Elige el once ideal del Dépor moderno: Mediapunta

86

Muchos de nuestros usuarios ya estaréis habituados a participar en el tradicional elige tu once, con el que antes de cada partido del Dépor os proponemos votar la alineación que os gustaría ver sobre el terreno de juego. Ahora, para amenizar las semanas de espera hasta que el equipo blanquiazul vuelva a salir a escena en competición oficial, os queremos proponer una versión ‘a lo grande’ de esta sección.

Desde hace unas semanas y hasta el comienzo de LaLiga, iremos publicando una encuesta cada pocos días en la que podréis elegir, posición por posición, el que es para vosotros el mejor once del Dépor en la época moderna. ¿Qué entendemos por época moderna? Pues desde la temporada 2005/2006, la primera sin Javier Irureta en el banquillo y en la que el conjunto herculino rompía una racha de cinco campañas consecutivas disputando la Champions League.

En cada demarcación, os ofreceremos 5 jugadores preseleccionados por la redacción de Riazor.org. Aunque algunos de los futbolistas que irán apareciendo (como Valerón o Manuel Pablo) formaron parte de la época dorada del club, os pedimos que para decidir vuestro voto tengáis en cuenta únicamente su aportación a partir del verano de 2005.

Hasta ahora, el once se ha ido formando por Molina en la portería; Manuel Pablo en el lateral derecho; Coloccini y Andrade en el centro de la zaga; Filipe en el carril zurdo; Sergio y Mosquera como mediocentros; Wilhelmsson de interior derecho y Guardado por la izquierda. Por tanto, ya solo quedan dos plazas por cubrir y es momento de decidir quién ocupará la mediapunta. Estos son los candidatos que os proponemos:

Foto: Getty Images

Juan Carlos Valerón (Anguineguín, Gran Canaria 1975). En el Dépor de la 00/01 a la 12/13

Todo análisis sobre la aportación del mago de Arguineguín al Deportivo y al fútbol en general se quedará corto. Diremos simplemente que, sin lugar a dudas, es uno de los mejores futbolistas que ha pasado por A Coruña en los más de 110 años de historia del equipo blanquiazul. Canterano de la UD Las Palmas, Valerón cambió de archipiélago en 1997 para firmar por el Mallorca. Tras solo un año como bermellón, el Atlético se hizo con sus servicios. En su primera temporada en el conjunto de la capital, el canario no tuvo apenas oportunidades en Liga y Copa, aunque sí en UEFA, donde los colchoneros alcanzaron las semifinales.  Al año siguiente, su protagonismo en la competición doméstica fue mucho mayor, pues disputó 35 y superó los 2.400 minutos. Sin embargo, el Atlético descendería de manera sorprendente a Segunda División y se vería obligado a vender a Valerón. Su destino, al igual que el de sus compañeros José Francisco Molina y Joan Capdevila fue el equipo que acababa de proclamarse campeón de Liga: el Deportivo de La Coruña.

Aunque en ciertos tramos tuvo que repartir minutos con Djalminha, los primeros años de Valerón en el Deportivo fueron realmente magistrales. Las sociedades que ‘El flaco’ formó con Diego Tristán y Roy Makaay permitieron a ambos alzarse con el trofeo Pichichi de manera consecutiva. Nada más aterizar en A Coruña, Valerón ganaría una Supercopa y posteriormente sumaría a su palmarés una Copa del Rey y otra Supercopa. En la temporada 05/06, la primera que computa para esta votación, Valerón estaba siendo un fijo para Caparrós y sumaba ya 5 goles (su mejor registro en este aspecto) hasta que, en la jornada 20, una rotura del ligamento cruzado anterior le hizo perderse el resto de la temporada. Los dos cursos siguientes fueron un auténtico calvario para el de Arguineguín, que se lesionó también del menisco en medio de una recuperación de ligamentos que parecía que nunca iba a concluir. Cuando la sombra de una retirada comenzaba a asomar cada vez más, Valerón – al igual que vio tantos pases imposibles a lo largo de su carrera – vislumbró la luz al final del túnel.

