fbpx

Francis Uzoho, Pantilimon y un campeón sin copa en Chipre

0

El fútbol chipriota parece estar inevitablemente ligado a la polémica y a las decisiones tomadas en los despachos, como bien puede atestiguar Francis Uzoho. El último capítulo tuvo y está teniendo lugar a raíz de la decisión adoptada por la Asociación Chipriota de Fútbol (KOP) de dar por concluida la temporada. En su última asamblea los clubes aprobaron dejar desierto el título de campeón, suprimir los descensos y el reparto de las plazas europeas. Precisamente este último punto es el que ha suscitado la polémica.

La designación del Omonia Nicosia, club en el que ha militado esta temporada Francis Uzoho, como elegido para ocupar la plaza de Champions, se ha encontrado con la firme oposición de su anterior equipo, Anorthosis. Ambos conjuntos arrancaron la liguilla por el título, en la que compiten los seis primeros clasificados de la liga regular, empatados a 46 puntos. Máxima igualdad que se mantuvo tras la celebración de la primera jornada de la liguilla, la última disputada antes de que el coronavirus paralizase el fútbol chipriota.

Después de barajar diferentes escenarios, la KOP optó por no reanudar la competición este curso, y el gran problema llegó a la hora de decidir los equipos que representarán a Chipre en competiciones europeas. Y es que en el momento del parón Anorthosis y Omonia figuraban al frente de la tabla con los mismos puntos, pero con los de Famagusta líderes por su mejor golaverage general. Sin embargo, el criterio de desempate elegido para determinar el equipo que disputará la próxima Champions fue el resultado de los enfrentamientos entre ambos durante la liga regular. El empate sin goles de la primera vuelta y la victoria por la mínima de los de Nicosia en su feudo acabaron por decantar la balanza a favor del Omonia.

Así pues, el Omonia Nicosia será quien dispute la próxima edición de la Champions League en representación de Chipre. Un derecho que no viene ligado a la consecución del título, declarado desierto, y que ha despertado la indignación del Anorthosis. El conjunto de Famagusta parece dispuesto a agotar todos sus recursos en busca de hacer prevalecer sus derechos, algo que tiene pocos visos de prosperar, pero que de ser así podría derivar en la disputa de un partido de desempate entre ambos equipos para dilucidar quien de los dos ocupa la única plaza disponible en la máxima competición continental.

Francis Uzoho y Pantilimon en otra portería maldita

Omonia arrancó el curso con dos internacionales absolutos disputándose la portería. Por un lado Francis, y por otro el titular de la selección de Chipre, Konstantinos Panagi. Francis le ganó la partida y fue el titular hasta el momento de su lesión. En total 5 jornadas en las que encajó 4 goles. Ambos se lesionaron de gravedad jugando sendos partidos con sus respectivas selecciones el mismo día, 13 de octubre, y la misma lesión de rodilla.

Eso desembocó en un baile de porteros similar al que se vivió aquí en el Deportivo hace un par de temporadas. Primero contrataron a un brasileño ex del Oporto, Fabiano, que estuvo jugando hasta que se lesionó en un partido de liga a mediados de enero, lo que obligó a debutar al portero de la sub-21 de Chipre, Charalambos Kyriakides. Ante esa plaga de lesiones el Omonia acudió de nuevo al mercado y se hizo con la cesión de Costel Pantilimon, procedente del Nottingham Forest. El rumano debutó nada más llegar a Chipre y fue titular indiscutible hasta el parón de la liga. En total disputó 7 partidos, 6 de liga y 1 de copa, en los que encajó 4 goles.

Así que resumiendo, este año por la portería del Omonia han llegado a pasar 4 porteros (Francis, Fabiano, Kyriakides y Pantilimon) y dos más llegaron a ir convocados aunque sin tener minutos (Panagi y Nikolaou). Curiosamente, el nigeriano y el rumano también estuvieron presentes en esa temporada récord en la que el Dépor descendió después de haber utilizado hasta cinco guardametas: Los propios Francis y Pantilimon, con Rubén, Tyton y Koval.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.