fbpx

Donato acapara los focos antes del partido en Illueca

0

El nuevo formato de la Copa del Rey, con las primeras eliminatorias a partido único y en casa del equipo de menor entidad, propicia imágenes poco habituales en los últimos tiempos. Entre ellas, ver a un campeón de Liga sobre el césped de un campo en el que no caben más de 1.500 espectadores. Por ello, la llegada del Deportivo a Illueca congregó a aficionados del equipo aragonés en las vallas del Papa Luna. A pie de campo, el mayor protagonista fue Donato, que acaparó los focos de los aficionados y fue el más reclamado para fotos y autógrafos.

Donato se incorporó el verano pasado a la Fundación Real Club Deportivo para llevar a cabo funciones de representación institucional tanto de esta entidad como del club herculino. Desde entonces, es habitual verlo de embajador en causas sociales y acompañando al Dépor Genuine. Eso sí, Donato no viaja con el primer equipo en liga. En esta ocasión, su presencia se explica por la coincidencia de fechas con la junta de accionistas.

El Illueca espera un lleno total para el partido de este martes y apelan a emular la gesta del Mirandés en 2012. El Deportivo, sin embargo, encara este choque con la idea de que una victoria, “incluso contra un Tercera”, sería muy positiva para enfrentarse al Tenerife. La mayor barrera, según Luis César, es la falta de confianza propia. “El mayor enemigo somos nosotros”, dijo este lunes en Abegondo.

Poca ayuda del filial

Tras la polémica con Luisito, la convocatoria de Luis César cuenta con tres futbolistas del Fabril: David Sánchez, Valín y Gandoy. La decisión del técnico del primer equipo prima el aspecto mental de una posible victoria sobre el descanso de cara al enfrentamiento del viernes. Sin embargo, lo normal en los últimos años, con distintos entrenadores, es que el Dépor exija poca ayuda del filial en la Copa del Rey.

La temporada pasada, Natxo González sorprendió alineando a Víctor García contra el Zaragoza, en un partido en el que el único fabrilista en el banquillo fue el guardameta Álex Cobo. El año anterior, Cristóbal Parralo sí contó con hasta 5 futbolistas del filial, pero sólo tras perder 1-4 en la ida contra Las Palmas. Edu Expósito, One y Pinchi tuvieron minutos, mientras Quique Fornos y Blas vieron el partido desde el banquillo.

En la temporada 2016/17, Garitano llegó a octavos sin echar mano del Fabril salvo para dar entrada a Pinchi, que tuvo 30 y 10 minutos en la ida y la vuelta contra el Alavés. Un año antes, Víctor Sánchez del Amo también cayó en octavos, pero concediéndole cuatro partidos completos a Róber Pier y un cuarto de hora a Pinchi con la primera eliminatoria ya decidida. En la 2014/15, Marcos Remeseiro fue el único futbolista del filial que participó con Víctor Fernández en la derrota en dieciseisavos contra el Málaga.

Fernando Vázquez tiró del Fabril para la Copa.

La excepción en estos últimos años la pone Fernándo Vázquez una temporada antes con el Dépor en Segunda. El técnico gallego sí dio protagonismo a los jugadores prestados por el Fabril. Bicho y Uxío como titulares, y Dani Iglesias y Cañi entrando como refresco, disputaron los dos partidos que duró el equipo en la Copa 2013/14. Además, Pablo Ínsua (instalado con el primer equipo en liga) y Quique Fornos fueron titulares en uno.

Sobre el Autor