Tras una campaña 08/09 en la que fue entrando poco a poco en el ritmo de competición, en las dos temporadas siguientes el canario volvió a ser un hombre importante para el Deportivo, aunque evidentemente su nivel se había resentido tras los largos periodos de inactividad. Con el descenso en 2011, Valerón fue el primero en asegurar que continuaría en el equipo para devolver al Dépor “a donde se merece”. Y con el club herculino en Segunda, ‘El flaco’ recuperó su mejor fútbol, se volvió indiscutible por primera vez desde su grave lesión y dio asistencias, como una ‘cuchara’ para Bergantiños en la victoria 4-0 ante el Guadalajara que recordaron al jugador que dominó en los mejores campos de Europa. De vuelta a Primera, Valerón se asentó de nuevo en el equipo y dio 9 asistencias. Sin embargo, después de un nuevo descenso, se desvinculó del Deportivo para volver a la UD Las Palmas, el club de su infancia. Atrás dejó más de 400 partidos como blanquiazul, en los que aportó 32 goles y decenas de asistencias.

Con el equipo canario, logró el ascenso tras dos intentos y, después de un año más en la élite, colgó las botas a los 41 años. Actualmente forma parte del organigrama técnico de la UD Las Palmas, colaborando en la captación y formación de jóvenes futbolistas.

Foto: Getty Images

Joan Verdú (Barcelona, 1983). En el Dépor de la 06/07 a la 08/09 

Formado en La Masía desde los 10 años, Joan Verdú fue escalando en la cantera blaugrana hasta llegar al filial. En el Barcelona B estaría cuatro temporadas y coincidiría con jugadores como Messi, Iniesta o Valdés. En el verano de 2006, desembarcó en A Coruña junto a sus compañeros Rodri y Cristian Hidalgo para formar parte del Baby Dépor de Caparrós.

Aunque de los tres jugadores que llegaron procedentes del Deportivo, Verdú fue el que más aportó al equipo blanquiazul , en sus primeros meses le costó gozar de continuidad, pues Joaquín Caparrós apostaba por futbolistas como Juan Rodríguez o Arizmendi para jugar por detrás de Riki. Pese a ello, en su primera temporada como deportivista, Verdú superó los 1.300 minutos en Liga y anotó un gran gol ante el Villarreal. Al año siguiente, ya con Lotina en el banquillo, Verdú fue titular desde el principio y, aunque su rendimiento no fue del todo malo, sí lo era el del equipo, que finalizó la primera vuelta con 17 puntos. Cuando Lotina decidió cambiar el sistema y apostar por una formación de tres centrales, el mediapunta catalán fue uno de los grandes sacrificados. De esta forma, en las últimas 14 jornadas solo disputó 17 minutos.

Pese a este desolador final de temporada en el plano personal, la siguiente campaña, la 08/09, fue la más productiva de Verdú en el Deportivo e incluso una de las mejores en su casi extinta carrera futbolística. Tras unas primeras jornadas alternando titularidades con suplencias, en noviembre se hizo con un puesto fijo en el once, que solo abandonaría en contadas excepciones.  Además de sus siete goles y tres asistencias en Liga, Verdú anotó también el 0-2 ante el Hajduk Split que confirmaba la presencia del Dépor en la fase final de la UEFA. El catalán acabó el curso de forma opuesta al anterior, siendo un hombre importante y un habitual en una faceta tan decisiva para Lotina como el balón parado. Sin embargo, decidió no renovar su contrato y puso rumbo a su tierra para jugar en el Espanyol.

Verdú estuvo cuatro temporadas en el club de la ciudad condal, donde continúo la mejoría que había comenzado en su último año en A Coruña y fue siempre un indiscutible. De nuevo al decidir no renovar, en 2013 fichó por el Betis, donde solo estuvo una campaña con un claro bajón de rendimiento y protagonismo. Al año siguiente recuperó sensaciones con el Baniyas, aunque lo hizo en una liga muy inferior como la de los Emiratos Árabes Unidos. La 15/16 fue su última temporada en la élite, aunque ya no volvió a ser el jugador que había destacado en Deportivo y Barcelona. Tras una primera vuelta con contadas apariciones en la Fiorentina, en la segunda manga firmó por el Levante, donde tampoco tuvo excesivo protagonismo.  Después de 6 meses sin equipo, en enero de este mismo año firmó por el Qingdao Huanghai chino, entrenado por el ex barcelonista Jordi Vinyals. De las 18 jornadas disputadas hasta el momento, Verdú ha sido titular en 16, aportando 5 goles y 4 asistencias a un equipo que lucha por el ascenso a la Primera División.

