Con la Selección no pudo hacer historia

En condiciones normales, se supone que un futbolista con casi 50 internacionalidades y minutos en dos Eurocopas y un Mundial ha tenido un paso notable por su selección, y sin embargo con Valerón no está del todo claro. No está del todo claro porque con tanto talento podría haber aspirado a más.

El ‘Flaco’ tuvo quizás la mala fortuna de llegar un poco pronto. El mediapunta canario cayó en una selección con mentalidad perdedora, en la España de “La furia” y el “¿Cuándo pasaremos de cuartos?”, en la España previa a la que lo está ganando todo. Aquella generación no tenía, quizás, tanto talento como la actual, pero tampoco eran cojos. Jugadores de la talla de Cañizares, Hierro, Guardiola, Albelda, Baraja, Joaquín, Vicente, Raúl o Tristán no bajarían el nivel si coincidiesen con los actuales Campeones del Mundo.

Depor-Elche-Valeron

El problema seguramente fue el contexto.

Valerón disputó 46 partidos con la selección entre 1998 y 2005: 25 con Camacho, 17 con Iñaki Sáez y tan sólo 4 con Luis Aragonés. Los dos primeros seleccionadores solían jugar con dos delanteros (Raúl acompañado de Urzaiz, Morientes o Tristán), y con dos extremos (Mendieta, Luis Enrique, De Pedro, Joaquín o Vicente), lo que relegaba a Valerón a una posición más retrasada, acompañado de un mediocentro (Guardiola, Helguera o Albelda). Se adaptaba, pero el canario estaba acostumbrado a dirigir el ataque de su equipo desde la posición de mediapunta, y en la selección nunca se sintió el dueño.

Aún así, jugó varios partidos como titular en la Euro 2000 (justo antes de lo que firmase el Deportivo), fue indiscutible en el Mundial de Corea y Japón, en el que marcó un gol, e hizo el tanto de la única victoria de España en la Eurocopa de 2004 (ante Rusia), esta vez saliendo desde el banquillo.

Tras caerse de las convocatorias con Aragonés, cuando parecía que volvería a la selección después de que Luis lo llamara a una jornada de convivencia en 2006, su rodilla dijo que no. Que en la selección no iba a hacer historia, y que toda su historia la haría en el Deportivo.

Martín Castiñeira

-Volver al reportaje-