fbpx

Diego Aguirre se suma a la maldición de los laterales zurdos

0

Diego Aguirre no ha empezado con muy buen pie su andadura como jugador del Deportivo. Una lesión muscular lo dejará fuera de la convocatoria para el debut liguero ante el Celta B. Un partido en el que, además, partía con muchas papeletas para jugar como titular.

La lesión de Diego Aguirre es una más de una larga lista acerca de una posición que se caracteriza por su inestabilidad en el Deportivo: la del lateral izquierdo. Una demarcación que parece estar maldita en Riazor. A lo largo de algo más de una década han sido numerosos los laterales zurdos que han pasado por A Coruña pero que no han terminado de asentarse, ya sea por problemas físicos o de rendimiento. Todo ello ha provocado que cada mercado estival se opte por una reconstrucción prácticamente desde cero en la posición.

Claro ejemplo del problema fue la temporada pasada, cuando el lateral corría a cargo de Salva Ruíz y Héctor Hernández. A pesar de que el actual jugador del Castellón comenzó por delante de Héctor, su falta de rendimiento sumada a las lesiones provocó que el vallisoletano se hiciera con la titularidad. Así las cosas, Salva Ruiz terminó la temporada con 16 partidos en liga, por 12 de Héctor Hernández, lo que refleja la irregularidad en el lateral zurdo a lo largo del curso. 

Filipe Luis Deportivo Coruña

Foto: GettyImages

Filipe Luis, el último lateral izquierdo consolidado

Desde la marcha de Filipe Luis en 2010 han sido un total de 15 laterales los que han pasado por el Deportivo, la mayor parte de ellos con más sombras que luces. El brasileño llegó en la temporada 2006/2007, cuando Capdevila era el dueño de la banda izquierda. Se hizo con la titularidad el año siguiente y solo una lesión grave lo apartó de la titularidad durante varios meses. Tras recuperarse, fichó por el Atlético de Madrid.

Claudio Morel

Foto: GettyImages

Años complicados buscando un nuevo Filipe Luis sin éxito

Tras Filipe Luis, llegaron Claudio Morel y Rindaroy. El primero sumó 15 partidos, mientras que el segundo lo hizo en cuatro de ellos. De hecho, Miguel Ángel Lotina llegó a recurrir en esa temporada a Manuel Pablo como lateral izquierdo, en un curso que se acaba perdiendo la categoría.

Ya sin Rindaroy, en la temporada 11-12 el Deportivo se refuerza con Ayoze. Jugó un total de 27 partidos, siendo el lateral izquierdo más usado, con Morel disputando un total de 18. Con Oltra en el banquillo, ese año el Deportivo regresa a Primera División.

Un año para olvidar: tres entrenadores y un nuevo descenso

En la temporada 12-13, el Deportivo ficha a Evaldo y a Tiago Pinto. El primero disputó 15 partidos con un rendimiento dudoso, mientras que Tiago Pinto solo jugó los 90 minutos de la derrota por 5-3 ante el Zaragoza. Ayoze siguió en la plantilla, jugando ese año 14 partidos. Una temporada en la que pasaron por el banquillo Oltra, Domingos Paciencia y un Fernando Vázquez que no logró salvar al equipo de un nuevo descenso.

Luisinho celebra el gol del Dépor contra el Alavés

La aparición de Luisinho: una montaña rusa en el lateral

En la temporada 13-14, la nómina de laterales izquierdos queda formada por Luisinho y un Manuel Pablo que seguía jugando a pierna cambiada. El portugués disputó 31 partidos, haciéndose con la titularidad en el lateral izquierdo y dándole la estabilidad que se había perdido anteriormente. Ese año, el Deportivo regresa a Primera.

Tanto con Víctor Fernández primero y con Víctor Sánchez del Amo después, Luisinho sigue siendo el amo de la banda en la temporada 14/15. Juega un total de 35 partidos, mientras que Canella en su única temporada en A Coruña disputa 9.

En la 15/16, Luisinho pierde protagonismo y Fernando Navarro disputa 35 partidos como titular, jugando varios de ellos en la banda izquierda y también como central. El luso, que tuvo una temporada amarga con Víctor Sánchez del Amo, disputó 20 encuentros siendo titular en tan solo 11 de ellos. De nuevo, volvía la época convulsa al lateral izquierdo con problemas extradeportivos.

Ya sin Víctor Sánchez del Amo, tanto con Garitano como con Pepe Mel, Luisinho es el lateral que más veces repite en la izquierda: 26 partidos. Se los repartió con un Fernando Navarro que disputó 25 partidos, alternando entre lateral y central cuando era necesario.

La última temporada de Luisinho es la de un nuevo descenso. Pepe Mel empezó la temporada, siendo reemplazado nueve jornadas después por Cristóbal Parralo para finalizar el curso Clarence Seedorf. Luisinho jugó 30 partidos, siendo el más habitual en la izquierda. Fernando Navarro disputó 15 en toda la temporada.

Foto: Laura Santos

Una nueva renovación en Segunda División para el lateral

La temporada 18/19 comienza en Segunda y con Natxo González en el banquillo. Diego Caballo, que llegó desde el Fabril, sumó 25 partidos ese curso. Una temporada en la que el lateral se dividió entre él y Saúl, que jugó 20 partidos en total. De nuevo, las lesiones mermaron el rendimiento de esta zona.

En la siguiente, de nuevo con tres entrenadores (Anquela, Luis César y Fernando Vázquez), el Deportivo confía en Salva Ruiz para el lateral izquierdo aunque solo disputó 25 partidos. Luis Ruiz jugó 14 en una temporada en la que hasta Víctor Mollejo llegó a tener minutos en el lateral izquierdo, evidenciando los problemas de una zona sin dueño.

Todo esto ha formado en torno al lateral izquierdo del Deportivo una especie de meigallo a la espera de ser quemado. La lesión de Diego Aguirre abre la puerta a un muy posible titularidad de Héctor Hernández para el partido ante el Celta B. Sin embargo, cabe destacar que Borja Jiménez solamente tiene a un lateral izquierdo disponible para la convocatoria del partido, lo que podría provocar que el técnico abulense optase por recurrir al filial para completar la lista.

 

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro
Bloqueador de publicidad detectado

Hemos detectado que estás usando extensiones para bloquear los anuncios. Esta página web se financia gracias a los anuncios de publicidad, con lo que te rogamos que los desactives para que podamos seguir trabajando de forma diaria.

Recargar