Foto: Fernando Fernández

Luis Alberto Romero (San José del Valle, Cádiz, 1992) En el Dépor en la 15/16

El jugador más joven de los aquí presentes. También el que menos minutos ha vestido la camiseta blanquiazul. Sin embargo, en solo un curso en A Coruña, Luis Alberto dejó un grato recuerdo en la afición. Este atacante andaluz dio sus primeros pasos en el Sevilla, llegando a tener minutos con el primer equipo hispalense entre 2011 y 2012. En la temporada 2012/2013 estuvo cedido en el filial del FC Barcelona, que disputaba la Segunda División. Allí Luis Alberto se destapó como un buen goleador (11 dianas) y, sobre todo, un magnífico asistente (nada menos que 18 pases de gol). Este excelente nivel despertó el interés del Liverpool, que pagó por él cerca de 8 millones de euros. Sin embargo, en una temporada solo disputó 9 partidos de Premier, por lo que los ‘reds’ lo cedieron primero al Málaga, donde tuvo un rendimiento irregular, y luego al Deportivo, donde recuperó su mejor versión.

De la mano de Víctor Sánchez del Amo, el gaditano entró por la puerta grande, pues en sus primeros cuatro partidos sumó dos goles y otras tantas asistencias. Luis Alberto congenió la perfección con Lucas Pérez y el Dépor firmó varios meses de gran nivel al ritmo marcado por ‘los pishitas’.  A partir de febrero, el rendimiento de Luis Alberto, como el del resto del equipo, bajó bastante, aunque apareció en momentos clave, como al anotar el gol que abría la lata en una victoria muy importante ante el Levante. Tras combinar, como no, con Lucas Pérez, mostró su calidad y sangre fría para batir a Diego Mariño. Después de firmar su primer gran año en la élite, el Liverpool lo traspasó a la Lazio por algo más de cuatro millones de euros.

Sin embargo, al igual que le había pasado en Inglaterra, el desembolso realizado por su nuevo club no se tradujo en oportunidades para que el futbolista demostrara su valor. En navidades, solo acumulaba 27 minutos oficiales, por lo que se rumoreó con un posible regreso al Deportivo. Estos rumores se desvanecieron cuando, en los dos primeros partidos de 2017, Luis Alberto fue titular y su equipo ganó. Extrañamente, ya no volvió a salir de inicio hasta la jornada 36, en la que dio dos asistencias. Había anotado un gran gol ante el Genoa unas semanas antes, pero durante todo el curso dio la impresión de que, independientemente de su rendimiento, no contaba para el técnico del conjunto celeste. Durante este verano se ha vuelto a hablar de una posible salida, pero a día de hoy sigue siendo jugador de la Lazio.

Foto: Fernando Fernández

Fayçal Fajr (Rouen, Francia, 1988) En el Dépor de la 15/16 a la 16/17

Aunque es un habitual en las convocatorias de la selección de Marruecos (donde tiene ascendencia), Fayçal Fajr nació en Francia y fue en el país galo donde comenzó su andadura en el mundo del fútbol. Fajr comenzó desde las más bajas categorías del fútbol francés hasta hacerse un hueco en la élite. Tras pasar por la cantera de Le Havre y el FC Rouen de su ciudad natal, con 17 años firma por el CMS Oissel para jugar en quinta división. Dos años después jugará en la cuarta categoría, tras firmar con el ES Fréjus. En la primera temporada de Fayçal, el equipo asciende a Tercera y se mantendrá los dos cursos más que estuvo el ya ex jugador del Deportivo. En su última temporada en el club, ‘Fays’ marcó 8 goles en 34 partidos. Por ello, en 2011 finalizó su escalada por el fútbol nacional al fichar por el Caen, de Ligue 1. Aunque anotó su primera diana en el que era su segundo partido en el equipo, ese año no tuvo excesivas oportunidades y el equipo descendió. Su protagonismo fue mayor en Segunda y, tras dos intentos, logró devolver al Caen a la élite colaborando con 8 goles y nada menos que 15 asistencias.

