El equilibrio entre ataque y defensa

51

Defender primero, para atacar después. Una máxima a priori obvia en el mundo del fútbol, pero de la que no todos los equipos de la Liga pueden presumir. No es el caso del Deportivo. Víctor ha conseguido armar un equipo sólido atrás, y con suficiente pólvora arriba como para marcar ante cualquier rival. El equilibrio entre la defensa y el ataque es una de las cualidades de las que goza actualmente la escuadra herculina.

De este modo, el Deportivo es, junto al Valencia, el cuarto equipo con mejor balance entre goles a favor y goles en contra, solo superado por los tres grandes, Barcelona (34:13), Real Madrid (31:12) y Atlético (20:6). Los de Víctor quizás no sean los que más tantos anoten, pero por supuesto tampoco se encuentran entre los que más chicharros encajan. Así, con 21 dianas a favor y 14 en contra, el Deportivo se sitúa en esta faceta por encima de sus rivales más directos en clasificación, como Villareal y Celta, ambos con un saldo positivo de +3 goles frente al +7 de los blanquiazules. Los de Berizzo, por ejemplo, han marcado más goles que sus vecinos del norte, pero también han encajado más (25:22).

Esfuerzo e intensidad han sido dos de las claves de este Deportivo que ha competido como mínimo de manera aceptable en cada uno de los encuentros de la actual campaña. Cierto es que, a excepción del partido contra el Espanyol en el que los hombres de Víctor fueron muy superiores y terminaron imponiéndose por un claro 3-0, en el resto de victorias el Deportivo ha sido incapaz de sumar más de dos goles de diferencia. Pero, a cambio, tampoco han perdido hasta el momento por más de dos goles (2:0 ante el Málaga). Contra el Sporting recibieron 3 goles en contra, pero los de Víctor supieron maquillar la cifra anotando dos tantos a favor. De este modo, el Deportivo acostumbra a desenvolverse en partidos ajustados, y ha mostrado ambición para remontar cuando así ha sido necesario.

Ante el Sevilla, la escuadra herculina sumó su séptimo empate de la temporada, y el quinto 1-1, siendo este el resultado más repetido desde que se inició el actual campeonato liguero. En la visita al Camp Nou, repetir una vez más un empate a unos sería dado por bueno por la mayoría de la hinchada blanzquiazul.

El buen hacer del cuerpo técnico y jugadores se refleja en los datos, y también en la clasificación, en la que el Deportivo marcha sexto. Hasta el momento, solo dos derrotas en 14 jornadas, y doce equipos que han sufrido en sus carnes los goles deportivistas, especialmente los de Lucas Pérez. Este es el dato más gris de las estadísticas blanquiazules. Con 10 dianas el de Monelos es uno de los pichichis de la Liga, pero también el único anotador claro de su equipo. De hecho, Lucas ha sido el encargado de marcar casi la mitad de los 21 goles deportivistas, mientras que otros teóricos jugadores de ataque como Oriol o Jona aún no han sabido estrenarse en Liga. Después del gallego, Fajr es el máximo anotador de la primera plantilla, con tan solo dos tantos.

 

Sobre el Autor