkali. La decreciente efectividad del delantero rumano y el exasperante rendimiento del belga propiciaron que Seedorf concediese la oportunidad a Valle, que realizó un partido más bien discreto. Ante el Málaga, el técnico volvió a elegir al de Ponferrada como primer revulsivo ofensivo, y este se reivindicó con una buena jugada coronada con la asistencia a Adrián en el gol de la victoria.

Las características de Borja Valle, más vertical que Andone y con mejor toma de decisiones que Bakkali, permiten que el Deportivo cuente con un integrante más a la hora de aprovechar la velocidad de sus hombres de ataque. Su buena capacidad de desmarque contribuye a ensanchar el campo y genera más opciones a la hora de sacar partido a los envíos de Çolak. Tras su notable aportación ante el Málaga, resultaría sorprendente que no contase con minutos en San Mamés.

 

Sobre el Autor