En 2014, Fajr llegó al fútbol español de la mano del Elche, que afrontaba su segundo año consecutivo en la máxima categoría. Aunque le llevó unas semanas adaptarse al ritmo de juego de España, en la jornada 11 se hizo con la titularidad y ya solo se perdería un partido (por sanción) hasta el final de Liga. El franco-marroquí fue una pieza clave en un Elche que finalizó decimotercero pero que debido a su deuda con Hacienda fue relegado a la Segunda División.  Ante la necesidad de desprenderse de sus principales activos, el Elche lo traspasaría al Deportivo para la 15/16, con la condición de que si los ilicitanos logran el ascenso, deberá regresar a sus filas.

En sus primeros meses en A Coruña, Fajr mostró un nivel magnífico, que le abrió por primera vez las puertas de la selección marroquí. Jugando tanto por el centro como por las bandas, demostró ser un jugador con facilidad para llegar desde segunda línea (anotaría 5 goles), además de convertirse en una auténtica garantía en los lanzamientos a balón parado. Su bajón de rendimiento en la segunda vuelta fue menos pronunciado que el de muchos de sus compañeros y en este tramo de Liga anotó dos grandes goles. Uno, con un golpeo a la escuadra ante el Rayo Vallecano para poner el definitivo 2-2. El otro, puede que algo menos espectacular pero de una importancia vital, pues abrió el camino para la victoria ante el Villarreal que certificaba la salvación.

La segunda temporada del internacional marroquí en el Deportivo supuso un claro descenso en su rendimiento y, por consiguiente, en su protagonismo e incidencia en el juego del equipo. Fayçal jugó menos de la mitad de minutos que el curso anterior y no fue capaz de ver puerta en todo el campeonato. En muchos partidos estuvo demasiado caído a banda, algo que no beneficia a sus cualidades futbolísticas. Por ello, y tras las incorporaciones de jugadores de un perfil algo similar como Fede Cartabia, Valverde o Bakkali, hace unos días el Deportivo anunció que Fajr abandonaba el equipo para firmar por el Getafe.

Emre Çolak - Sporting de Gijón vs Deportivo

Emre Çolak (Estambul, Turquía, 1991). En el Dépor de la 16/17 a la actualidad

El único jugador de esta lista que continúan en el Dépor a día de hoy. Canterano del Galatasaray desde los 13 años, debutó con el primer plantel de la entidad otomana en enero 2010 y lo hizo anotando un doblete copero ante el Denizli Belediyespor. Su debut en liga llegaría solo unos meses después, al entrar al campo en sustitución de su amigo Arda Turan. En el Galatasaray, Emre estaría un total de siete temporadas y, aunque siempre contó con oportunidades, le costó encontrar la estabilidad y solo en la 11/12 superó los 1.500 minutos ligueros. El mediapunta turcó ganó en esta etapa tres ligas, tres copas y otras tantas supercopas, además de conseguir jugar partidos de Champions League en 10 ocasiones. Tras una temporada 15/16 en la que le resultó complicado entrar en el equipo pero que finalizó siendo indiscutible, Emre no renovó con el Galatasaray para fichar por el Deportivo de La Coruña.

En la que es hasta el momento su única temporada como blanquiazul, el enganche turco dio muestras de mucha clase y habilidad con el balón en los pies, aunque sus apariciones a gran nivel fueron quizá demasiado esporádicas. De esta forma, tanto Garitano como Pepe Mel decidieron prescindir de él en algunos partidos clave de la temporada. El más recordado, el derbi ante el Celta de la primera vuelta, tras el cual Garitano explicó que la ausencia de Çolak “no fue una decisión técnica”. Pese a esta irregularidad, el otomano repartió un buen número de asistencias y anotó tres goles. Alguno de ellos, como el logrado ante el Athletic, de muy bella factura.

Estos chispazos de innegable calidad han despertado el interés de equipos como Valencia y Sevilla, aunque por el momento el jugador está realizando la pretemporada con total normalidad y no hay indicios claros de que vaya a abandonar el Deportivo en el futuro cercano.

Elige el once ideal del Dépor moderno: Mediapunta

Lo sentimos, no hay encuestas disponibles en este momento.

 

Sobre el Autor

Deportista y deportivista desde 1992. Gallego residente en Madrid. Comunicador audiovisual y periodista deportivo. @miguelspdx

  • Lucas

    No sé, no sé… Estoy entre Verdú y Fajr. 😝

  • forzadepor85

    Valieron era mucho mejor que djalma en todo,el mejor de nuestra historia