Dos años de la derrota que lo cambió todo

0

Toda futbolista tiene una derrota que no olvida. Para muchas de las que hoy juegan en el Dépor ABANCA, sin duda, esa es la que se produjo en el Deportivo-Oviedo de la temporada 2017/18. Por aquel entonces, gallegas y asturianas comandaban el grupo 1 de Segunda División, eran demasiado superiores al resto de equipos y en sus enfrentamientos se decidían buena parte de las opciones de título de unas y otras. En aquella ocasión, aquel 25 de marzo, ganó el Oviedo (0-2), y se llevó la liga virtualmente. Sin embargo, a la larga, el que salió reforzado fue el Dépor.

Dos despistes defensivos del equipo coruñés y el acierto de Isina bastaron al Oviedo para llevarse los tres puntos. La delantera asturiana, una de las mejores futbolistas del equipo carbayón estos últimos años, decantó la balanza con un doblete. Quedaba una jornada por delante, pero el Oviedo no falló, y se hizo con el campeonato.

María Méndez, clave para el Oviedo

Curiosamente, una de las futbolistas más destacadas en aquel partido fue la ovetense María Méndez, ahora en las filas del Dépor. Como mediocentro, en un doble pivote junto a Henar, se cansó de recuperar balones. Contundente en los balones aéreos y en la disputas, fue clave para la victoria del equipo astur. Tenía tan solo 16 años. Al curso siguiente repetiría en el Oviedo, para acabar fichando por el Deportivo en el verano de 2019. Actualmente es una de las promesas más codiciadas del fútbol español. Eso sí, como central.

María Méndez consuela a Lía. Y Érika Samya a Silvia Mérida. Una imagen curiosa. Foto: Fernando Fernández

La base se mantiene

Si uno repasa el once que sacó aquel día Manu Sánchez en Ponte dos Brozos, varios nombres se mantienen: Malena; Cris, Miriam, Silvia Mérida, Raquel; Iris, Tere, Lía, Kika; Peke y Gaby. Por eso, aún hoy son muchas las que recuerdan aquel partido, las lágrimas que provocó aquel resultado, y todo lo que vino después.

Porque sí, aquella fue la última derrota del Deportivo en Segunda División. A la temporada siguiente conseguiría el ascenso sin ningún pinchazo. Por eso, hasta la 2019/20, hasta el 3 de noviembre de 2019, se mantuvo invicto. O lo que es lo mismo, nadie fue capaz de vencer al Dépor ABANCA durante 1 año y 7 meses meses. Tuvo que ser el Atlético de Madrid, uno de los ocho mejores equipos de Europa, quien recogiera el testigo del Oviedo (4-1). Una auténtica locura.

Una enseñanza para el futuro

En la última entrevista, Peke mencionaba el choque contra el Oviedo, y lo comparaba con la derrota del Johan Cruyff (1-0) vs Barça: “Esto no vas a hacer madurar sobre todo. Me acuerdo de la derrota contra el Oviedo en Arteixo (2017-18), nos marcó un poco. Y luego supimos tener más hambre para la siguiente temporada. Yo creo que estas cosas nos van a hacer tener más hambre, por ejemplo, este domingo. Alguien tiene que pagar los platos rotos y ojalá sea el Tacón”. Contra el Tacón ya cumplieron su palabra. ¿Qué deparará el futuro?

Sobre el Autor

En Xogo (TVG) y Galicia en Goles (Radio Galega). Aquí, juntando letras sin que suenen mal. O intentándolo.