Gaku Shibasaki, un jugador diferente en busca de su mejor versión

0

En pleno mercado estival, el Deportivo ya ha anunciado varias caras nuevas para la próxima temporada. La última, la de Koke Vegas, cedido por el Levante. Sin embargo, una de las llegadas que más ilusión ha despertado ha sido la de Gaku Shibasaki. El centrocampista nipón, pretendido ya por el Dépor en invierno, aterriza en A Coruña. Y para conocerlo mejor, le hemos pedido opinión a Juancar Navacerrada, periodista encargado de seguir la actualidad del Getafe para el Diario MARCA.

Así juega Gaku Shibasaki, el nuevo fichaje del Dépor

Gaku Shibasaki desembarca en Riazor con la idea clara de volver a ser el que fue, precisamente, en Segunda División hace tres campañas. El nipón dio el salto a Europa fichando por el Tenerife tras un excelso Mundial de Clubes en el que el Kashima Antlers plantó cara a todo un Real Madrid con doblete del nipón, balón de bronce del torneo por detrás de Cristiano y Modric.

Su paso por Getafe no fue como se esperaba. Derrochó calidad pero no encajó en el sistema de José Bordalás. Empezó bien, con golazo incluido al FC Barcelona, pero, una lesión en ese mismo encuentro -cuarta jornada-, le tuvo cuatro meses apartado del equipo. Lo había jugado casi todo hasta el momento y, poco a poco, Bordalás fue engrasando una máquina que, a la vuelta al ruedo del nipón, no tenía espacio para él.

Gaku puede jugar de mediocentro, posición con la que brilla en su selección, aunque también se le ha visto encarar desde la banda, incluso de mediapunta dentro de un 4-2-3-1. Su fragilidad física -lo que lo llevó a no triunfar en el Coliseum- es contrarrestada con creces con sus elegantes movimientos que hacen del japonés un jugador diferente. Para muchos, el que más calidad desprendía de la actual plantilla azulona.

Con 31 encuentros entre las dos temporadas sumando Liga y Copa, era un secreto a voces su marcha al, como se cita con anterioridad, no terminar de encajar en el estilo azulón. Ahora llega al Dépor para buscar su mejor versión. Ya en invierno Martí, que lo tuvo en el Heliodoro, pidió su fichaje que finalmente no se consumó tras el frenazo getafense en las negociaciones.

A la tercera fue la vencida y una de las mayores estrellas de Japón aterriza para buscar el ascenso a Primera División, algo que le negó, curiosamente, el Getafe en la 16/17 en unos playoffs de ascenso que finalmente sí le dieron plaza para jugar en la máxima categoría del fútbol español.

Sobre el Autor

Equipo de redacción de Riazor.org.