El Dépor echa de menos a dos obreros ilustres

162

Salta a la vista, tanto por los datos como por las sensaciones, que el gran problema del Deportivo está siendo la fragilidad defensiva. Ni Mel ni Cristóbal han sido capaces de dotar al equipo de un sistema fiable para proteger su portería y comienza a echarse en falta un perfil de jugador más agresivo. Que quizá no brille tanto con el balón en los pies, pero que sí sepa lo que tiene que hacer cuando el rival aprieta.

Ese perfil lo tenía el club blanquiazul hasta que este verano decidió prescindir de él con las salidas de Laure y Álex Bergantiños. Empezando desde atrás en cada temporada, el lateral y el mediocentro siempre acababan siendo importantes en algún momento de la temporada por su carácter y su concentración, algo de lo que ahora se aprovechan Alcorcón y Sporting.

A sus 32 años, Laure lo ha jugado todo en el conjunto alfarero. La llegada de Valentín, un carrilero de carácter más ofensivo, le cerró las puertas del Dépor definitivamente después de varias temporadas perdiendo protagonismo. Pero el madrileño tenía todavía mucho que demostrar y ahora mismo lidera la clasificación de recuperaciones en Segunda División con más de siete por encuentro.

Laure ha disputado todos los minutos de Liga con el Alcorcón y es el máximo recuperador de Segunda

Un papel similar tiene otro de los hasta hace unos meses capitanes deportivistas. Álex también tuvo que salir después de ver como el club reforzaba la posición de mediocentro con la compra de Guilherme y la llegada de Valverde. Después de un inicio más dubitativo que Laure, Bergantiños se ha asentado y también está en el Top 10 de recuperadores entre los centrocampistas. El coruñés roba un balón cada nueve minutos.

Siempre teniendo en cuenta el salto de categoría, el Dépor no cuenta ahora mismo con ningún defensa ni centrocampista entre los 10 mejores ladrones, élite en la que en los últimos años consiguieron moverse Sidnei y Mosquera. Con el bajón de ambos, sobre todo en el caso del pivote, los deportivistas más destacados en esta tarea son Guilherme y Juanfran, 13º y 18º, respectivamente, en su posición.

Álex Bergantiños

Foto: Fernando Fernández

Una cuestión de identidad

Además de lo que puedan arrojar los datos sobre el verde, jugadores como Álex Bergantiños y Laure también aportaban otros intangibles como dotar de identidad al equipo. En un verano en el que ambos se marcharon, a los que acompañó Lux, el club parece haberse quedado sin referentes más allá de un Mosquera que apenas juega y un Lucas Pérez al que se le sigue esperando.

Habrá que ver cómo se mueve la dirección deportiva en el mercado de invierno y los refuerzos que acaban llegando, pero es posible que Richard Barral y compañía estén buscando un perfil que ya tenían en la plantilla hasta hace unos meses y que no ha sido tan fácil de sustituir como en un principio podía imaginarse.

Sobre el Autor